Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de julio de 2019 | Suscribite
INNOVACION / CICLO ‘CIUDADES DEL FUTURO’
sábado 27 octubre, 2018

Cuando la oficina, la movilidad y los pagos cambian

PERFIL convocó a Patricio Fucks, de WeWork; a Mariano Otero, de Uber; y a Ana Furey, de PayU, para hablar de cómo se están adaptando las urbes a los nuevos hábitos de la mano de la tecnología. Ideas, propuestas y debate.

por Luis Di Lorenzo

Ciudades del Futuro Foto: CEDOC

La tecnología redefine la urbanización, las relaciones laborales y sociales, las formas de transporte y los medios de pago. En un debate organizado por PERFIL sobre “Ciudades del futuro”, tres firmas disruptivas analizaron los cambios actuales, la regulación y las nuevas formas de comunicación.

El homeworking no funcionó”, sostuvo Patricio Fuks, el CEO de WeWork en Latinoamérica. Su negocio es proveer espacios de oficina sobre la base de una membresía. “La gente necesita estar junta y está volviendo a las ciudades”, aseguró. Eso llevará a la necesidad de aumentar la densidad en los edificios. Para 2020 se prevé que el 40% de los trabajadores serán emprendedores o autónomos. A ellos apuntan con los servicios. “Hay un problema habitacional”, agregó.

El futuro del transporte vaticina autos compartidos, que se conduzcan solos, con información de los sensores y señales instalados en la ciudad. “En movilidad las ciudades son bastante malas”, señaló Mariano Otero, CEO de Uber en Argentina, en el debate moderado por Agustino Fontevecchia, director ejecutivo de Editorial Perfil. “La infraestructura crece de forma lineal mientras que la población lo hace de forma exponencial”, señaló.

Ciudades del Futuro: Es posible ser sustentable

Incluso las licencias para taxis –que pusieron el grito en el cielo y más tras la llegada de Uber al país– están estancadas. “Pensamos el auto como un servicio. No se necesita tener un auto, que se usa solo el 4% del tiempo, si se puede tener uno a disponibilidad. Pasa a ser un bien compartido”, remarcó Otero.

Con un mundo más conectado, las operaciones financieras también empiezan a escalar a nivel global, según explicó Ana Furey, VIP Sales Executive en Latinoamérica de PayU. “Aspiramos a tener plataformas con opciones de pago en todos los países”, explica sobre el servicio.

El marco regulatorio es uno de los grandes temas a los que se enfrentan estas empresas. Además de la pelea entre taxistas y Uber, está el caso de los hoteles y AirBnb. Fuks, de pasado hotelero, reconoce que “tiene que haber algo que regule” para poner en igualdad de competencia. “Pero todo se está desregulando. Está pasando en todas partes”, indicó.

Ciudades del futuro: empresas de vanguardia

Las leyes van acompañando una necesidad de regulación”, explicó la representante de PayU. En el caso de las fintech y el e-commerce, el Banco Central se mostró más activo, según Furey. “En e-commerce dictaron leyes para blanquear el costo financiero y cuidar al consumidor. Pero falta regulación para que todos los actores fintech puedan recurrir a los mismos beneficios”, agregó.

Para Otero “hay que regular los nuevos negocios”, pero contemplando las particularidades. “Para Uber, necesitamos regulación que contemple lo que es Uber, que no es el ingreso principal y donde se pueden trabajar 15 horas semanales”, remarcó. La innovación, aseguró, “es positiva. Hay que pensar también en el ecosistema que se genera”.

Para que los modelos disruptivos y de empresas B avancen, uno de los factores es que sean rentables. “Llenamos los edificios que tomamos”, sostuvo Fuks sobre el modelo WeWork, que funciona a escala global, aunque con particularidades. Buenos Aires, por ejemplo, todavía no es rentable. “Pagamos alquileres en dólares y cobramos en pesos”, reconoció, con el impacto de la devaluación de este año.

En el caso de Uber, Otero señaló que “los inversores están sedientos porque hay pocas empresas que crezcan tanto”. Sin embargo, la aplicación “perdió dinero casi todos los años”, pero “es líder en su categoría”. “El camino a la rentabilidad está”, aseguró el representante de la firma que se prepara para su IPO para 2019.

Ciudades del Futuro: Qué es el Network effect

PayU recibió una fuerte inyección de fondos de un grupo inversor. Tampoco compite con los bancos. “Es una fintech de servicios tecnológicos y los bancos son socios. La capilaridad, más allá del margen de ganancia, permite estar en todos los países, aunque en alguno camine más que en otro”, detalló Furey.

Comunidad. En algunas ciudades del mundo, Uber –que en Buenos Aires negocia con el Gobierno la habilitación– ofrece el carpooling (Uberpool): un vehículo que se puede compartir con otros pasajeros en una ruta determinada. Y comparten la tarifa. “Los gobiernos llevan cincuenta años promoviendo el carpooling sin tener éxito”, sostuvo Otero.

Nuevas apuestas y otros negocios

“Empezamos a operar el 12 de abril de 2016. En esa primera semana, Uber estuvo todos los días en la tapa de los diarios”, recordó su CEO, Mariano Otero, sobre la gran cantidad de publicidad gratuita. Las quejas de los taxistas le dieron notoriedad: en esa primera semana 350 mil personas bajaron la app. Hoy su comunicación con la base de clientes –de cuatro millones de personas en el país– es por correo, para tenerlos al tanto de novedades y la pelea legal. En medio de las negociaciones para la habilitación y tras el visto bueno para operar en Mendoza, también se encaminaron a la publicidad tradicional.

La fintech PayU, por su parte, optó por las campañas a los clientes. B2B, o business to business. La opción de la publicidad no tradicional fue la elegida por WeWork, como los adworks en internet. Pero Fuks sostuvo que la clave está en el boca a boca. “Los edificios se llenan por las redes sociales y son reacciones espontáneas”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4692

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard