miércoles 25 de mayo de 2022
POLITICA reforma
02-04-2022 06:50

El Senado busca evitar la parálisis de la Magistratura

El FdT debió acceder a realizar concesiones a referentes provinciales para poder garantizarse los votos de la media sanción. En Diputados el escenario es aún más complicado. La Corte Suprema puso el 15 de abril como límite.

02-04-2022 06:50

Daniela Mozetic

Con el acuerdo con el Fondo Monetario fuera de la agenda parlamentaria, el Senado volverá a sesionar el miércoles próximo para buscar la media sanción de la reforma del Consejo de la Magistratura. El tiempo no está del lado del oficialismo, que intenta tener ley antes del 15 de abril, fecha límite que impuso la Corte Suprema para tener una nueva conformación luego de la declaración de inconstitucionalidad. El Frente de Todos apostaba a resolver el último miércoles la cuestión en la Cámara baja, pero la pérdida de la mayoría propia después de las últimas elecciones esta vez se hizo notar.

Con un bloque de 35 integrantes, el oficialismo se ve obligado a encontrar al menos dos aliados para llegar a la mayoría de 37 que en este caso requiere la votación de la reforma en el ámbito judicial. Y precisamente, uno de esos dos votos que faltaban era del ex gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck. El referente de Juntos Somos Río Negro presionó hasta último momento al oficialismo para tratar de incorporar un artículo que defienda el carácter federal del Consejo de la Magistratura, es decir, que haya representantes de todo el país y no solo de la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. Luego de varias conversaciones, se logró llegar a un entendimiento, aunque prevalecería el texto original del oficialismo que deja a la Corte Suprema afuera de la conformación del organismo, pese a que Weretilneck auspiciaba la participación de su presidente o de algunos de sus integrantes.

El senador radical Luis Naidenoff fue quien se ocupó de mostrar este punto flojo en el entendimiento y durante el plenario de las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales del último miércoles preguntó: “Sé que se trata de una cuestión informativa y evidentemente hay un acuerdo del Frente de Todos con el bloque de Río Negro, pero yo quiero saber si en este acuerdo la Corte integra o no integra el Consejo”. Cabe destacar que Juntos por el Cambio coincide en que el máximo tribunal debe integrar el organismo que selecciona y remueve jueces, tal como lo plasmó Weretilneck en su dictamen propio, pero no hubo respuestas de ninguno de los dos sectores sobre cómo será el texto final.

Según supo PERFIL, al momento de la sesión se tomará como base el dictamen del Frente de Todos y únicamente se incorporará la modificación solicitada por Weretilneck, sin encarar cambios respecto a la exclusión de la Corte Suprema de la estructura. Con la media sanción en la mano, será el turno de la Cámara de Diputados probablemente a partir de la otra semana, aunque ya se anticipa un escenario aún más complicado para la sanción definitiva de la ley.

 

La ‘rosca’ por quiénes ocuparán los cargos políticos

Con la cuenta regresiva en marcha, los distintos sectores que componen el Consejo de la Magistratura como jueces y abogados avanzan en la designación de los nuevos representantes que engrosarán el organismo hasta llegar a veinte integrantes, si es que no se logra llegar a una nueva ley antes del 16 de abril. En ese esquema también deberían designarse un representante por el ámbito de Diputados y otro del Senado, aunque ese diálogo en rigor no se está produciendo.

En Juntos por el Cambio aseguran que “Sergio Massa y Cristina Kirchner no quieren firmar la resolución para que la oposición designe a sus representantes, lo podrían resolver en un minuto”, dijo un diputado especialista en temas judiciales. En su interpretación, además de los cuatro representantes políticos que ya están en funciones, correspondería un lugar para el PRO en el Senado (mencionan a Luis Juez para ese lugar), porque es la tercera fuerza en importancia, mientras que otro puesto sería para un diputado de la UCR, en iguales condiciones.

En el Frente de Todos, en cambio, creen que esos dos lugares son para ellos porque son la primera minoría en ambas cámaras y la interpretación debe ser hecha por interbloques y no por bloques, como pretende la oposición. No obstante, creen que el posible bache entre el ultimátum de la Corte Suprema y la posible sanción de la nueva ley no amerita tener que someterse a semejante discusión.

En esta Nota