martes 24 de mayo de 2022
ESPECTACULOS ‘ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS SECRETOS DE DUMBLEDORE’
17-04-2022 04:22

La magia del universo Harry Potter regresa

El cierre de la segunda trilogía del mundo creado por J.K. Rowling representa el fin de la saga en la pantalla grande. Sus actores y su director celebran el fin.

17-04-2022 04:22

Jude Law dice: “No se trata tanto de un regreso del personaje, que sí lo es, si no de un proceso para redescubrirlo, algo que es poco frecuente con personajes icónicos como Albus Dumbledore”. Así define el famoso actor el cierre de la segunda trilogía del universo Harry Potter en los cines, Los secretos de Dumbledore. Y agrega: “No se trata tanto de sentir el peso en la historia del cine de las performances de Michael Gambon y Richard Harris, los actores que hicieron del famoso mago en los primeros films. Se trata de verlo todavía no completo, encontrando su camino, enfrentando su pasado, lidiando con su torpeza en la juventud y también ves el comienzo de su fe en la gente. Él ve lo bueno en los demás”. 

El nuevo film de Warner, coescrito por la creadora del mago más famoso del siglo XX, J.K. Rowling,  tiene muchos fanáticos. El mismo Law lo ratifica: “Siento que comencé a prepararme para este rol desde que leía los libros de Harry Potter a mis hijos antes de que se fueran a dormir.  Hay tanto en estos personajes para un actor, y hay tanto que puede fascinar sobre cómo se construye la magia. Cuando filmé mi primera película de esta saga, el segundo film de la nueva trilogía, Eddie Redmayne, que interpreta al protagonista Newton Scamander, me decía que la magia estaba ahí, que uno la siente. Y no hablaba en un sentido romántico, si no como para interpretar a estos personajes uno necesita establecer esa conexión con la idea de magia como posibilidad y como eso los define. Entender que la magia es poder y el poder dice mucho de las personas que deciden usarlo de tal o cual manera”. Es el ganador del Oscar Redmayne quién toma el guante de lo que dice Jude Law: “Es cierto. Amo la relación entre su Dumbledore y Scamander, que es un personaje único en este universo, que ama y cuida a los animales. Alguien que respeta por sobre todas las cosas a los seres vivos. Alguien que esta cómodo en su mundo, pero que también tiene el potencial de cuidar a su equipo, de ser un excéntrico líder. Es divertido mostrar un protagonista que cuida a los animales, que no es ‘el héroe’ y que se convierte en uno simplemente por sus fuertes valores”. 

El villano aquí es Mads Mikkelsen, que reemplazó a un cancelado Johnny Depp, e interpreta a Gellert Grindelwald: “Llegue al final, a la última película, y recién ahí me uní a la familia Potter. Solo esperas que sean amables contigo, y lo que descubres es el amor que hay en estos sets. David Yates ha dirigido muchos films de la saga Potter, y entendemos de inmediato que hay en este mundo que lo hace particular. Mi personaje es un incomprendido. Nadie quiere ser un villano, nadie quiere cambiar el mundo sabiendo que es el malo. Es entender ese rincón donde todo se rompió y él quizás no se dió cuenta”. Yates, el director que ha llevado a cabo siete films del universo Potter, dice: “Siempre es un placer traer actores tan diferentes a todos los sets. Hacer una película de Harry Potter, de ese universo, es una proeza en términos de tamaño. Es un lugar cálido, al que muchos llegan con mucho amor. Y cuando miro hacía atrás en todas las películas que dirigí de la saga Potter me conmueve ser parte de esto, pero no puedo dejar de pensar en todos los equipos que me ayudaron a hacerlos. Ahí aparece la lealtad, el cariño, lograr que el distinto sea el epicentro, la fuerza, la soledad. Me encanta que eso define a este universo en pantalla y me pone orgulloso que muchos espectadores hayan crecido a la par”. Y suma: “En esta película en especial, queríamos generar un poco de diversión después de tanto tiempo gris, de tanto tiempo encerrados. Cuando mostramos la película, uno de sus primeros espectadores era una persona muy joven, muy, y me interesaba mucho saber que pensaba de la misma. Me acerqué y le pregunté. Me dijo que le parecía una película muy humana. Considerando que hay peleas épicas, que hay juegos de magia, que hay tanto de donde aferrarse si te gusta, que ese joven haya precisamente haya decidido quedarse con lo humano es un hecho que me parece conmovedor y que funciona como testamento de todo lo que hemos hecho en esta saga a lo largo de los años”.  

Se suma a la voz del director David Yates, Tim Lewis, uno de los productores: “Una de las cosas más excitantes es crear un mundo literalmente mágico, recorrerlo, mostrar otros rincones, permitirnos jugar. Y sabemos que muchos espectadores ansían eso, que les puede representar muchísimo placer. Y, claro, después de lo sucedido, ver Hogwarts nuevamente es algo que conmueve. El cine muchas veces se puede sentir como casa. Esta película habla sobre la familia, la que construyes que no es precisamente aquella en la que naces, entender que es el sacrificio, entender la idea de ayudar a los demás como forma de definir quien eres, trata sobre el peso de tus elecciones  y entender que pueden cambiar o destruir el mundo de quienes te rodean”. 

Se suma Eddie Redmayne: “David es impresionante en el set. Te permite incluso improvisar en una producción tan gigante, y habló incluso de hasta dejarme improvisar lo que los animales fantásticos hacían. Fue maravilloso, y tanto lo fue que hasta volvimos al Gran Comedor”. El Gran Comedor, para los muggles no fanáticos de Harry Potter, es básicamente el salón principal de Hogwarts el colegio de magia donde el niño Potter comenzó su educación. Y esta película lo recrea literalmente, y eso, por supuesto, es bienvenido por los fans. La actriz Jessica Williams habla al respecto de ese regreso: “Piel de gallina. Yo comencé a leer los libros cuando estaba en tercer grado, y estar ahí, y ver los niños en sus uniformes, en sus trajes de mago. La verdad me dieron ganas de llorar. Quería entender lo que pasa, pero son esos momentos que te superan por completo, donde piensas ojalá le pudiera decir a la niña que fui que esto iba a pasar”.

 

EL maestro de la saga

Jude Law entiende casi como nadie a Dumbledore, el famoso mago del universo Harry Potter: “Es muy lindo cuando puedes aumentar el mito de un personaje que no lo necesita. Porque ese amor que hay en el mundo por el personaje realmente esta en el aire, y porque los que otros actores, como Michael Gambon y Richard Harris, han imprimido en su ADN son cruciales: la comedia, el cariño, la forma en que todo sale a la luz desde un humanismo didáctico, que confía en lo que alguien puede ser si se lo cuida y se aumenta su confianza”. Otra cosa que aparece explorada es el vínculo de amor entre Dumbledore y Gellert Grindelwald: “Dumbledore se sentía solo, era brillante pero de esa forma que el mundo quiere frenarte hasta sin darse cuenta. Y el amor de ellos dos es un amor de pares, de personas inteligentes y capaces. Es dónde aparece lo doloroso: Dumbledore elige un camino y Grindelwald otro por completo, pero eso no quita que sus chispas, que su amor haya desaparecido. Es muy difícil imaginar algo así”. Mikkelsen se suma esa reflexión: “La magia permite mucho, pero es necesario basarla en algo: acá es el amor. No se puede siempre ver desde los ojos del fan. Entonces la magia entre ellos dos es lo que los definió más que nada su tragedia, su formación y la persona que son, y la que podrían haber sido”.

En esta Nota