miércoles 06 de julio de 2022
ESPECTACULOS DIEGO CAPUSOTTO Y NANCY GIAMPAOLO

Los secretos del último capocómico

El artista de la comedia y la periodista cultural han generado juntos un ciclo de charlas bajo el título de El lado C de Capusotto, donde, precisamente, hablan sobre el detrás de escena de la capacidad creativa del famoso actor. Un recorrido que va desde sus clásicos hasta anécdotas de su vida en la risa.

28-05-2022 04:43

El año pasado, Diego Capusotto estuvo girando por distintos lugares del país junto a la periodista Nancy Giampaolo en el marco de una serie de encuentros que hicieron el deleite de cientos de fans. Con el título de Capusotto Lado C, el formato de lo que el actor prefiere llamar “charla abierta” es el de una entrevista intervenida por la proyección de algunos sketchs de Peter Capusotto y sus videos, y un feedback cálido con un público siempre ansioso por ver de cerca a una de las figuras más populares y, al mismo tiempo, menos mediáticas del país. Todo parece improvisado, pero el capocómico aclara que “hay una estructura en la medida en que se trata de una conversación con preguntas y respuestas que van a armando una especie de relato, pero es cierto que el espacio para la improvisación es grande. En algunas oportunidades, de hecho, ha llegado a participar el público”. Para Giampaolo, trabajar con él resulta muy sencillo porque “es capaz de hacerse eco de cualquier cosa que le plantees y siempre tiene ocurrencias por fuera de lo esperado. No hay temas que no se anime a tratar, no hay nada prohibido y eso, para un periodista, es un lujo”. 

Aunque tuvo otros nombres como El Lado B de Capusotto y Capusotto sin filtro, el título Capusotto Lado C terminó por imponerse, al menos por ahora: “Como el espíritu de lo que hacemos es tan, por decirlo de alguna manera, versátil, el nombre puede volver a cambiar”, dice Giampaolo, quien sabe sacar partido en el escenario de los años de amistad que tiene con el actor, llegándole a preguntar sobre aspectos de su vida desconocidos para espectadores siempre ávidos por saber más acerca de una estrella a la que nunca se ve exhibiendo ni sus amores, ni sus tristezas, ni sus alegrías, ni sus logros en la megalómana arena de la virtualidad. La flexibilidad del formato deja las puertas abiertas para que aparezcan cuestiones que van desde grandes temas como la política, a cosas cotidianas, como las relaciones de familia o amistad. También hay lugar para reflexiones críticas sobre ítems que se debaten en los medios, como la cultura de la cancelación o la corrección política, y para repasar una extensa trayectoria profesional que abarca ciclos televisivos que hicieron historia como Cha Cha Cha y Todos x 2 pesos, películas, obras de teatro y una incursión temprana en el underground porteño de los años 80. En su diversidad de impresiones (hay risa, emoción, sorpresa) el evento se torna irrepetible y, que transcurra en atmósferas diferentes, también suma a esa sensación estimulante de estar ante algo que ocurre por primera y última vez.      

Los próximos 24 y 25 de mayo, El Lado C de Capusotto se hizo presente en la provincia de Santa Fe, primero en Rosario y luego en San Nicolás, de la mano del sello cultural Encuentro Itinerante, gestor de buena parte de las presentaciones. “Cuando vamos a pueblos del interior -dice Capusotto- a veces muy chicos, otras no, hay con la gente una relación de mucho afecto y también, si se quiere, de curiosidad”. El 4 de junio, el dúo visitará Mercedes, provincia de Buenos Aires, y regresará a Santa Fe los días 9, 10 y 25 y 26, recorriendo las localidades de Casilda, Firmat, la capital de la provincia y Paraná. “Me gusta la cercanía que propone un encuentro de estas características. Es diferente a estar haciendo ficción, actuando sobre un escenario, pero al mismo tiempo tiene algo de eso porque el público está ahí con uno”, cuenta el actor que nunca mostró interés en las redes sociales, algo que comparte con Giampaolo, quien sólo usa una cuenta privada de Instagram y nunca probó con Twitter, a diferencia de sus colegas. “El problema de Twitter es que ahí son todos jueces, y yo, antes, prefiero ver el crimen” ironiza Capusotto que, en el marco de las charlas, consultado por su partenaire, suele explayarse con mayor detalle en sus razones para no exponerse en Internet. Giampaolo coincide en que “la tendencia a emitir juicios apurados sobre cualquier persona o tema es insoportable” y agrega que le impresiona ver como “hay usuarios que dicen que quieren dicen que quieren limpiarse de las redes o abren y cierran su cuenta porque se saben incapaces de controlar la pulsión de usarlas, estableciendo una relación como de adictos, con todas las connotaciones negativas que carga esa palabra”. Quizás por esa vocación compartida en la que la cercanía física con otros y la imposibilidad de editar o adornar la realidad mediante artificios virtuales constituyen un valor, El Lado C de Capusotto es un fenómeno que sólo puede verse en vivo, sin pasar a ninguna plataforma digital. Puede haber presentaciones en las que el actor esté más introspectivo, llegando a tener a veces un tono inesperadamente confesional, y otras en las que despliegue muchas de las comicidades que lo han transformado en una figura que detona una sonrisa automática en casi todo el que lo cruza. 

