domingo 04 de diciembre de 2022
POLICIA DIARIO PERFIL

“Era él”, aseguró el hombre que vio a Barreda

El odontólogo habría violado el beneficio del arresto domiciliario, según denunció el dueño de una casa de pastas del barrio Belgrano.

07-03-2009 10:19

La historia se repite. Hace exactamente seis años Arquímedes Puccio admitía en una cámara oculta que violaba el arresto domiciliario. La difusión del video, que fue reforzado por el testimonio de siete vecinos que ratificaban haber visto al jefe del clan saliendo de su casa a pesar de la prohibición, desató un verdadero escándalo y obligó a la Justicia a revocar la medida. Seis años después, no es Puccio el que no respeta las restricciones que impone este beneficio alternativo a la prisión preventiva, sino otro de los tristemente célebres personajes de la crónica roja argentina: el odontólogo y múltiple asesino Ricardo Barreda.

“Era él, no tengo dudas”, confesó a PERFIL uno de los testigos que lo vio realizando compras. Si bien en este caso no existe una filmación que pueda certificar la denuncia que el año pasado radicó un comerciante del barrio porteño de Belgrano, donde el dentista más famoso fijó domicilio el 23 de mayo de 2008, las pruebas testimoniales recolectadas por la Justicia y el último informe psicológico y técnico elaborado por el Patronato de Liberados y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) podrían obligar a la Sala I de la Cámara Penal de La Plata a revocar la medida. Según fuentes judiciales, la suerte del cuádruple homicida podría definirse la semana próxima.

Entre otras cosas, los camaristas deberán analizar a fondo el informe pericial que sugiere que Barreda “no estaría adaptándose muy bien al arresto domiciliario”, y el reciente planteo realizado por sus abogados, Eduardo Gutiérrez y Claudio Gigli, quienes le reclamaron a la Sala que amplíe el espacio de encierro, aduciendo que su defendido “necesita caminar” para recuperarse de una operación de hernia a la que fue sometido hace tres meses y medio.

Más información en la Edición Impresa

En esta Nota