Parcialmente nublado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 19 de diciembre de 2018 | Suscribite
ESPECTACULOS / SERIES
sábado 17 noviembre, 2018

El costo más alto de la edad dorada terminan siendo los actores

Más de diez actores ganan un millón de dólares por episodio. Con 520 series por estrenarse, generan un escenario donde los salarios de las celebridades comienzan a ser un problema.

Juan Manuel Domínguez

Apuestas. Bardem, el nombre por el que se juega Amazon. Kidman y Witherspoon cobran millones por Big Little Lies. Big Bang Theory termina porque uno de sus protagonistas creyó que el salario era poco. Foto: cedoc

¿Cuál es el costo de emplear celebridades de Hollywood en la edad dorada de las series? Mejor dicho: ¿cuál es su costo en el instante donde la expansión, la creación de plataformas al estilo Netflix, es una realidad muy cercana (Apple, Disney+ y más se suman a Netflix, Amazon y otras casi cien de estas plataformas) que necesita sí o sí contenidos, es decir, series con grandes nombres que sean anzuelo de suscriptores?

Es una pregunta simple, pero en realidad es otra de las preguntas claves del nuevo paradigma del entretenimiento. Una entre muchas, seguro. Pero cuando Jim Parsons dijo que no a cincuenta millones por las próximas dos temporadas de The Big Bang Theory, la sitcom más celebrada del momento, eso implicó la renuncia a US$ 1.136.000 por episodio. La cadena, entonces, decidió cancelar el show. Parsons junto a Kaley Cuoco y John Galecki ganaban un millón por episodio. Figuran en el Top Ten de los mejores pagos del universo de las series. Ese episodio dejó entrever, quiera o no, los costos si-derales de la pantalla chica y la forma en que las cadenas pagan montos a veces exagerados por sus estrellas.

CAMBIO LEGAL. Pagar mucho por talentos en la televisión no es ninguna novedad, pero en un escenario donde se están produciendo y por estrenar 520 series (casi un 65% de ese porcentaje corresponde a shows de plataformas online), esos montos permiten ver que la carrera por el mejor show tiene chances de no tener ningún ganador. Sobre todo desde que una nueva ley en California imposibilita a los empleadores a preguntar a posibles nuevos empleados cuánto dinero ganaban en su trabajo previo. La idea es anular la disparidad salarial, sobre todo aquélla que existe a la hora de mujeres y minorías, quienes se había establecido recibían menos salario en el comienzo de una carrera, y que esa brecha solo se perpetuaba en el tiempo gracias a la posibilidad de, precisamente, saber cuál había sido su salario previo.

Esa ley, sumado al nuevo escenario del entretenimiento en las series, tuvo un impacto tremendo en la estructura actual de los pagos en el Hollywood televisivo. En ese escenario los principales nombres de Game of Thrones (Kit Harington, Emilia Clarke, Peter Dinklage, Lena Headey y Nikolaj Coster-Waldeau) ganan US$ 500 mil por episodio, donde Reese Witherspoon y Nicole Kidman perciben un millón de dólares por episodio de Big Little Lies yNorman Reedus gana un millón por episodio de The Walking Dead (gracias a la partida de Andrew Lincoln del show). Pero la nueva ley ha aniquilado por completo un sistema a través del cual los estudios determinaban qué pagarles a un actor o actriz en base a su historial de salarios.

Permitió avanzar varios escalones hacia una igualdad salarial. Pero también compliplicó el proceso de casting en la actual edad dorada de las series, donde los pagos a actores, productores y demás nombres que son la cara del show, han llevado a un instante que muchos definen como una burbuja.

JUGUETES CAROS. Con tal de tener la nueva gran cosa, el show que será moda esa semana, las cadenas pagan montos exorbitantes que muchos aducen no podrán sostenerse en el tiempo y tan solo son un indicio de inestabilidad y falta de perspectiva. Hoy tan solo importa tener el producto que hará que ese canal o ese servicio de streaming sea novedad y eso con tal de generar una potencia y pre-sencia de marca para que cuando llegue el gran duelo de las plataformas (de Netflix a Walmart, todos quieren la suya: ¿cómo elegirlas, ya que no podrán pagarse todas? En base al contenido, claro), el cliente quiera de inmediato no perder las nuevas grandes cosas que generan tal canal y su plataforma o tal servicio de streaming.

Un problema para los Netflix, Amazon, Apple, AT&T, Costco, Hulu, Disney+ y el resto de las plataformas que quieren dominar el mercado: los presupuestos han aumentado y al mismo tiempo aquella obsesión de la mejor serie con el mejor nombre empieza a adquirir un costo cada vez más alto. Teniendo en cuenta esos tiempos y costos, vale recordar que Netflix gasta 8 mil mi-llones en producción de contenidos originales y los costos siderales que Amazon anunció para su serie de El señor de los anillos (alrededor de mil mi-llones) o los 8 millones que cuesta cada episodio de Game of Thrones. Entonces no es difícil ver que los salarios se disparan. Apple anunció que estaba generando una serie original basada en un show matutino televisivo y que tendría como protagonistas a Steve Carell, Reese Witherspoon y Jennifer Aniston. Se sabe que ellas cobrarán 1,1 millones de dólares por cada episodio y él US$ 600 mil por episodio. Julia Roberts factura US$ 600 mil por cada episodio de Homecoming, la serie de Amazon recién estrenada. Javier Bardem realizará una serie aún sin título sobre el explorador Hernán Cortés, y cobrará 1,2 millones de dólares por cada episodio del proyecto que producen Amazon y el Amblin de Steven Spielberg. Estos nombres también figuran como productores ejecutivos, por ende, tendrán aún más salario que el aquí detallado. Millie Bobby Brown, la estrella de Stranger Things y fenómeno en las redes sociales, también tendrá un salario extra, un plus, aunque sin la figura de productora. Los US$ 350 mil que cobra por episodio como actriz no son suficientes para dar cuenta de su importancia y el anzuelo que representa su presencia para una franja importante del mercado.

ESCALAFON. Si hay un inflación de salarios, ¿qué pasa con los actores que no son “cabeza de serie”? Ese es el nuevo duelo entre agentes y productores: establecer que si se genera determinado gasto en el nombre Clase A entonces eso tiene que resonar hacia abajo. Eso implica en ese mercenario mundo menos nombres grandes en roles más pequeños. Esa también es al razón por la que el paradigma de los 22 episodios va cayendo: temporadas más cortas son importantes para los tiempos de una celebridad. Si no puede filmar nada más por hacer una serie, entonces la serie debe generar un salario similar al cine. Esos 7 millones de dólares que ganarán Witherspoon y Kidman por los siete episodios de la segunda temporada (y hablamos solo de su actuación) son una prueba.

 Los salarios aumentan, por el fenómeno o por nuevas leyes, y ciertos sectores se han visto beneficiados cuando los estudios establecen un nuevo monto de pago (las mujeres de color, según voceros de cadenas al Hollywood Reporter). Con esas 520 series que se vienen, con actores que deben hacer más de una serie y con millones por episodio no solo en la serie sensación: ¿cuánto tardará el modelo en modificarse?


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4483

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard