lunes 26 de septiembre de 2022
ESPECTACULOS Misha Collins

Quince años de lucha entre el Bien y el Mal

El actor, uno de los protagonistas de Supernatural, analiza el fenómeno de la serie de culto que finaliza.

15-12-2019 02:22

Los martes, pasada media hora de la medianoche, Warner Channel está emitiendo los capítulos finales de una historia que comenzó hace 15 años. Supernatural, la serie creada por Eric Kripke, completa en esta, su temporada número 15, el recorrido de los personajes protagónicos. Desde el inicio, en 2005, Jared Padalecki y Jensen Ackles interpretaron a los hermanos Sam y Dean Winchester, respectivamente. En la cuarta temporada, de 2008, se sumó el actor Misha Collins, quien hace de un ángel llamado Castiel. Los 314 capítulos totales, distribuidos en temporadas de, en promedio, 22 entregas, terminan con la definición entre la vida y la muerte, para Sam y Dean, junto a Castiel, frente a una invasión zombi. Misha Collins habla sobre el gran final en exclusiva para PERFIL.

—¿Considerás que existen puntos de contacto entre el mundo sobrenatural de la serie y el mundo real?

—No creo que exista tal relación. En la serie, los eventos sobrenaturales suceden todo el tiempo y son muy diferentes. Hay monstruos, espíritus, voces contra las cuales luchamos… pero nada de esto existe en el mundo real. En el mundo real existen otras fuerzas malvadas contra las cuales debemos luchar cuerpo a cuerpo, y que no pertenecen al mundo de lo sobrenatural.

—¿Cuál es la misión de tu personaje en la serie? ¿Podrá lograrla?

—La serie es épica, porque tenemos que luchar contra las fuerzas que quieren destruir nuestro mundo. La misión que nos fue encomendada es detenerlas. Es una lucha sin fin, pero no puedo contar el final de la serie. Entre las interpretaciones de la serie, están las cuestiones del colapso de la humanidad y el colapso de la libertad. Cerca del final sabremos si tenemos el poder de cambiar eso.

—¿Qué sensaciones te aparecen en torno al final de una serie de tan larga duración?

—Me siento extraño, porque formamos un gran equipo, una gran familia donde nos cuidamos entre nosotros. Somos felices trabajando juntos, pero al mismo tiempo somos actores, y tener el mismo trabajo por muchos años no es lo que uno quiere hacer toda su vida. Nunca pensé que la serie fuera a permanecer en la pantalla tanto tiempo. Tenemos que decir adiós y comenzar otro ciclo, otro capítulo de nuestras vidas, otro trabajo. Parte de la vida de un actor es desarrollarse en otros papeles, quizás en otra serie o una película. Yo voy a cumplir con mi papel hasta el final del ciclo y después preguntaré a los guionistas de la serie si ellos tienen otras historias en las cuales pueda participar.

—¿Qué escenas favoritas, qué escenas aterradoras recordás de la serie?

—Previo a empezar a filmar, vi episodios en mi casa antes de irme a dormir y esa noche fue horrible; no soy el tipo de personas a las que les gusta este tipo de películas... Pero mi escena favorita sucede en un patio donde le disparo con un arma de fuego a un ser que en realidad no está ahí. Y el momento más aterrador es cuando, con el filo de una espada, atravieso una y otra vez a alguien, y todo está cubierto con sangre: esa es mi escena favorita de la serie. 

En esta Nota