viernes 07 de mayo de 2021
ESPECTACULOS 20 años de EL GOURMET
28-06-2020 04:39

El canal que cambió para siempre la cocina argentina

Desde el Gato Dumas hasta Felicitas Pizarro pasó una legión de cocineros por la famosa cadena que refundó la gastronomía como entretenimiento. Hablan Osvaldo Gross, Felicitas Pizarro, Roberto Petersen, Juliana López May y más.

28-06-2020 04:39

El 1° de julio del 2000, El Gourmet comenzaba su vida en la cultura popular como canal de cocina. Madi Ciriza, SVP de programación y adquisiciones de AMC Networks (dueños de El Gourmet) deja clara esa estela del canal: “Todo ha cambiado mucho, la gastronomía ha avanzado mucho. Si pensamos lo que era la gastronomía para la inmensa mayoría de los mortales hace veinte años es tan distinto a lo que es ahora... Hoy cualquier persona sabe de vinos, ha probado platos de otros países, y a eso, en la región de América Latina, es algo a lo que ha contribuido este canal”. Felicitas Pizarro (shows como Cocina para mis amigos, Las recetas de Felicitas y Felicitas parrillera) como chef y parte crucial de la vida del canal (y de nuestra cocina) lo deja todavía más en evidencia: “A lo largo de los años, El Gourmet enalteció nuestra cocina. La exportó a toda Latinoamérica dando a conocer nuestra comida, paisajes y productos como también nuestros mejores cocineros.”

Entonces, así sea a nivel institucional o a nivel de las decenas de chefs clase A que pasaron por allí, y crearon o hicieron más populares sus estilos y su figura, estos años sirven para reflexionar, quizás en su punto de ebullición más importante, sobre El Gourmet y su importancia cultural, sobre su presencia incluso para aquellos que nunca lo sintonizaron. Algo que Osvaldo Gross, maestro pastelero como pocos en la región, evidencia: “Cuando el canal abrió hace veinte años lo que hizo fue llevar a la pantalla a los chefs que estaban en los restaurantes, y que mucha gente no conocía y tampoco sabían de qué manera hablaban y explicaban, y llevó a la pantalla todos esos platos sofisticados y quizás con ingredientes fuera de lo común en ese entonces, y se descubrió todo ese mundo, la cocina de restaurantes, hoteles y banquetes.” Y agrega esta leyenda que estuvo más de diez años en la cadena: “Eso evolucionó y se transformó en una cocina mucho más amigable tendiendo a los usos y costumbres nuevos, la cocina saludable y vegetariana, entre otras. En un principio era un producto de lujo y hoy se ve como muy cercano y familiar, incluso los que estamos hemos cambiado nuestra manera de hablar y expresarnos para acercarnos a cada hogar y siempre las recetas que se mostraron sirvieron para que otros pudieran aprenderlas y transformarlas en herramientas de trabajo para poder defenderse en pequeñas empresas, microemprendimientos, para vender un producto y sacarle el jugo.”

Rincón de cocina. Desde el mítico Gato Dumas y Christophe Krywonis, Fernando Trocca y Soledad Nardelli, Mónica Cahen D’Anvers y su huerta y Pamela Villar y sus postres, Dolli Irigoyen e Iwao Komiyama, los nombres son muchos y fundacionales, y representan diferentes escuelas, estilos y formas de comer y cocinar. La producción original (un 90% de la programación), como bien resume el maestro mundial del asado y chef Roberto Petersen, es dueña de “miles de recetas, de técnicas y productos que ahora son patrimonio de cada familia. Subió la vara de la cocina en todas nuestras casas. ”

Iwao Komiyama, de clásicos como Wok & Roll, es quizás uno de los ejemplos más netos de la revolución amable que se acompañó desde cualquiera de las 14.500 recetas publicadas hoy en el sitio del canal (y juntadas en años de shows): “Fue un momento muy maravilloso: ser pionero de un canal, algo nuevo, mostrando a la gente lo que uno sabe hacer. Gracias a ellos logré mostrar mi cocina nikkei, el sushi, la cocina japonesa y asiática. Antes de El Gourmet habría uno o dos restaurantes nomás en Buenos Aires y muy pocos en América Latina, hoy hay miles y la gente come sushi como algo más.” Y da cuenta de una de las influencias más concretas de cómo la gastronomía como entretenimiento alteró nuestro paladar: “A mediados del 2005, un periodista muy conocido me dijo que había más de cuatro mil restaurantes en Argentina de tendencia asiática o de cocina japonesa, y me decía que eso fue por el gran trabajo que habían hecho los chefs junto al canal, para mostrar lo que era esa cocina. Fue la gastronomía que más creció en los últimos veinte años. Para entender eso, la gente antes comía pastas, pizzas, comida italiana y española, pero la comida asiática era totalmente diferente, así que todo eso se lo debemos a El Gourmet.”

