lunes 26 de julio de 2021
ESPECTACULOS HBO MAX
03-07-2021 03:27

Los primeros pasos del nuevo gigante

El streaming de WarnerMedia finalmente está disponible en Argentina y en otros países de la región. Sin sorpresas, su gran caballo de batalla en el lanzamiento que se dio el martes pasado fue Friends, la famosa sitcom cuya fama se ha agigantado todavía más a partir de la reunión filmada especialmente para la plataforma. Su arribo genera una mezcla de celebración y también de una pequeña decepción por la ausencia de algunos títulos originales y de algunos grandes éxitos que se pensaba que estarían desde el vamos presentes. Las claves y preguntas del suceso que aterra a Netflix y a Disney.

03-07-2021 03:27

Era fácil la nota simple: los contenidos imperdibles que estrena HBO Max en su llegada a la Argentina. Desde el martes, la plataforma de WarnerMedia está disponible en nuestro país. Y eso implica la llegada de un nuevo gran jugador a la guerra del streaming. Junto a HBO, Netflix, Disney+, DirecTV Go y Flow, y muchos más, están estableciendo una especie de patrón entre qué puede llegar a la región y qué no cuando hablamos de una plataforma de contenido con producciones originales. ¿Qué quiere decir esto? A diferencia de sus pares en otras regiones, muchos títulos en América Latina tienen tiempos de espera distintos, tienen licencias otorgadas a otros que hacen que la presencia de algunos títulos se haga esperar. Entonces las plataformas llegan, podría decirse, incompletas. Ese carácter incompleto puede ir desde la ausencia de un título que podría esperarse que estuviera, por ejemplo, la nueva serie animada de Harley Quinn o contenidos clásicos de animación de Warner como Las aventuras de Batman, algo que sucedió con HBO Max, o el famoso fiasco que se llevaron los suscriptores de Disney+ cuando encontraron allí solamente las dos últimas temporadas de Los Simpson. Ninguna plataforma, obviamente, va a anunciar aquello que se sabe que existe en otra región y que no tendrá aquí; a veces es difícil explicar el porqué de esa ausencia y a veces es difícil entenderlo, al menos el lado del consumidor (algunas veces se aduce que tiene que ver con no largar todo el contenido en una sola instancia; otras, se habla de límites del doblaje, y otras, como dijimos, esos derechos en esta región al menos son posibles de ser explotados por otra plataforma).

Lo que sí parece una tendencia en América Latina, a la hora de la llegada de las plataformas gigantes, es algo que pareciera definir el escenario en el cual viviremos: no suelen llegar todos los contenidos, seguro, pero también se genera un espectador latino que al menos difiere del ideal de otras regiones. Eso es lógico, pero a veces un poco, podría decirse, extraño. Se hace un recorte creando un espectador ideal latino, que a veces ignora determinados productos mientras estén, claro, los greatest hits. Por ejemplo, en el caso de HBO Max la ausencia de alguna temporada de Friends hubiera desatado un caos. Por supuesto, no sucedió. Pero Warner posee un catálogo de clásicos enorme, además del Criterion Channel, un canal de un distribuidor de películas que se ha especializado en conservar, cuidar y limpiar clásicos del cine. Hay clásicos en la plataforma, ahí están Cantando bajo la lluvia, El ciudadano y El mago de Oz, entre no tantos otros, pero al menos la presencia de otro tipo de cine, incluso hasta las películas originales de Godzilla en blanco y negro que sí existen en Estados Unidos, aquí no están presentes. Quizá sea cuestión de tiempo, claro. O de ofrecer a determinados consumidores menos contenido que los de otra región. Es raro: los clásicos son uno de los principales músculos de Warner en todo Estados Unidos y aquí se ha ignorado esa veta, incluso teniendo en cuenta que pocos otros canales pueden hacerle mella. Netflix y Disney allí son raquíticos. Será cuestión de entender los tiempos y las estrategias de HBO Max, que puede hacer bien todo lo que los gigantes hacen con inercia.

 

1 Los clásicos finalmente tienen dónde ser vistos

Pocas plataformas como Qubit a nivel local cuidan a los clásicos. Al menos hasta la llegada de HBO Max. Si bien la presencia de los clásicos en la plataforma dista del paraíso que podría haber sido, es innegable que películas como La adorable revoltosa, El mago de Oz, Ben-Hur, Un americano en París y otros hitos de Hollywood están aquí. Por supuesto, a veces la pasión por los clásicos es un gusto especial, pero es algo que está faltando en el universo de las plataformas grandes locales: algo que da cuenta de una curaduría que va más allá de los algoritmos. Por supuesto, la biblioteca de Warner está aquí presente de una gran forma. Hasta podría decirse que genera todo un nuevo espectro de contenidos.
 

2 Los originales de Max dan cuenta es una nueva fórmula

The Flight Attendant es el mejor ejemplo. Los originales de Max dan cuenta de una extraña fórmula que podría decirse que oscila entre la búsqueda por ser trending topic y al mismo tiempo una serie de calidad, al estilo, por supuesto, de la escuela HBO. La creación de Kaley Cuoco, famosa por The Big Bang Theory, es quizás el mejor ejemplo de todo lo que Max puede hacer y que ninguno de sus competidores se anima. Mientras Netflix segmenta y Disney defiende a ultranza sus franquicias, Max quiere generar nuevos lugares para talentos muy asociados a otro público: ese podría ser su gran acierto. En este caso, claramente, lo es. Euphoria y muchas otras series anteceden, pero hay una sorpresa en TFA que no existe en esos productos.
 

3 El universo DC reunió un solo Salón de la Justicia

Perdón por el tono geek, pero aquí se notan algunas ausencias. El universo de los superhéroes es donde quizás se nota más algunos cañonazos de programación: por ejemplo, Las aventuras de Batman y la serie animada de Superman de los años 90 brillan por su ausencia. También series como Batman Beyond o incluso Justice League Unlimited. Por supuesto está Teen Titans,  pero para sorpresa de muchos incluso hasta la serie adulta animada de Harley Quinn no está en el menú. Sí están los largos de Wonder Woman, incluso Mujer Maravilla 1984, todo Batman desde Tim Burton y gran parte del universo DC en el cine reciente. Y la megaanunciada versión de Zack Snyder de La Liga de la Justicia. DC animada sí ha sufrido una dieta en su llegada local. 
 

4 La química perfecta: la nostalgia de Friends

Un millón de posteos de #Friends generados el martes 29 de junio dejaron en claro quién es la estrella de toda la plataforma. Pero también echan una luz sobre otra guerra que se avecina entre las diferentes plataformas de streaming, y que tiene que ver con la posibilidad de disponer de bibliotecas enormes de show clásicos. Así como por un lado Friends: The Reunion era un evento especial que había que tener sí o sí, y que obviamente también se puede ver aquí. Eso sí: no hubo novedades de la famosa reunión de Max sobre una serie de renombre como The West Wing. Es crucial ver cómo el revival de Friends va a generar un apuro en la necesidad de un movimiento por parte de las otras plataformas. 
 

5 La comedia, el poder oculto a estallar

Expecting Amy muestra a la comediante Amy Schumer en todo el proceso de embarazo, y aprovecha su desfachatez y sus ganas de romper reglas a la hora de qué se puede ver y qué no. HBO desde siempre hizo de la comedia uno de sus estandartes. Este tipo de producciones son la kryptonita que HBO Max tiene para derrotar a la inanidad que inunda a otras plataformas a la hora de hablar de comedia. Lejos de la comedia simple, o de la comedia básica que se cree profunda porque le permiten ser una serie, o el stand-up que puede llegar a ser lúcido, HBO siempre asume riesgos mucho más allá de otras cadenas. Ojalá eso se vea aquí con creces. 
 

