sábado 03 de diciembre de 2022
POLITICA A TRAVS DE UN DECRETO DE NECESIDAD Y URGENCIA

Cristina promete repartir una parte de las retenciones

La Presidenta estrechó filas con su círculo áulico anunciando un "fondo solidario" destinado a provincias y municipios. Para el campo, nada.

19-03-2009 22:30

Luego de la gran expectativa generada en torno a un anuncio en la quinta de Olivos, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio a conocer esta tarde la decisión de una suerte de "coparticipaciòn" de la recaudación por las retenciones a la soja, con lo que mandó un claro mensaje de dureza al campo, al tiempo que estrechó filas con gobernadores e intendentes de su círculo áulico.

Lo de "suerte de coparticipación" se debe que a que las medidas impositivas de ese tipo las puede adoptar unicamente el Congreso, por lo que los anuncios de hoy de Cristina representan la creación de un "Fondo" que no tendrá las mismas condiciones que los impuestos coparticipables, porque el reparto de dichos fondos se realizará, comoe s habitual, de manera discrecional, premiando como siempre a los gobernadores e intendentes oficialistas.

Según dijo la mandataria, la medida consiste en crear con lo que ingrese al Estado en concepto de exportaciones sojeras "un fondo federal y solidario para ser coparticipado con provincias y con municipios., con el mismo sistema que la ley de cheques: 70 por ciento para la Nación y 30 para las provincias, que repetirán ese esquema con sus municipios".

La Presidenta aclaró que estos fondos "van a ser remitidos de manera automática" y deberán ser "dirigidos a la infraestructura social" traduciéndose en obras como "escuelas y cloacas", con el fin de "que la resignación que la Nación hace de una parte de su superávit vaya a un crecimiento de la actividad económica e impacte en el nivel de vida de la gente".

"Creo profundamente en la redistribución del ingreso en términos", expresó a continuación una vez más Cristina para justificar la medida, para cuya implementación dijo iba a "firmar en el día de la fecha un decreto de necesidad y urgencia" que a su vez fundamentó en la necesidad de "sostener a nuestras provincias y municipios".

Tras decir que la medida tiene que ver "con un criterio de país en el que todos tenemos que articular esfuerzos y todos tenemos que dar", la Presidenta pidió a la gran cantidad de gobernadores e intendentes que celebraron su anuncio en Olivos "mucha aplicación, enjundia y responsabilidad en la asignación de estos recursos, porque son tiempos de crisis".

Enseguida, Cristina aclaró que la medida "va a significar 1776 millones de dólares" más para las arcas provinciales y municipales, lo que según continuó diciendo es "más del 11 por ciento de lo que hoy se distribuye como monto coparticipable a las provincias".

La mandataria consideró que ese aumento "no es poco, es mucho", y que "significa también una disminución de nuestro superávit fiscal, pero está bien porque mantener el nivel de ingresos de la Nación es mantener el de las provincias".
 
A continuación, Cristina pidió "templanza, reflexión, unidad nacional, porque tenemos demasiadas responsabilidades que no son sólo de la Presidenta sino también de la oposición y de los diferentes sectores sociales y económicos", y agregó: "Todos tenemos la responsabilidad de que los coletazos de esta crisis lleguen de la menor manera posible a la Argentina".

De esa manera, la Jefa de Estado hizo su clásico tiro por elevación a la dirigencia del campo, a la que -sin mencionarla- llamó luego a "contribuir pensando no cómo nos va" y a "saber que la patria somos todos, los argentinos somos todos".

Finalmente, Cristina aprovechó para mofarse de los rumores que indicaron que anunciaría una baja en las retenciones a la soja: "Sé que circularon versiones disparatadas a las que estamos acostumbrados los argentinos, pero no me puedo hacer cargo de eso -dijo-. Todos estamos acostumbrados a escuchar cosas inverosímiles".

En esta Nota