Neblina
Temperatura:
14º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 25 de junio de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / Crítica televisión
domingo 26 mayo, 2019

Tuca y Bertie: La neurosis del día a día de una amistad femenina

La serie animada de Netflix posee gran nivel para retratar con humor el mundo femenino.

Juan Manuel Dominguez

La serie de Lisa Hanawalt para Netflix es deudora de su antecesora, BoJack Horseman. Foto: Netflix

Calificación: Muy buena

 

Lisa Hanawalt ha sido parte del equipo que produce la famosa serie animada BoJack Horseman. Además, es una historietista distinta, con ideas que se parecen simples en ejecución pero que son poderosas en su forma de comunicar, de expandirse, generalmente gracias a su mezcla de comedia y vivencia sentida (sin ahogarse en ese betún que es la autobiografía). Este antecedente deja en claro por qué Tuca & Bertie es una serie animada distinta a pesar de compartir, y nunca negarlo, el universo visual de BoJack Horseman con su trazo simple, su mundo realista y sus seres antropomórficos (sean plantas o, como las protagonistas, una tucán y una pájara).
Establecidas las coordenadas de BoJack Horseman, una serie que apuesta siempre a la sonrisa más bien implosiva y a la exploración de determinada idea de crisis existencial mientras usa a Hollywood como trasfondo de sus absurdos, Tuca & Bertie hace algo diferente. No es tanto la misma fórmula destilada en otro universo, que podría ser la neurosis del día a día de una amistad femenina en el mundo moderno, sino crear una serie más cercana a una sitcom, que juega intencionalmente con sus caricaturas para, por instantes, salirse de sus límites (o los límites que se cree puede tener una comedia irreverente que apela a cierto sinsentido) y ahí sí meterse con esquirlas más profundas, como la misma naturaleza de una amistad, como el abuso de poder, como el #MeToo, como confesiones de situaciones traumáticas de índole sexual. 
Tuca & Bertie no es mejor por ir a esos temas: no creemos la famosa división entre comedia y ahondar en profundidades de los personajes. Precisamente, al sentirse más ligera que BoJack gracias a su permanente idea de jugar visualmente (cada pasaje de escena a escena es inventivo, alterando la expectativa de lo que podemos ver en pantalla y dosificando la incoherencia desde otro lugar) se hace más amable, más cercana, menos Hollywood, y ahí es donde aprende a ser, a la hora de los sentimientos y la comedia, más letal, algo que logra en tono gracias a sus voces (la actriz Tiffany Haddish y Ali Wong). 
Tuca & Bertie es otro de los grandes aciertos del mejor Netflix: aquel que ha permitido shows adultos de animación que no buscan ser un eructo de todo aquello que Los Simpson fundaron, masticaron, reciclaron y extinguieron.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4671

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard