lunes 05 de diciembre de 2022

Caso Rawson | Mangeri habló con peritos pero no declarará ante el juez Ríos

El único imputado por el crimen fue evaluado por psicólogos aportados por su abogado, Miguel Ángel Pierri. Cómo seguiría la causa.

30-06-2013 21:01

Psicólogos de la defensa de Jorge Mangeri, quien es investigado por el crimen de la adolescente Ángeles Rawson, comenzaron hoy a elaborar un perfil del portero en el marco de la estrategia que busca excluirlo del homicidio, de cara a la citación prevista para mañana ante el juez Javier Feliciano Ríos.

Los psicólogos Marcela Diodati y José Luis Mendiola, del departamento médico forense del estudio de Miguel Angel Pierri, evaluaron hoy a Mangeri en el penal de Ezeiza donde se encuenra detenido.
"Está muy angustiado, pero está muy bien atendido", resaltó Diodati y confirmó que el portero "sabe" que mañana tiene que ir a Tribunales ante la convocatoria judicial.

Sin embargo, la psicóloga no pudo determinar si Mangeri responderá entonces a la indagatoria porque, dijo, "eso lo deciden los abogados". Mientras tanto, trascendió que el encargado de Ravignani 2360 se negará a declarar.

Pierri, defensor de Mangeri, se entrevistó el sábado "cara a cara" con su cliente en el penal tras lo cual dijo que le creía pero dispuso que se le realicen estudios para determinar "si está apto psicológicamente" para presentarse ante el magistrado que investiga el homicidio de la adolescente.

Además, el letrado señaló que el caso "no esta cerrado, ni por la mitad". "Habría que tomar muestras ADN a todos, todos", aseveró en su cuenta de Twitter.

Para preparar su estrategia defensiva, Pierri realizó además interconsultas con bioquímicos y genetistas de Valencia, España, y de Programa Inocente de Pasadena, en Estados Unidos.

Presentación. Mangeri fue citado para mañana a las 9 por el juez porteño Javier Feliciano Ríos. El portero llegaría a los tribunales porteños acompañado por Pierri, en su primera representación oficial como defensor. De ese encuentro, el juez resolverá si disponer su eventual procesamiento.

La principal prueba en contra de Mangeri son los restos de su ADN que se hallaron bajo las uñas de la adolescente, más allá de que en la primera declaración el propio portero dijo ser el responsable "de lo que pasó en Ravignani 2360", el edificio donde vivía la estudiante.

En esta Nota