sábado 19 de junio de 2021
POLICIA HISTORIA DE las victimas
04-04-2020 01:30

Bajaron casi todos los delitos pero el aislamiento no detiene a los femicidas

Las denuncias de robos y hurtos descendieron un 90% en todo el país. En catorce días de cuarentena al menos doce mujeres fueron asesinadas por sus parejas.

04-04-2020 01:30

Coronavirus, aislamiento, distancia, reclutamiento. Desde que se extremaron las medidas de seguridad y las calles se vaciaron para combatir el coronavirus, las cifras de inseguridad bajaron considerablemente. Pero los crímenes de género no cesaron. Una mujer fue asesinada cada 28 horas desde que se decretó la cuarentena social obligatoria.

Los robos, hurtos y otros delitos vinculados con la inseguridad cayeron un 90% en todo el país, según datos del Ministerio de Seguridad. Si bien las fuerzas de seguridad federales demoraron a 23.345 personas por incumplir con la cuarentena desde el 20 de marzo hasta el 2 de abril, en el mismo período los femicidios no pararon. Datos de la ONG La Casa del Encuentro indican que 12 mujeres fueron asesinadas en 14 días.

El 20 de marzo comenzó el aislamiento obligatorio decretado por el gobierno nacional. Al día siguiente hubo dos femicidios: el de Susana Melo (51), en Bahía Blanca, y el de Lorena Barreto (32), en Puerto Libertad, Misiones.

Mientras la atención máxima está puesta en el crecimiento de los infectados por Covid-19 en nuestro país, la otra pandemia no se detiene.

Susana Melo, Lorena Barreto, Verónica Soule, Claudia Repetto, Solange, Cristina Iglesias, Ada Iglesias, María Florencia Santa Cruz, Yoana Romero, Romina Leiva, Romina Videla y una beba, cuya identidad no trascendió, son las mujeres que fueron asesinadas en la cuarentena. 

Un caso que no figura en esta lista es el de Pilar Riesco, la joven estudiante universitaria de 21 años que murió el 15 de marzo pasado al caer de un cuarto piso de un edificio del barrio porteño de Pompeya. Esta semana la Justicia entendió que su novio la arrojó por el balcón y confirmó su detención.  

En la nómina de la ONG, las víctimas tienen entre dos meses y 53 años. En todos los casos el victimario era del entorno. En el 50% de los hechos el agresor fue la pareja o ex pareja. En el resto el agresor fue el padre, padrastro, hijo o un conocido de la asesinada.

“No salgas de tu casa para que el virus no se propague” es la recomendación que partió desde el Gobierno y desde el Ministerio de Salud. Paradójicamente, ese lugar que te protege del coronavirus es el sitio elegido por los femicidas para actuar. En los primeros tres meses del año se registraron al menos 86 femicidios según el reporte del Observatorio Ahora Que Nos Miran. El 62% de esas muertes fueron en la vivienda de la víctima. Los 14 días de reclusión obligatoria no fue la excepción: el 42% de los hechos se produjeron en la casa de la mujer.

Cristina Iglesias (40) y su hija Ada (7)  fueron encontradas enterradas en el fondo de su casa en Monte Chingolo, Lanús. Abel Romero, novio de Cristina, fue detenido en la localidad de Rafael Calzada.

Ese mismo día hallaron el cuerpo de Claudia Repetto, en Mar del Plata. La mujer llevaba 27 días desaparecida. Fueron sus hijos los que atraparon al ex novio de su madre y así Ricardo Rodríguez confesó dónde la había enterrado. 

Romina Videla murió el pasado jueves, después de agonizar cinco días. Su pareja, Héctor Carrizo, está detenido acusado de haber prendido fuego la casa en la que vivía la víctima. 

Verónica Soule también fue quemada. Su pareja dijo que la chica se había querido suicidar, pero la familia de la víctima lo acusó por femicidio. El 25 de marzo, la joven falleció y sus dos hijos se quedaron sin su mamá.

Trimestre. Un femicidio cada 29 horas hubo entre el 1° de enero y el 30 de marzo pasados, según el informe elaborado por el Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven. En el mismo período del año anterior, contabilizaron 87 hechos.

“Marzo suele ser de lucha por la conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora, pero este año se suma otra particularidad para las mujeres: el aislamiento social, preventivo y obligatorio. En este escenario, las mujeres que sufren situaciones de violencia se encuentran más expuestas porque, en la gran mayoría de los casos, conviven con su agresor”, destacaron desde el Observatorio.

La pequeña Guadalupe Eseiza (10) fue asesinada el 2 de marzo por su primo que intentó abusar de ella en la localidad bonaerense de Lobos.

El último día del mes de la mujer, se produjeron dos femicidios más. Yoana Romero (31) murió en Capitán Bermúdez, provincia de Santa Fe, por los golpes que le propinó su pareja Fabián Gamarra (44). El hombre se escapó después del hecho y luego fue detenido. En la madrugada la policía halló el cuerpo de María Florencia Santa Cruz, hija de un comisario inspector retirado, colgado de un alambrado en Tigre. Las cámaras de seguridad del municipio lograron dar con el asesino.

María Alejandra Sarmiento (22), atacada a puñaladas ayer por su ex pareja, se convirtió en la quinta víctima de femicidio en la provincia de Tucumán en lo que va del año. La pandemia de los femicidios no se detiene a pesar del aislamiento social para que no se propague el Covid- 19.

 

Ellas no están solas

Ada Rico*

Las estadísticas indican que el lugar más inseguro para una mujer que está en un vínculo de violencia es la vivienda compartida. En este período de “aislamiento obligatorio” con el agresor, y en la mayoría de los casos con sus hijas e hijos, se agudiza en ellas la sensación de desprotección, vulnerabilidad y soledad.

Por esto es fundamental que sientan que su entorno la acompaña.

¿Cómo las acompañamos? A través de la tecnología, generando puentes de comunicación. Es importante incentivarlas a que utilicen los grupos de WathsApp, mensajes y redes sociales; que mantengan conversaciones generales que le permitan estar en contacto con sus afectos; que tomen por costumbre tratar de comunicarse diariamente con alguien de su confianza para que se sienta contenida y, a la vez, que el agresor sepa que no está sola. Como siempre decimos las compañeras de La Casa del Encuentro “el silencio protege al agresor”.

Es este el silencio el que tenemos que derribar con la energía de nuestro acompañamiento.

En este momento difícil, la presencia en forma virtual las fortalecerá y cuando este “aislamiento” termine podrán encontrar el camino de salida hacia una vida en libertad.

*Presidenta de la ONG La Casa del Encuentro.

 

Servicios

◆144 podés comunicarte desde cualquier lugar del país, las 24 horas del día. O al 137, en Capital Federal.

◆También se habilitó un mail a lí[email protected] 

◆Por WhatsApp el contacto es a través de los números (+54) 1127716463 / (+54) 1127759047 / (+54) 1127759048. 

◆También podés bajar una App gratuita a tu celular. Buscá 144 desde Android o App Store y se descarga. Estos son todos los canales habilitados por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

En esta Nota