martes 18 de mayo de 2021
POLITICA “Invitación al contagio”
15-08-2020 22:25

El Gobierno trata de contrarrestar las protestas del #17A

15-08-2020 22:25

La convocatoria para mañana a una marcha opositora hizo subir el termómetro de la discusión política en las horas previas e hizo involucrar incluso al presidente Alberto Fernández.

Como se viene repitiendo desde los sectores antikirchneristas en cada fecha patria desde el inicio de la cuarentena, ahora será el turno de la manifestación por el #17A, luego del banderazo nacional que se realizó el 20 de junio en contra de la intervención y anuncio de expropiación de Vicentín con los que finalmente el Gobierno nacional decidió dar marcha atrás.

“Es una invitación al contagio, no cabe ninguna duda”, se manifestó el Presidente al ser consultado sobre la marcha que también tendrá formato de banderazo en distintos puntos del país, con epicentro en el Obelisco.

La iniciativa cobró notoriedad a partir de un video que viralizó el actor Luis Brandoni en el que llamó a “manifestar nuestra oposición a cualquier intento de atropellar las instituciones fundamentales de la democracia republicana”. Casi entre lágrimas, Brandoni prometió: “Nos van a escuchar, viva la Patria” y motivó duras reacciones desde el oficialismo.

La movida fue abonada luego por la titular del PRO Patricia Bullrich, que aclaró que “el partido no convoca, son marchas ciudadanas y yo no voy a romper ninguna de las medidas que se han dictado por la cuarentena, pero que no se preocupen que tengo muy en claro las cosas que hay que cuidar”.

La aclaración de la ex ministra de Seguridad está ligada con la acusación de los detractores de que se trata de acciones anticuarentena que ponen en riesgo la salud, en un momento en el que sigue subiendo la cifra de contagios de coronavirus.

Al respecto, Fernández desacreditó el motivo de la marcha y dijo de manera despectiva, “ahí los tienen a los anticuarentena que aparecen muertos y otros enfermos por esa causa”. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se expresó en el mismo sentido y dijo que la convocatoria implica un “riesgo epidemiológico” que tiene como objetivo “hacerle un daño al Gobierno”.

Si bien Bullrich aclaró que no se trata de una invitación formal de parte de su espacio, confió en que “el 99% de los adherentes al PRO sienten que deben estar allí con su bandera, en su auto, cuidándose”. Su postura, identificada en el grupo de los “duros” de Juntos por el Cambio, chocó de inmediato con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien por sus funciones ejecutivas hace equilibrio en su vínculo con el oficialismo. Según dijo, no va a participar “personalmente” de la movilización y volvió a resaltar que no se trata de una convocatoria institucional del PRO. Lo mismo indicó su vice Diego Santilli, que subrayó que “hay que apelar mucho a la prudencia, a la responsabilidad, al distanciamiento, a no aglomerarse” y aunque puede “entender el hartazgo de muchas personas, tenemos que cuidarnos mucho entre todos nosotros”.

Contrapropuesta. Los sectores ligados al oficialismo lanzaron una campaña en redes sociales para reflotar los aplausos en agradecimiento al personal de salud, que solían realizarse todos los días a las 21 pero que fueron perdiendo fuerza. “Aplaudí a nuestros héroes de la salud”, dice uno de los flyers que se difundieron y que apelan a la responsabilidad de los ciudadanos y el reconocimiento de quienes enfrentan el peligro de contagio desde el primer día.

En esta Nota