miércoles 30 de noviembre de 2022
POLITICA "Blindaje" K

El Gobierno accedería a financiamiento chino por unos 10.000 millones de dólares

El "preacuerdo" fija un plazo de 3 años. Se utilizarán las monedas de los dos países en el comercio bilateral y para afrontar problemas de iliquidez.

31-03-2009 02:04

El Banco Central (BCRA) y su similar de China alcanzaron hoy un "preacuerdo" de canje de divisas (swap) por hasta 10.000 millones de dólares, por un plazo de 3 años, en el cual ambos países podrán utilizar sus monedas nacionales en el comercio bilateral. La operación de canje, que se inscribe en una fuerte apuesta de China contra el dólar estadounidense, a días de la reunión del Grupo de los 20 en Londres, fue confirmada por fuentes del BCRA y consiste en que cada parte accede a la divisa de la otra, entregando a cambio una suma equivalente en su propia moneda.

El preacuerdo entre los bancos de ambos países ocurre en medio de una de las mayores crisis financieras desde 1930 y luego de que China propuso reemplazar al dólar como moneda de reserva internacional. En este caso, Argentina podrá acceder, si se evalúa necesario, a un máximo de 70.000 millones de yuanes, entregando en contrapartida la suma equivalente en pesos (hasta unos 37.000 millones de pesos).

El preacuerdo significa que Argentina podrá pagar importaciones chinas en yuanes, en vez de hacerlo en dólares, pero los especialistas se preguntan si esto no abrirá las puertas a los productos chinos.

El economista Luis Fortino, socio de la consultora Qualitativa, dijo hoy a DyN que "siempre es útil" un acuerdo de este tipo, aunque se preguntó si se trata de un swap, como el que firmó la Reserva Federal de los Estados Unidos con Brasil, o de un "mecanismo de intercambio compensado". "No le veo un impacto en lo financiero y en lo comercial puede tener un impacto negativo, porque le abre las puertas a los industriales chinos", analizó Fortino. El preacuerdo fue rubricado en Medellín, Colombia, donde se desarrolla la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con la presencia del gobernador de la autoridad monetaria China, Zhou Xiaochuan.

El banco gobernado por Zhou Xiaochuan ha firmado acuerdos de intercambio recíproco con otros cinco bancos centrales (Indonesia, Belarús, Corea del Sur, Hong Kong y Malasia), pero Argentina es la primera nación de América Latina que se suma a este tipo de canje de monedas.

Fuentes del Banco Central señalaron que "a partir de la crisis global y la volatilidad en los mercados, se han celebrado en los últimos meses una serie de iniciativas bilaterales entre diferentes bancos centrales, como un modo de garantizar el acceso a moneda internacional en caso de eventual iliquidez".

La FED lo hizo con el Banco Central Europeo, con el de Inglaterra, Japón, Brasil y Corea del Sur. "Se trata de un acuerdo contingente para que dos bancos centrales dispongan de liquidez en la moneda del otro país", señalaron fuentes de la autoridad monetaria local.

Los acuerdos son contingentes porque las transacciones se concretan sólo cuando es necesario y adecuado, señalaron las fuentes, y agregaron que ninguna parte paga un costo mientras la liquidez no es utilizada. "En nuestro caso, la posibilidad de acceder a una significativa suma de yuanes, entregando pesos a cambio, equivale en la práctica a poder reforzar nuestra posición financiera si se entiende que las circunstancias lo ameritan", agregaron las fuentes de la autoridad monetaria.

Las fuentes arriesgaron que "el anuncio de la posibilidad de acceder a divisas 'fuertes' en dicha eventualidad ha sido un factor que ha llevado tranquilidad al público y ha garantizado una mejora en las condiciones de funcionamiento de los mercados financieros de esos países". "En el mismo sentido, operaciones de este tipo contribuyen a reforzar la confianza y la percepción de solidez de que hoy goza la posición externa de Argentina", aseguraron las fuentes.

Daniel Badaro, operador de Portfolio Personal, dijo a DyN que "algunos inversores son escépticos y creen que no va a servir de mucho, pero otros cuestionaron la firma del preacuerdo, porque si el Banco Central tiene las reservas suficientes, entonces no saben para qué se firmó".

Fuente: DYN

 

En esta Nota