martes 03 de agosto de 2021
POLICIA lleva cuatro días desaparecida
19-06-2021 02:40

Guadalupe no aparece, crece la angustia y ofrecen recompensa

La nena de 5 años desapareció el lunes a las 7 de la tarde en la ciudad de San Luis, cuando jugaba en la vereda con otros niños. Más de 400 policías y bomberos la buscan por cielo, agua y tierra.

19-06-2021 02:40

La angustia y la desesperación crecen con el paso de las horas. Ya pasaron cuatro días desde que Guadalupe Lucero (5) desapareció de la puerta de la casa de su tía en San Luis, cuando jugaba con otros niños en medio de una fiesta de cumpleaños familiar, y los investigadores no tienen pistas certeras sobre su paradero. 

A “Lupe” la buscan por cielo, agua y tierra. Con drones, gomones, caballos y perros rastreadores, más de 400 policías y bomberos participan de los rastrillajes por la ciudad capital.   

Pero casi no hay datos de su paradero. Ni el “Alerta Sofía”, que difunde de manera inmediata su imagen e información a través de dispositivos móviles, redes sociales y medios de comunicación masivos, sirvió –al menos hasta el momento– para obtener algún indicio sobre su posible destino. Frente a la falta de noticias, el gobierno nacional decidió ayer ofrecer una recompensa de 2 millones de pesos para quien aporte información sobre el paradero de la nena. 

El mensaje desesperado de la mamá de la nena desaparecida: "Es mi hija, me la tiene que devolver"

Los investigadores trabajan sobre la hipótesis de que Guadalupe está viva y que alguien de su entorno se la llevó engañada. Desde que desapareció circularon distintas versiones, aunque ninguna de ellas prosperó.

Héctor Zavala, abogado de Eric Lucero, papá de la nena, criticó ayer las filtraciones que vinculan lo ocurrido con una presunta venganza narco. “Estos hechos solo sirven para sumar angustia a Erick y poner en peligro su seguridad personal y la de su familia ante la reacción popular”, señaló el letrado. 

“El papá de Guadalupe es una persona de bien, que trabaja en el Plan Solidario, en un hospital, de lunes a viernes, y los fines de semana está con sus hijos”, indicó. 

Además, aclaró que “acompaña” a Lucero porque aún “no existe imputación alguna” sobre el hombre y señaló que “estos rumores han hecho que deba pedir un botón antipánico por miedo a que le quemen la casa”.

“El padre de Guadalupe pasa momentos de angustia y dolor” y estas versiones “no solo no suman, sino que desvían la investigación y retrasan la posibilidad de encontrar a la niña”, añadió Zavala, en declaraciones a la agencia Télam.

La búsqueda de Guadalupe está centrada ahora en la zona de La Punta y el Dique Chico. Ayer, durante todo el día, buscaron pistas al oeste de la Ruta 3 y realizaron un total de 17 allanamientos, aunque no obtuvieron resultados.    

La abuela de Guadalupe Lucero dio detalles de la persona que se llevó a su nieta

Angustia. Los padres de Guadalupe están desesperados. “Que me la devuelva. Es mi hija, tiene que estar conmigo, me la tiene que devolver: no tiene por qué estar con otra persona. Que me la devuelva sana y con vida”, pidió este miércoles Yamila, su mamá.

Según la policía puntana, desde que comenzaron a buscarla, ya se realizaron más de cien allanamientos en la ciudad. Con nieve y temperaturas bajo cero, rastrillaron distintos barrios, especialmente en la zona sur. 

El jefe de Relaciones Policiales de la provincia de San Luis, Lucas Chacón, prefirió mantener reserva sobre las medidas judiciales, aunque afirmó que no descartan “ninguna hipótesis”.

Guadalupe fue vista por última vez el lunes 14 de junio pasado a las 19 en la manzana H del barrio 544 Viviendas, en el sur de la ciudad de San Luis. Según fuentes policiales, estaba en la vereda junto a otros niños cuando supuestamente apareció una mujer y se la llevó. 

“Tomábamos chocolate adentro y ellas quisieron salir a la calle. Mi mamá salió a ponerle una campera (a Guadalupe) porque estaba frío. Mi sobrinita más chica, que tiene 3 años, entró y dijo ‘la Guada no está’, y mi mamá salió ahí nomás, pero todos pensando que estaba escondida”, explicó la dueña de casa, en declaraciones a Lafinur FM Radio.

De acuerdo a los voceros, la nena fue al cumpleaños de su tía junto su abuela. Desde el entorno familiar todos coincidieron en señalar que la familia no tenía conflictos ni había recibido amenazas como para sospechar que la desaparición de la niña podría estar vinculada con una cuestión personal, una venganza o un ajuste de cuentas. 

La pequeña vive en el Barrio 208 Viviendas y su papá en el barrio San Luis XXIII, ambos cercanos al lugar donde Guadalupe fue vista por última vez. “Sabe dónde vive su papá, pero jamás ha buscado irse sola. Cuando mi hija avisó que no estaba, mi suegra salió a buscarla y fueron en una camioneta hasta lo del padre”, agregó la tía de la nena.  

De inmediato, la Policía montó un fuerte operativo en la zona para ubicar a la menor, pero hasta el momento no obtuvieron indicios de su paradero.

 

El caso

◆ Guadalupe desapareció el lunes 14 de junio a las 19. 

◆ Vestía una “campera de abrigo de gabardina negra con corderito interno rosado, calza rosa con dibujos estampados, botas negras y buzo con la palabra “Love” en el pecho. 

◆ La niña es “de contextura física grande, de 1,10 metros de altura, cabello negro lacio, largo hasta los hombros, tez morocha, ojos de color marrones oscuros” y “en su mejilla izquierda tiene un lunar, y un diente frontal superior quebrado”.