domingo 04 de diciembre de 2022
ESPECTACULOS DIARIO PERFIL

Conozca a la rosarina que sedujo a Broadway

El creador de “West Side Story” eligió a Josefina Scaglione después de una única audición para encarar el mítico papel de María.

21-03-2009 14:14

Un “descubrimiento”. Así coinciden las críticas de varios diarios estadounidenses en definir la intepretación de la argentina Josefina Scaglione, de 21 años, la protagonista femenina del musical West Side Story en Broadway. Y aunque ella ya había dado algunas muestras de sus dotes para el canto, el baile y la actuación en algunas producciones locales, su talento fue elegido entre miles por el legendario Arthur Laurents –autor y ahora director de la obra–, para ponerse en la piel de María, una joven portorriqueña que, cual Julieta Capuleto de los 50, sufre por un amor prohibido.

Camino musical. Nació en Trelew, en la provincia de Chubut, pero a los 4 años su familia se mudó a Rosario, la ciudad que ella siente como propia y en la que pasó gran parte de su vida. Porque, después de todo, fue allí donde descubrió su vocación e hizo saber a sus padres que ella no seguiría la tradición familiar de estudiar Medicina, sino que se dedicaría de lleno a formarse para ser una artista.

Sus primeros pasos los dio en el teatro El Círculo, donde comenzó a tomar clases de comedia musical y consiguió el primer papel de su vida, en una puesta de la pieza infantil Annie. Tenía apenas 9 años y un futuro más que prometedor por delante.

Convencida de que eso era “lo suyo”, Josefina se anotó a los 13 en la escuela de Valeria Lynch, donde consiguió una beca que le permitía cursar sólo los viernes. De ese modo, sus viajes desde Rosario hasta Buenos Aires se tornaron semanales, siempre acompañada por su padre, José Luis. El esfuerzo valió la pena: a los 16, fue seleccionada para perfecccionar su técnica de baile en un colegio de Pittsburgh, en Estados Unidos. Y una vez finalizado el curso, la joven aprovechó el viaje para conocer Nueva York, la ciudad que la recibiría con los brazos abiertos apenas unos cinco años después.

Más información en la edición impresa
 

En esta Nota