domingo 05 de diciembre de 2021
POLITICA señales al cuerpo diplomático
25-09-2021 00:55
25-09-2021 00:55

Cafiero se rodea de propios y planea una Cancillería "dinámica, federal y comercial"

En su primera semana, el flamante canciller buscó darle una impronta activa a su gestión frente a las críticas por su falta de experiencia. Objetivos mensuales y estrategias bilaterales.

25-09-2021 00:55

Frente a las críticas que recibió desde un primer momento por su nula trayectoria diplomática, el flamante canciller, Santiago Cafiero, busca responder con hechos. Por eso, se rodeó de gente de confianza y en su primera semana en el cargo ya empezó a delinear la impronta de un ministerio “dinámico”, “federal”, con un norte comercial y una estrategia de relacionamiento que priorice el abordaje bilateral y los lazos regionales.

La reunión de Cafiero con los “unicornios” el martes fue el puntapié inicial para esta estrategia que se plantea valorizar las exportaciones de servicios con el doble propósito de generar divisas y empleo joven. Del encuentro participaron representantes de Mercado Libre, Ualá y Globant, entre otras. Cafiero puso a su disposición la extensa red de embajadas y la plataforma de promoción comercial de la cartera, acompañado por quien ahora se ocupará de timonear esa ala del Palacio San Martín: Cecilia Todesca Bocco.

La ex vicejefa de Gabinete no es la única que mudó sus oficinas. De hecho, con la llegada de Juan Manzur a la Rosada, también desembarcaron en los puestos claves sus propios laderos desde Tucumán. Por lo que gran parte de quienes trabajaban con Cafiero lo siguieron al ministerio en Retiro. Todesca Bocco practicó un enroque con Jorge Neme, hombre del ex gobernador tucumano, que vuelve bajo su órbita mientras ella se hizo cargo de la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales. Ya debutó esta semana en el Mercosur.

La dupla Solá-Neme se había planteado, desde 2019, recuperar el rol exportador del ministerio, en estrecho contacto con las cámaras empresariales y en tren de promover las economías regionales. En ese sentido, el eje se mantiene si bien Cafiero promete, en su afán por federalizar todavía más la Cancillería, no solo viajar al exterior, donde haya intereses en juego, sino también moverse por las provincias para tender puentes con gobernadores y pymes.

Dentro de La Casa, el cuerpo diplomático se mantiene expectante. La velocidad que la nueva gestión imprimió a la maquinaria durante los primeros días despierta cierto entusiasmo entre los más jóvenes. No obstante, no dejan de ver a Cafiero con cierta distancia porque interpretan, algunos de ellos, que no llegó a ese lugar por encarnar un proyecto internacionalista en particular. “Además, por la cantidad de cargos no permanentes que cambiaron de forma tan rápida, violenta, pareciera que vivimos un cambio de gobierno más que de canciller”, dicen.

También frente al servicio exterior Cafiero busca dar señales. Aunque resta definir nombramientos y, en particular, quién se ocupará de administrar el funcionamiento interno del ministerio y sus recursos, la idea es respetar ciertos espacios políticos como la vicecancillería, en manos de Pablo Tettamanti. Hombre de la carrera y ligado al ala más nac & pop de la Cancillería, llegó al cargo durante el turno de Solá y seguiría en el mismo despacho. La decisión es mostrar “profesionalismo” en cada sector.

En materia operativa, y con la continuidad estratégica puesta en abrir mercados, la nueva gestión también se propone capacitar al cuerpo diplomático en la venta del conocimiento argentino más allá de la “soja, la carne, el limón y el tango”. Cada embajada perseguirá objetivos comerciales puntuales sobre los que deberá responder a fin de mes. Frente a las dudas sobre si la suya es o no una gestión de transición, hasta noviembre, Cafiero se ocupa de dar todas las muestras de un plan a largo plazo.

Por último, respecto al relacionamiento externo, la nueva Cancillería quiere priorizar los abordajes bilaterales sin descuidar el multilateralismo y los foros donde el Gobierno se siente a gusto, como la Celac, cuya presidencia debería ganar por consenso en algún momento antes de enero de 2022, cuando se inicia el mandato rotativo. La prioridad, sin embargo, estará puesta en Sudamérica –con esfuerzos para recomponer el Mercosur– y por proyección, en Latinoamérica, siempre bajo la égida franciscana de que no existe posibilidad de desarrollo ni de justicia social en un solo país.

Carmona en Malvinas, Antártida y Atlántico Sur

En plan de poner a funcionarios idóneos en cada una de las áreas de la Cancillería, Santiago Cafiero avanzó ayer con la designación  del ex diputado Guillermo Carmona en la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur que dejó vacante Daniel Filmus. Oriundo de Mendoza, Carmona fue titular de la Comisión de Relaciones Exteriores entre 2012 y 2015 y vice de la misma durante los cuatro años siguientes. También estuvo al frente del Observatorio Parlamentario Cuestión Malvinas y fue coordinador del bloque argentino en el Parlasur, desde donde se trabajó en temas inherentes a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes. Frente a Culto seguirá el actual secretario, Guillermo Oliveri, uno de los principales referentes del Frente de Todos en este tema.

En esta Nota