martes 18 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Operación Cruz del Sur
06-01-2021 21:00

¿Qué hace un buque de la Guardia Costera de EE.UU. en el Atlántico Sur?

La embarcación de la clase Legend, la más avanzada en servicio en la 'Coast Guard' estadounidense, llegó en un viaje sin precedentes en la historia reciente de la fuerza marítima del país del Norte.

06-01-2021 21:00

El USCGC Stone (WMSL 758), United States Coast Guard Cutter (USCGC), salió de Pascagoula, Mississippi, el 22 de diciembre para un despliegue de varios meses en el Atlántico Sur con el objetivo de colaborar en la lucha contra la pesca ilegal, conocida a nivel internacional como INDNR o pesca ilegal no declarada y no reglamentada, que el Comité de Pesca (COFI )de la FAO (Food and Agriculture Organization) dependiente de las Naciones Unidas, en su sesión del año 1999, la consideró como una cuestión de alta prioridad y recomendó la elaboración de un plan de acción internacional para prevenir, desalentar y eliminar, este mal. 

Para muchos la navegación de este sofisticado buque de patrullaje marítimo estadounidense, entregado a la fuerza en el mes de noviembre pasado, forma parte de una estrategia que busca intervenir en los asuntos internos de la región, con el foco puesto en los inestimables recursos naturales. Impresión que se ve incrementada por lo manifestado en el comunicado de prensa publicado en el sitio de la Guardia Costera, donde se expresa:

"La Operación Cruz del Sur se lleva a cabo en conjunto con el Comando Sur de los Estados Unidos, encargado de administrar las operaciones en América Central y del Sur trabajando en colaboración para garantizar que el hemisferio occidental sea seguro, libre y próspero. En septiembre de 2020, la Guardia Costera publicó la Perspectiva estratégica de pesca ilegal, no reglamentada y no declarada, que reafirma nuestro compromiso con la seguridad marítima mundial, la estabilidad regional y la prosperidad económica".

Por su parte, fuentes de la Cancillería Argentina, consultadas por la agencia Télam, aclararon que las comunicaciones con las autoridades de EE.UU. se limitaron a acordar los términos de la visita a puerto y la bienvenida al barco y fueron totalmente independientes de las actividades que el buque patrulla Stone de la Guardia Costera estadounidense pueda tener o no previstas para la travesía que emprenderá durante varios meses a lo largo del Atlántico Sur, en el espacio soberano de otros países sudamericanos. O sea que no desmintieron ni confirmaron, nada.

Coast Guard USA 20210105

Cómo es el "USCGC Stone"

El USCGC Stone cuenta con el equipamiento más avanzado puesto a disposición de la fuerza marítima estadounidense. Forma parte de la última generación de buques conocida como Clase Legend, iniciada con el cutter Bertholf (WMSL 750) que entró en servicio en agosto de 2008.

Se supone que no contando con "poder de policía" por estas latitudes, tareas que ejercen la Armada Argentina (ARA) y la Prefectura Naval Argentina (PNA), el poder disuasorio del armamento del que dispone, un cañón automático de un tubo, calibre 57 mm. con control automático de disparo (instalado a proa), sistema de defensa antiaérea Phalanx, ametralladoras pesadas Browning, calibre .50 BMG y ametralladoras ligeras M240B, calibre 7,62 x 51 mm., no le hará falta.

Pero el Stone tiene un sofisticado sistema de electrónica capaz de obtener información de inteligencia muy valiosa, como el registro minucioso del movimiento de los pesqueros y sus tripulaciones, datos de matrículas y el registro de las comunicaciones.

El Stone tiene para estas misiones C4ISR (Mando, Control, Comunicaciones, Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) un sistema de guerra electrónica AN / SLQ-32 y varios vehículos aéreos no tripulados (drones). 

Coast Guard USA 20210105

Nueva ley de pesca

A nivel local, desde octubre del año pasado entró en vigencia una nueva ley de pesca que incrementó las multas para los buques que cometan ilícitos y le dio al tema una nueva perspectiva de acción, reflejada en el desarrollo de las misiones de vigilancia y control que la Armada Argentina y la Prefectura Naval Argentina, realizan en forma permanente en la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA) y el área adyacente. Recientemente se firmó un convenio marco entre los Ministerios de Defensa y de Seguridad, así como también un convenio específico ARA-PNA.

En los últimos días, el destructor ARA La Argentina, la corbeta ARA Granville, el aviso ARA Puerto Argentino, (un buque de apoyo que puede contribuir al control de los espacios marítimos), y unidades de la PNA, fueron desplegados sobre la línea que delimita el borde exterior de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA) para seguir e identificar buques pesqueros, principalmente de China y Corea, concentrando los esfuerzos mar adentro, desde la altura de la Base Naval Puerto Belgrano (sur de la provincia de Buenos Aires) hasta Rawson (Chubut), extendiéndose el boca oriental del Estrecho de Magallanes. La acción naval fue consolidada con el reconocimiento aéreo efectuado por aviones Beechcraft B-200 y Grumman S-2T Turbo Tracker. 

Coast Guard USA 20210105

El Atlántico Sur, un tesoro codiciado

La novedad más importante a nivel coordinación operacional la brindó la Armada, al proponer un proyecto al Estado Mayor Conjunto (EMC) de creación de un Comando Conjunto Marítimo (COCM), que tendrá por finalidad optimizar el empleo del instrumento militar para la vigilancia y control de los espacios marítimos; centralizando en un Comando Conjunto que dependa del Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas toda la actividad operativa desarrollada, excepto las que correspondan a actividades de adiestramiento o que estén relacionadas con operaciones de Salvaguarda de la Vida en el Mar.

La fauna marina del Atlántico Sur es depredada por un número no determinado de pesqueros, por estas horas se cree que son más de 130, que se mueven muy cerca del límite de 200 millas que protegen el área económica de la Argentina. Aunque algunos de ellos se adentran más allá de lo permitido, en esa zona legal internacional que les facilita el saqueo. Los barcos son de origen chino, en su mayoría, y se dedican, principalmente, a la extracción de calamares. 

Por lo pronto, el patrullaje del cutter estadounidense de 127 metros de eslora (largo), con una manga (ancho máximo) de 16 metros, un desplazamiento de 4.500 toneladas, velocidad máxima de 28 nudos (unos 61 Km/h), alcance de 12.000 millas (19.000 Km.) y una dotación de 120 tripulantes, se moverá en el límite de la zona económica y solo se adentrará a algún puerto cuando, por ejemplo, haga falta reabastecerse, en cualquiera de los países por los que pase en su derrotero. 

hv / ds / fotos: US Coast Guard