3rd de March de 2021
ESPECTACULOS ‘Hard’
17-05-2020 02:18

El porno como empresa familiar

HBO estrena su nueva producción original: un show que muestra el forzado ingreso, como productora, de una mujer al mundo del porno en Brasil.

17-05-2020 02:18

Desde el 17 de mayo a las 23 se podrá ver Hard –primera temporada– por HBO y HBO GO. La palabra significa “duro” y la primera ficción creada con este título se conoció en Francia en el año 2008. Diez años después HBO Latin America, en coproducción con Gullane, emprendió la versión brasileña, que inició su rodaje en septiembre de 2018 para filmar 18 episodios de treinta minutos cada uno, que se emitirán en tres temporadas de seis capítulos.  

El mundo del cine pornográfico es el eje y fue Rodrigo Meirelles quien asumió la dirección general, aunque cada episodio contó con diferentes directores (Julia Jordão, Diego Martins y Luiza Campos). Los guiones sumaron miradas distintas de hombres y mujeres, buscando en esta bipolaridad la esencia particular, ya que este “porno” será mucho más feminista que el habitual. Es por eso que Danilo Gullane, Juliana Rosenthal, Patricia Leme, Mariana Zatz y Laura Villar emprendieron la creación de diálogos distintos que reflejaran ingenio y humor. La serie fue filmada íntegramente en locaciones de la ciudad de San Pablo.

La protagonista femenina, Sofía, es interpretada por la actriz Natália Lage. La historia de Hard empieza con la muerte de su esposo, es en ese momento en que descubre su verdadera profesión: productor de películas porno.

“No es un drama de una viuda –anticipó Lage a PERFIL en pleno rodaje hace algunos meses–, aunque la historia se inicia con la muerte del marido. La acción está trasladada de una manera muy suave e irónica, desde el momento en que descubre la verdad. Busqué junto a los directores ese trayecto del dolor al cambio de su vida. Son tres temporadas y todas son muy dinámicas”. Y agrega: “Ella se encuentra con que el nombre de la productora puede ser un homenaje a ella: SofiX. Se da cuenta de que vivió junto a un hombre durante 15 años sin conocerlo. Además debe asumir ‘esa’ herencia, o sea, tiene que seguir con esta particular empresa, porque es el sostén de su casa, aunque el negocio no está pasando por su mejor momento y decide dirigirla”.

“Es una serie que tiene alegría –continúa–. Sofía no es una viuda común, decide soltarse y meterse en este nuevo mundo. Debe conocer a esta gente que se transformará en su propia familia. Muestra cómo hay que dejar los prejuicios. Ella, aunque se había recibido de abogada, nunca había ejercido, para ser una simple mujer del hogar. No sabía de negocios ni conocía este ambiente hasta que lo debe hacer. Impulsa que haya más presencia de mujeres en este tipo de películas y que sean respetadas…es casi una mirada femenina sobre el porno sin saber que está haciendo feminismo. Busca filmar pornografía de calidad y que también puedan consumir todas las mujeres”.

Todo el equipo, incluyendo el director general, Rodrigo Meirelles, decidió investigar en profundidad el mundo de las películas pornográficas. Para eso se entrevistaron con quienes las hacían y mucho del humor que se verá en la serie tiene que ver con el juego que propone en este universo tan particular. También hay ironía en los seudónimos de los intérpretes, el galán será Marcello, como Mastroianni.

“Empecé a ver la serie original, la francesa, pero luego desistí –confiesa la protagonista Natália Lage–. En Europa fueron seis o siete temporadas, aquí en Brasil fueron tres. Me di cuenta además de que nosotros buscamos otro tipo de humor, siento que la versión de Francia es más metafórica. Creo que el público de HBO está abierto para ver esta temática, que antes fue tabú. El sexo y el humor son los dos temas prioritarios. El equipo que se formó es excelente y confío en que guste mucho. Ahora estamos más acostumbrados a ver gente desnuda y penes de goma”.

“A mi personaje –anticipa– le gustaba salir con sus amigas y cuidar a sus hijos. Estaba en su hogar, pero debe hacer un giro enorme porque se enfrenta a otra realidad. No serán iguales las tres temporadas, hay una evolución entre la primera y la última, el cambio se verá incluso en mi vestuario. Pasaré de la ropa oscura de una viuda muy formal a ir liberándome”.

Aunque ninguno quiere anticipar demasiado de los guiones, se sabe que la protagonista tendrá un romance con uno de los galanes de este mundo cinematográfico tan particular. “No sabía nada del porno –finaliza Lage–. Hice comedias y siento que el humor siempre ayuda a tratar todos los temas. Se muestra este universo, el de este tipo de cine, con alegría y diversión, suave y ligero. Como intérprete, una busca no perder nunca la naturalidad, para que no se dañe la humanidad”.

Del otro lado de la camara

Entrar en estas grabaciones es poder conocer de cerca no solo el profesionalismo de cómo se encaran las ficciones en Brasil sino también este universo tan particular como es el de la pornografía. Cada set de Hard que pudo visitar PERFIL estaba ambientado de manera diferente, aunque se podría decir que en todos imperaba lo kitsch. Mucho rosa, fucsia, pieles artificiales y cuerpos expuestos en afiches, insinuando posturas eróticas, quizas. Ahí mismo está el humor que mucho anticipan.

En el elenco de Hard hay una actriz argentina, más precisamente rosarina, que es Natalia Dal Molin. En Argentina había grabado novelas como Sos mi hombre y El elegido, y filmó la película Cuestión de principios, del creador rosarino Rodrigo Grande. “Decidí quedarme en Brasil hace pocos años ya que hasta 2016 estuve haciendo teatro en Buenos Aires –confiesa– Ya había tenido experiencias en este país porque protagonicé el corto O táxi de Escher, dirigido por Aleksei Adib y Flavio Botelho, que se estrenó en 2014. Aquí en Hard interpreto a Shana, una actriz porno, con un pasado swinger con su marido, con quien deciden sumarse a este particular cine”.

No será la primera vez que la televisión argentina emita este tipo de historias. En 2012, El Trece presentó Condicionados, con guion y dirección de Marcos Carnevale, quien imaginaba una familia dedicada a filmar películas pornográficas en la década del 80. Oscar Martínez encarnaba al director, Dicky Cocker, y al mismo tiempo esposo de la diva de ese género (María Laura “Lorna” Cocker), que personificó Soledad Silveyra.

*Desde San Pablo, Brasil.

En esta Nota