6 La animación infantil a todo motor y novedad

A la hora de los nuevos originales animados, que tiene títulos como el clasicazo Adventure Time, HBO Max busca alterar aquello que se puede esperar de la animación infantil. Por supuesto, esta poción mágica viene de Cartoon Network, una de las fuentes y de las señales aquí aglomeradas. Más allá de lo nuevo, un gran valor es el rescate de shows clásicos, por ejemplo Las chicas superpoderosas o incluso varias temporadas de Los Picapiedras. Obviamente la biblioteca animada de Warner da para más, pero esta primera instancia es tremendamente satisfactoria. Gumball, Pocoyó, Ben 10, o Clarence: no hay dudas de que Cartoon Network es rey a la hora de los dibujos animados y HBO Max lo luce. 
 

7 La biblioteca de HBO y sus muchos habitantes

Sex and The City llega de vuelta a la pantalla, y en este caso los episodios de la famosa serie de los años 90 han sido remasterizados. Pero lo cierto es que a la hora de clásicos que uno puede ver una y otra vez sin parar, nadie puede con HBO. Aquí están Los Soprano, Game of Thrones y muchos otros nombres que han marcado diferentes momentos de la televisión. En ese sentido, la presencia de HBO no reniega de sus títulos actuales, de hecho están todas las temporadas de Last Week Tonight with John Oliver, pero nadie va a quedar defraudado por la cantidad de series dignas de maratón aquí presentes. De Chernobyl a Mare of Easttown o 30 Monedas: aquí HBO gana como ninguna plataforma antes. 
 

8 Todo lo que hay de nuevo, viejo

Si hay un secreto, no tan secreto pero sí extremadamente precioso dentro de toda la plataforma de WarnerMedia, esos son los Looney Tunes. A semanas del estreno de la segunda Space Jam, la vitalidad de las creaciones de la Warner vuelve a estar en boga. Y por suerte aquí hay contenido de sobra para comprobar porque son los dibujos animados más poderosos de la historia del medio. Para empezar la novedad: Looney Tunes Cartoons, una serie original que genera nuevos contenidos con Bugs, el Pato Lucas y demás integrantes de este paraíso absurdo. Pero las trufas escondidas en el, digamos, barro, son los cortos de Looney Tunes clásicos, que aquí aparecen de a docenas.

 

9 Las realizaciones con nombres gigantes

Let Them All Talk  implicaba la presencia de un nombre de tamaño colosal en la historia de Hollywood, Meryl Streep, y otro no tan grande, pero igual de contundente, en la dirección: Steven Soderbergh. El resultado es una forma de evidenciar que todavía cadenas como Netflix no han logrado dominar: a la hora de la producción original, a veces se necesitan películas que entiendan perfectamente el potencial del cruce entre el casi estoy en una sala de cine y no estar en una sala de cine. Hay películas que simplemente han logrado salir al mundo en una plataforma, y eso se nota. Pero aquí todo funciona a la perfección, con la inteligencia que solo Soderberg puede generar y la cacidez que solo Meryl le puede dar una película.
 

10 El dilema de los estrenos de cine

Cuando HBO Max anunció que sus estrenos, que sus estrenos gigantes, irían al mismo tiempo tanto en la sala de cine y en su plataforma, la gran pregunta fue qué sucedería con nuestra región. Hasta ahora la respuesta era que los estrenos tendrían un mes de existencia en los cines, para después existir en las plataformas. Sin costo extra alguno. Pero a la hora de abrir la plataforma, nos encontramos con un panorama distinto. Godzilla vs. Kong, una película que estuvo bastante tiempo en cartel, no está disponible. Mortal Kombat, que apenas llegó a estrenarse, se puede ver digitalmente en otras plataformas pagas. Tom y Jerry, que también se pudo ver por algunas semanas, no está disponible. Por ahora, es difícil entender el criterio.

En esta Nota