martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA negociacion de ‘buena voluntad’
01-02-2020 00:39
01-02-2020 00:39

Kicillof alargó plazos al lunes para tentar a los bonistas díscolos y evitar un default

La Provincia habría ofrecido un pago de una parte del capital, por hasta el 10%, a los tenedores. La alternativa de un crédito puente para pagar el BP21 está sobre la mesa.

01-02-2020 00:39

La provincia de Buenos Aires extendió hasta el próximo lunes al mediodía la fecha para que los tenedores de los bonos del BP21 decidan si aceptan postergar hasta el 1º de mayo el pago de US$ 250 millones de capital de ese título que venció originalmente el 26 de enero. Ayer expiraba el plazo para lograr el aval del 75% de los acreedores necesario para patear el pago. Es la segunda postergación. El límite primero se había estipulado para el 22 de enero, y luego se había corrido al 31. Fuentes de la Provincia argumentaron a PERFIL que se decidió alargar una vez más el plazo porque “hay algunos acreedores que no aceptaron y hasta el lunes se va a seguir conversando”.

Según se había filtrado, en la reunión que mantuvo el último martes el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, con inversores en Nueva York, hasta principios de esta semana solo el 26% de los acreedores del BP21 habían aceptado diferir el pago.

En este contexto, el 27 de enero, en busca de seducir a los bonistas, la Provincia mejoró la propuesta y les ofreció cancelar de manera anticipada y en su totalidad los intereses relacionados con el capital diferido (por el período desde el 27 de enero al 1º de mayo). “Los bonistas ahora recibirían, de ser aprobada la modificación, aproximadamente US$ 28,698 cada US$ 1.000 de capital diferido”, precisó ayer un comunicado del Ministerio de Hacienda y Finanzas bonarense.

Pese a esta nueva extensión del plazo, los analistas del mercado prevén que será dificil cosechar el umbral del 75% porque los tenedores “son actores muy diferentes y están atomizados” y porque no hay un incentivo para que acepten la postergación, ni hay un plan, ni certeza de que la Provincia podrá pagar en mayo.

Contrarreloj. En la cuenta regresiva para evitar un default, según trascendió de fuentes con conocimiento de las conversaciones, una de las opciones que le planteó un grupo de bonistas y que permitiría destrabar la situación sería que la Provincia realizara un pequeño pago del capital como gesto de buena voluntad, y entonces los acreedores aceptarían postergar el resto hasta mayo. “Se hablaba de entre un 5% y un 10% de pago” comentaron las fuentes aunque aún no hay una decisión tomada.

De no obtener el lunes el aval, se abre una ventana hasta el 5 de febrero, que es cuando termina el período de gracia de diez días que hay desde el vencimiento original antes de que se declare formalmente el default. “Tal vez por eso fijaron como última fecha el lunes, y tener 48 horas más para pensar si pagan o no”, especuló Mauro Mazza, de Bull Market Brokers.

En ese sentido, la mayoría de los analistas cree que finalmente la Provincia buscará algún mecanismo para pagar porque “sería ridículo” que la dejen caer en un default por “un monto tan chico”, dado que advierten que una cesación de pagos bonaerense complicaría la negociación de la deuda nacional. Para Mazza, “si pagan, lo dejan mal parado a Guzmán porque la estrategia se rompe, porque están pagando capital, pero para mí sería un error estratégico entrar en default en medio de un proceso de negociación soberana. La equivocación fue haber dicho públicamente que Nación y Provincia estaban coordinados”. Nicolás Chiesa, de PPI, acordó que “si no paga y entra en default por US$ 250 millones y compromete al soberano, es una locura, esta extensión de plazos es más de lo mismo, es un juego hasta que no llegue el día límite”, en tanto alertó que si la Provincia cae en cesación de pagos, podrían descender aún más el precio de los bonos a la zona del 30% y eso puede generar que los fondos se vean obligados a vender y que los compren los fondos buitre, algo que no le conviene al gobierno nacional porque la negociación se volvería mucho más dura y compleja con abogados que la siguen hasta las últimas consecuencias.

Alberto Bernal, jefe de mercados emergentes y estrategia global de XP Investment, también opinó ante PERFIL: “Creo que en el minuto 90, cuando se va a acabar el partido, se tomarán las decisiones para evitar que Buenos Aires entre en default, quiero pensar que Guzmán entiende el costo que implicaría para la estabilidad financiera del país negociar (la deuda nacional) con esa situación”. Al respecto, confió en que “se mejore la oferta en los próximos días, no es tan difícil llegar al 75% si hay algo lógico sobre la mesa,  no sé si pagar el 10% de la amortización, si tomar un préstamo puente”.

En ese sentido, comentó que “hay instituciones que le han acercado a la Provincia distintas opciones, como un crédito puente, opciones para pagar hay, el tema es si quieren o no quieren”.

En esta Nota