domingo 29 de mayo de 2022
ESPECTACULOS ‘UN PAPEL EN EL VIENTO’
26-03-2022 04:11

¡Viva el teatro!

26-03-2022 04:11

Mi historia con Pacho O’Donnell es de larga data. Nos conocimos en 1983 cuando trabajé como actor en una versión suya de Vincent y los cuervos, compartiendo el elenco con Jorge Marrale y María Fiorentino, entre otros.

Y ahora, en este 2022, al mismo tiempo que nos recuperamos como podemos de tiempos difíciles, abrimos otra vez el telón en el teatro El Tinglado, ya como director, de nuestro séptimo trabajo en común. Con una obra inédita en el puro sentido de la palabra, ya que en ella Pacho despliega un universo dramatúrgico y poético bien diferente al de sus anteriores producciones. Un papel en el viento se desarrolla en un ámbito que no se descubre qué es, donde habitan cuatro personajes, Mónica, Bill, Diego y René, no se sabe desde cuándo, ni sabe por qué razón. Pero con una inquietante teatralidad y un curioso humor se irán descubriendo sus recuerdos, sus miedos, sus deseos y frustraciones. Hasta que un inesperado acontecimiento los enfrentará al dilema universal y existencial de elegir entre una libertad amenazante e imprevisible, o un infierno desquiciante pero previsible.

No puedo dejar de mencionar a todo el equipo: Nicolás Amato García, Juan Manuel Correa, Pablo Flores Maini, Julieta Pérez y Emma Serna, que han sabido dotar a sus personajes de singularidades en las que más de una persona podrá verse reflejada. También acompañan los diseños de escenografía de Hector Calmet, de vestuario de Paula Molina, de luces de Miguel Morales, la música original de Sergio Vainikoff, la producción ejecutiva de Essentia Producciones y la asistencia de dirección de Christian de Miguel.

Con Pacho, a través de todas estas horas de vuelo, hemos sabido construir un verdadero “matrimonio” creativo, en el cual voy conociendo el material mientras va germinando, y eso permite que también vaya descubriendo mis propias asociaciones sensibles y conceptuales, que culminarán en la puesta en escena. Es un trabajo de gran confianza y generosidad, esenciales en cualquier aventura  teatral.

A propósito, recuerdo en este momento cómo comenzó A la izquierda del roble, que protagonizan el mismo Pacho, Alejandra Darín, Marcelo Balsells y Sergio Vainikoff. Conversando sobre la posibilidad de soñar una nueva realización, Pacho me contó sobre algunas imágenes que le andaban rondando. Una de ellas era un homenaje a Mario Benedetti. Apenas lo escuché le dije: “¡Esa!”. Inmediatamente, con su inagotable capacidad de trabajo, se abocó a la escritura de lo que luego se cristalizó en un querido espectáculo, que ya transita su cuarta temporada en el Centro Cultural de la Cooperación, habiendo también tenido la satisfacción de llevarlo al mismísimo país natal de poeta.

Siempre he creído en la fortaleza del encuentro inaugural entre un autor y un director. Quizás sea como reacción a las épocas actorales, donde era menos frecuente que se le permitiera al autor asistir a los ensayos. Y cuando al fin venía, terminaba llorando, colmado de emoción al escuchar y ver representados sus textos, o maldiciendo a lo loco porque no estaba de acuerdo con nada de lo que se había encontrado.

De la misma manera he tenido el honor y la alegría de dirigir varias obras de autores como Patricia Zangaro, Tito Cossa (con quien estrenamos tres obras que partieron de la hoja en blanco improvisando con los actores), Carlos Gorostiza, Mario Diament, y muchas otras de tantos e importantes autores nacionales. Porque al confiar profundamente en nuestra dramaturgia, en todo el camino como director, no he llevado a escena una sola obra que no sea de dramaturgia Argentina.

Afortunadamente nuestro papel en el viento también confirma el indestructible romance entre la platea y el escenario, y que ningún virus maldito que contagia y mata, podrá con el apasionado “bichito” del rito teatral, que da emoción, reflexión. Vida. Así que hoy, más que nunca ¡viva el teatro!

*Director y actor.

En esta Nota