viernes 07 de mayo de 2021
ESPECTACULOS Ricardo Arjona
08-08-2020 04:06

"La industria de la música me aburre"

El cantautor presentó su último álbum Blanco. Varias de sus canciones nuevas ya son hits como El amor que me tenía.

08-08-2020 04:06

Es uno de los intérpretes internacionales que nunca dejó de sentirse profundamente latinoamericano. Así es el guatemalteco Ricardo Arjona, quien presentó su nuevo álbum, Blanco, de manera particular. Con una conferencia de prensa vía Zoom dialogó con los periodistas de su querida América, sin olvidar tampoco a España. 

Lanzó el álbum en exclusiva desde su sitio web en una movida única casi en la industria de la música a la hora de un nombre tan grande. “Por loco –dijo- para no aburrirme y para contradecir. Mi posición frente al mundo de la música y de la industria es de aburrimiento. Huele a urgencia financiera y deja muy poco al azar. Hay que elegir: o hacés lo que te piden, o lo que sentís. La plataforma fue una manera de unirnos y así dejamos de transitar los caminos de todos. Dan Warner (N.d.R. murió en septiembre del 2019) fue el que me dio el primer empujón para hacer este proyecto y Hongos es la canción que más lo recuerda”.

Entre las pasiones de Arjona se descubre la literaria. “Hay un acercamiento mío con Macondo y la soledad de los Buendía. – confiesa- Mi relación con García Márquez fue muy especial. Me tomé una avioneta desde Cartagena de Indias para conocer Aracataca, donde nació. Pero nunca quise conocerlo, aunque vivíamos muy cerca en México, en el mismo Pedregal, por la misma admiración que sentía por él”. 

Asegura que Blanco lo había terminado en enero. “Estar encerrado –subraya- te obliga a ponerte creativo. Creo que este disco fue el más defendido de todos. Prefiero seguir haciendo cosas a mi manera. El lujo más grande que me doy es hacer lo que se me da la gana… otros se compran aviones o coches”. Íntegramente grabado en el mismo estudio donde grababan Los Beatles: Abbey Road de Inglaterra. “Hace como tres años me agarró la enfermedad de Los Beatles –recuerda-  prácticamente todo tienen que ver con ellos y con el sello que dejaron. Es muy difícil encontrar música popular que no tenga su influencia, lo dijo Sting. Llegué a ese estudio 2 y estuve frente al mismo micrófono. Quitármelos de encima, en mi caso, es imposible. Allí grabaron todo, aunque es inmensamente incómodo. Tiene mucho en contra…una consola que da a una pared y tenés que bajar treinta escalones para estar con los músicos. Pero el sonido que se logra es único. Está impregnado en sus paredes y suena de otra manera”.

“La industria me da miedo hoy –confesó- por eso me hago a un lado. Te da miedo que te digan esa canción no va. O que te sugieran modificar un verso. Por eso, para no tener esos miedos hice un sello independiente que se llama Metamorfosis, donde tomamos nuestras propias decisiones. Quitarte los miedos es la posibilidad de salir adelante. Podría haberme quedado haciendo canciones con la música de Historias (1994)…e hice una inmensa contradicción. Es un afán para no encasillarme y no aburrirme.”

“Sigo apostando por volver a lo que teníamos antes. No imagino un recital frente a gente con tapabocas, ni a dos metros de distancia, pero soy consciente que va que adaptarse. Habrá que esperar que el mundo se reacomode. Sigan cuidándose y espero llegar a sus países lo antes posible”, finalizó.

En esta Nota