Recuerdos. Juliana López May, chef y emprendedora, y que hiciera Juliana. Texturas y sabores deja en claro el vínculo sentimental de muchos que tuvieron un paso contundente por el canal: “Mis recuerdos son miles, tantos años, tantos programas… Fui creciendo junto con el canal. Hemos hecho viajes increíbles a Chile, Colombia, cocinando en vivo. Pensamos programas al aire libre como La huerta en tu casa, Especial Navidad con mesas llena de colores y amigos. Personalmente hice todos los programas que se me ocurrían y siempre tuve apoyo incondicional y ayuda al ciento por ciento.” Paula Méndez Carreras, otro ícono, establece como desde esos primeros días algo que se puede trasladar a la actualidad: “Lo que recuerdo es cerca del año 2000. Era un mundo nuevo para mí que venía de cocinas francesas, restaurantes y hoteles en Europa y creo que yo no era consciente del alcance que tenía el canal y que iban a tener los programas. El alcance fue tal que las señoras en el supermercado me miraban y yo me asustaba, no tenía noción del alcance de la TV. Veíamos la parte de ambientación, me acuerdo de una grabación que hacíamos para una marca y a mí no me salía, estuvimos siete horas y yo tenía que amamantar a mi hija y me fui de la grabación a las dos de la mañana (risas), no recuerdo ni cómo salió. Me acuerdo del equipo, de tanta gente detrás de escena, tantos detalles y tan cuidado todo. Eso es lo que aprendí. Siempre fue como una gran familia que tiraba toda para el mismo lado.”

Así, desde recuerdos y alteraciones al ADN gastronómico de la región, desde la nostalgia y el puro presente (allí están esos millones de seguidores en las redes), es difícil negar la importancia del canal. Todo se resume en las palabras de Madi Ciriza: En El Gourmet sabemos, aprendimos, todos juntos, como una familia, que la comida es más que la cocina, y la cocina es más que la comida.”

 

Las ollas en tiempos de pandemia

Soledad Nardelli, otra de las mujeres que han generado un fenómeno desde el canal, resume la importancia de El Gourmet: “Es sinónimo de ilusión. Siempre mostró lo contemporáneo, la actualidad gastronómica, a través de sus distintos programas, tanto a nivel de cocina familiar como profesional. Ilusión, sí, ilusión del espectador de querer ser parte de lo que está viendo, de esa receta y replicarla, de ese viaje, de estar en esa charla, en ese mercado, en esa ciudad. „Ser parte”, sentirse cómplice y compartir. Entregarse a lo que está viendo, disfrutar, relajar, aprender y desconectarse.”

Madi Ciriza, SVP de programación y adquisiciones de AMC Networks (dueños de El Gourmet) habla sobre los días de cuarentena, del Club Gourmet y de siete estrenos en parrilla: “Hemos seguido trabajando, nos hemos reinventado, hemos trabajado más que cuando pudimos estar en las oficinas, hemos hecho programas en los hogares de nuestros chefs más conocidos, y eso nos acercó, a la hora de los materiales, a nuestro público. La gastronomía ha crecido, nos hemos refugiado en la cocina: la cocina es el centro neurálgico de los hogares. Hemos vuelto a amasar, a hacer panes. Es la parte bonita de eso que nos toca atravesar juntos. Que la comida es más que la cocina, y la cocina es más que la comida.” ¿Cómo se define entonces lo que viene? “Producido por expertos, y dirigido a una audiencia muy exigente, es lo que hace que tengamos que estar al día. Nosotros no creamos tendencias: las seguimos. Ponemos el acento en comida latinoamericanas, en las raíces, las tradiciones. Eso hace que siempre tengamos diez ideas que nos debemos producir. Estrenamos más de 250 horas de contenido por año, y si fuera por nosotros haríamos muchas más.”

En esta Nota