Siempre lejos del autobombo, el creador de tantos personajes incorporados definitivamente a la cultura popular local, valora del público “la curiosidad frente a esto que son charlas en las que uno hace autorreferencia, pero siempre es una autorreferencia a partir de la que aparecen cosas que para mí son más interesantes que hablar exclusivamente de mí. Suelen ser más interesantes precisamente porque desbordan lo autorreferencial y hacen eco en los que están viendo y escuchando. Si hablo, por ejemplo, del libro de poesía y fotos que hice con Daniel Berbedés, lo más probable es que la poesía como lenguaje o modo de expresión termine por establecerse como tema, mucho más allá de mí, porque no voy a hablar solamente del libro o cómo me ubiqué yo frente a ese hecho”. 

Capusotto y Giampaolo también publicaron libros en 2021, él uno de poesías y fotos titulado Lo que teme la noche, y ella Feminismos: Liberación o dependencia y Género y Política en los que aborda con una perspectiva crítica el reciente boom de los activismos de minorías. Quizás hablen de ellos en la Feria del libro de Almirante Brown, donde se presentarán el 23 de junio, mientras que el 3 de julio llegarán al teatro Morón, del cono urbano bonaerense.  El 5 y 6 de agosto visitarán La Plata y Benavidez respectivamente, y el 13 y 14 del mismo mes llegarán a la Patagonia con presentaciones en Cutral Có y Neuquén. Al ser consultado sobre la rebeldía que algunos le adjudican, Capusotto, fiel a su estilo, concluye: “Yo dejaría la palabra rebeldía para cosas más urgentes”.

 

Entre libros y escenarios

“El libro es algo que tenía en mente y aproveché los momentos de la pandemia en los que no se podía salir para hacerlo” cuenta Capusotto a propósito de su libro de poesías Lo que teme la noche, en el que los versos son acompañados por fotos de Daniel Berbedés en blanco y negro. “Me pareció que una forma de hacerle honor a eso de estar adentro era darle lugar a ese viejo anhelo que tenía, ordenándome para poder concretarlo, que fue lo que hice. Durante tres meses me puse a escribir más o menos a la misma hora en los mismos papales y esa clase de rutinas. Y así salió”, explica el actor que mostró a través de esas poesías una faceta completamente diferente a la habitual. Consultado por la posibilidad de un nuevo volumen dice que “ahora está la posibilidad de que salga otro, no sé cuándo será, pero cada tanto vuelvo a escribir. Quizás la poesía sea ya una pertenencia, pero no en términos de objetivo, es decir que no me impuse sacar otro libro, quizás lo haga quizás no, pero escribo. En el momento del anterior si me puse algo más parecido a un objetivo y así fue que en esos tres meses de junio a septiembre de 2020 que me concentré en eso”.   

Giampaolo, por su parte, publicó tres libros en 2021, dos dedicados a aportar una mirada crítica y poco usual sobre el movimiento de género Feminismos: Liberación o dependencia y Género y Política y otro con entrevistas a los escritores Ana Maria Shua, Alan Pauls, Martín Kohan y Ariana Harwicz titulado La literatura frente al Estado y el mercado: Radiografía de la corrección política.

En esta Nota