sábado 12 de junio de 2021
ESPECTACULOS Paula Morales y Fabian Vena
04-01-2020 02:10

Los celulares como hoguera de vanidades

El matrimonio de actores es parte de la nueva puesta de Perfectos desconocidos en Villa Carlos Paz. Confiesan que nunca se harían fotos privadas por miedo al hackeo. Festejan la sala independiente de Vena.

04-01-2020 02:10

Se conocieron trabajando juntos y parece que esa es una muy buena costumbre para el matrimonio de actores integrado por Fabián Vena y Paula Morales. Empezaron este año haciendo temporada en Mar del Plata en distintos espectáculos y hoy son parte de la oferta de Villa Carlos Paz con una comedia que en Buenos Aires resultó un éxito sostenido desde 2018: Perfectos desconocidos. En la versión actual, no es Guillermo Francella sino su asistente, Franco Battista, quien asumió la dirección. En el elenco renovado, además de Morales y Vena, estarán Romina Gaetani, Ileana Calabró, Nacho Gadano, Germán Tripel y Alejandro Müller. Las funciones se llevan a cabo en el teatro Melos de la ciudad cordobesa.

—Primero la película, luego la versión teatral: ¿qué creen que es lo más atractivo de “Perfectos desconocidos”?

VENA: Creo que el usar como excusa los celulares, que es hoy un objeto imprescindible para nuestras vidas y aparentemente inofensivo. ¿Quién no tiene uno? Hemos creado una dependencia de ellos y el autor la usó para ir desnudando a cada una de estas personalidades.

MORALES: Cada personaje aparenta algo pero por medio del celular se irá descubriendo quién es verdaderamente. Es un planteo sumamente ingenioso ya que parte de algo absolutamente cotidiano para todos.

—¿Vieron a los otros elencos… qué papel hacen ustedes?

V: Sí, los vimos pero con los del estreno. En mi caso interpretaré el mismo papel que hizo Peto Menahem y el personaje de mi mujer, que estrenó Magela Zanotta, ahora lo hará Romina Gaetani.

M: En mi caso, hago el de Agustina Cherri, la nueva que llega al grupo.

—Desde hace algún tiempo, por medio de los celulares se difunden desde momentos muy íntimos, como relaciones sexuales, hasta fotos de desnudos de actores muy conocidos, como fue el caso de Florencia Peña o Luciano Castro: ¿y ustedes?

M: De más está decir que el problema está en quien manda o hace circular ese material y no en quien se filma... cada quien es libre de hacer lo que quiera en su intimidad. Por mi parte, no me animaría a usar mi celular para algo tan privado. No sé cómo funciona todo eso del hackeo pero prefiero no arriesgarme a la posibilidad de que algo así me suceda personalmente.

V: Incluso mi vínculo con las redes es precario. Las tengo solo para difundir lo que hago en mi escuela de teatro, nada más.

—¿Es más difícil actuar en comedias?

V: Por lo general se cree que es más fácil hacer reír, y efectivamente es todo lo contrario. Primero porque nosotros los actores debemos vivir esta historia como un drama, eso será lo que provocará la risa del espectador.

M: La comedia no es un género menor. En esta obra en particular lo divertido para el público va a ser ver sufrir a los personajes. Cuanto más dramáticas y verdaderas sean para nosotros esas situaciones, más graciosas serán. Justamente por eso no podemos permitirnos las tentadas y vamos a necesitar, por suerte, mucha concentración.

—¿Cómo apareció tu vocación docente tan presente durante el último año?

V: Se la debo a ella (señala a Paula) ya que me impulsó a dar clases…

M: Cuando volvía de un ensayo o una grabación le pedía consejo a él y sus indicaciones eran tan claras y didácticas que sentí que si me ayudaba a mí con esa mirada docente podía hacerlo con los demás.

V: Después llegó la posibilidad de tener este lugar –se refiere a su escuela/teatro Poncho Club Cultural, en Villa Crespo– y cada día me apasiona más dar clases. Es guiar a los otros en el camino que uno transita y ama diariamente. Ya tenemos habilitado el espacio y estamos armando la próxima programación.

 

Los planes de 2020

Aunque mucho aún no pueden adelantar de sus proyectos, tanto Paula Morales como Fabián Vena sí tienen algunas certezas. “Volveré a  filmar una nueva película con Federico Palazzo –anticipa Morales–, es el mismo director de 4 metros, estrenada en noviembre, donde compartí elenco con Victorio D’Alessandro, Maite Lanata, Patricia Echegoyen, Facundo Espinosa y Osvaldo Laport. Pero ahora me convocó para un film donde, además de director, él será también el guionista. ¿En televisión? Por ahora nada, siempre te llaman sobre la hora…”.

Mientras que Fabián Vena no quiere anticipar un proyecto que asegura que sorprenderá ya que lo tendrá en un rol que viene ejerciendo de a poco: dirigir. “Este año me convocaron desde Rosario para poner en escena la obra Victoria, de  Susana Gutiérrez Posse, con Oscar Mori y Puli Rainero, en el teatro Cultural de Abajo. Pero podría decir que mis primeras experiencias fueron en conjunto con José Luis Arias cuando asumimos llevar al escenario Conferencia sobre la lluvia, del mexicano Juan Villoro, en 2018. Pudimos hacer numerosas giras y es el sueño de cualquier actor tener su propio unipersonal. Más tarde llegó: ¿Qué tenés en la cabeza?, de Beto Casella, que estrenamos el año pasado en Mar del Plata. Así fui descubriendo esta otra pasión, además de enseñar me encanta dirigir. Y lo volveré a hacer, creo que por partida doble”, finaliza enigmático.

En esta Nota