lunes 30 de enero de 2023
EMPRESAS Y PROTAGONISTAS E&P: Mundo gamer

Todo lo que hay que saber sobre el fascinante mundo de los videojuegos de automovilismo

Con variadas opciones para los numerosos dispositivos en el mercado, son juegos que ofrecen muchas posibilidades para el entretenimiento.

30-11-2022 11:30

El eje de los videojuegos de carreras es la competencia de velocidad. Puede ser entre vehículos, como las versiones de automovilismo, o entre personajes. Y en ambos casos los protagonistas pueden ser fantásticos o realistas. Existen juegos con dibujos animados aniñados y vehículos inventados. Pero también los hay con personajes que imitan a personas y autos reales, como los de Fórmula 1.

Este tipo de entretenimientos con los que nos vinculamos a través de la consola de videojuegos están sujetos a clasificaciones. Se los agrupa por el tipo de vehículos que circulan por las pistas para llegar primeros a la meta. Pueden ser motos, camiones, aviones, automóviles o vehículos de Formula1, entre otros. También se los clasifica según el modo de juego. Los juegos de carreras son un género en sí mismos. Pero a menudo se los considera una subcategoría de los videojuegos de deportes.

 

¿Cuáles son los componentes que generan fascinación por los juegos de automovilismo?

Los videojuegos son un producto y como tal están pensados para ser consumidos. Para atraer a la mayor cantidad de usuarios. Y para que estos usuarios se fascinen a tal punto de no poder parar de jugar. Lograr este objetivo tiene que ver con un conjunto de componentes que intervienen en la pantalla.

Los creativos de las empresas más importantes del rubro piensan en cada detalle. Para que los jugadores se perciban dentro del juego. Para que sientan que realmente están disputando una carrera. A pesar de estar manipulando una de las consolas Xbox desde el sillón de su casa. ¿Cuáles son los ingredientes de esta receta mágica?

Los competidores: se trata de los vehículos o personajes que protagonizan la carrera. Según el juego, el usuario controla uno u otro.

El área de juego: se refiere al ámbito en el que se lleva adelante la competencia de la consola portátil de videojuegos. Incluye el circuito, que puede ser de asfalto, agua o aire según el caso. Y las zonas periféricas y linderas. El corredor puede ver los bordes de la pista que no debe traspasar. Y en muchos casos las tribunas con el público alentando.

La velocidad: quizás sea el componente más atractivo para los jugadores. Saber que pueden dirigir un vehículo a cientos de kilómetros por hora sin correr riesgos. Los videojuegos de carreras tratan de llegar primero a la meta. Pero ir a mayor velocidad que los contrincantes no alcanza para eso. Mantener el control del volante es igual de importante.

De acuerdo con su experiencia y talento, los jugadores pueden elegir vehículos capaces de alcanzar más o menos velocidad. Y en algunas de las alternativas que se comercializan en las tiendas de videojuegos pueden pagar para optimizar el desempeño de los vehículos.

El manejo: como dijimos, la velocidad no lo es todo en los videojuegos de carreras. La combinación perfecta es lograr la mayor velocidad manteniéndose dentro de la pista. En los productos más sencillos basta con seguir las curvas y no traspasar la ruta. En los más realistas, como los de Fórmula 1, se suman factores. Los embates del terreno, los factores climáticos, la dirección y los cambios marcan la diferencia frente a la consola de videojuegos portátil.

Los controles: varían según el aparato. Los juegos de Arcade para Xbox suelen contar con controles más realistas. Simulan la cabina del automóvil, disponen de volante o manubrio similares a los del auto o la moto. Y pueden agregar pedales y palancas de cambio. Aunque pueden incluir periféricos especiales, los juegos de consola son manipulados a través de joysticks. Los más modernos tienen mandos con sensores de movimiento.

Existen juegos con dibujos animados aniñados y vehículos inventados. Pero también los hay con personajes que imitan a personas y autos reales, como los de Fórmula 1

¿Cómo se clasifican los juegos según su realismo?

Los videojuegos de carreras se dividen de acuerdo a su nivel de realismo. Los más realistas son los simuladores o semi-simuladores. Los fantásticos son los del estilo denominado Arcade.

Arcade: este estilo de juego disponible para consolas como Xbox prioriza el entretenimiento y la jugabilidad. Su eje está puesto en atraer al jugador mediante la acción y la facilidad de manejo. Algunos son íntegramente fantásticos y otros muestran una competencia real con características simplificadas.

Semi-simulador: son los videojuegos que prestan un balance entre el realismo y la jugabilidad. No son fantásticos, pero tampoco tan reales como para complejizar el entretenimiento.

Simulador: son aquellos que pretenden acercarse lo más posible a una carrera real. Dejando de lado la jugabilidad, apuntan a una representación realista de la competencia. Contemplan la injerencia del terreno y el manejo, armado y personalizado del automóvil. Manifiestan el desgaste y los daños y usan marcas reales de autódromos, vehículos y campeonatos.

 

¿Cómo se clasifican según la forma de juego?

Cuando miramos el precio de un Xbox en un local o sitio de ventas online no pensamos en esto. Pero los videojuegos con los que vamos a entretenernos con la consola se distinguen de acuerdo a la manera de jugarlos.

Carreras Arcade: es el género histórico y su principal objetivo es mantenerse ileso. En general, estos juegos cuentan con un tiempo estipulado para alcanzar la meta. Si el usuario no lo logra pierde automáticamente. Algunos determinan una cantidad de combustible como opción al tiempo.

Carreras deportivas: simulan las verdaderas competencias entre vehículos. El jugador debe llegar a la meta antes que los otros corredores, en las mismas condiciones. Al igual que en la realidad, se desarrollan campeonatos donde se suman puntos en diferentes carreras. Hay una calificación al final del torneo y también un campeón. Estos videojuegos, aptos para Xbox One, pueden representar pistas, pilotos y autos reales o ficticios.

Carreras de combate: a diferencia de las anteriores, los corredores disponen de armas o recursos para atacar a otros vehículos. Tienen la posibilidad de impedirles llegar a la meta generándoles obstáculos o haciéndoles trampa. Sus controles son simples para que los corredores puedan recuperarse de los daños rápidamente. Algunos incluyen dificultades físicas en las pistas para incrementar los niveles de acción.

Carreras de persecución: se centran en perseguir y detener a otro vehículo. Cual persecución policial, el objetivo es eliminar al adversario, atropellándolo.

 

Fuente: Goodlymedia. 

En esta Nota