miércoles 07 de diciembre de 2022
POLITICA Protesta Pro

Macri ya tiene oposición dentro del partido y los "muchachos PRO" le hicieron un piquete

En plena Avenida de Mayo, un sector del PRObonaerense rechazó lo que considera "acuerdos con el duhaldismo". Galería de imágenes.

05-03-2009 20:07

Dirigentes y militantes macristas rebeldes bonaerenses protestaron hoy con una caravana frente al Gobierno porteño para rechazar el acuerdo entre el PRO y los diputados peronistas Francisco de Narváez y Felipe Solá.

"Lamentablemente creo que Macri está siendo influenciado por algunos que están en la mesa nacional del PRO y tienen acuerdos con el duhaldismo, que lo llevaron a aceptar la idea de que hay que comprar las estructuras de Duhalde llave en mano en la provincia", afirmó Carlos Fiorentino, concejal del PRO de Lomas de Zamora, en diálogo con los periodistas.

La manifestación fue denominada "caravana de la gente" y arribó a primera hora de la tarde al frente de la jefatura de Gobierno de la Ciudad, ubicada en Avenida de Mayo y Bolívar.

La actividad díscola de un sector del PRO provincial se generó a partir del desplazamiento de Jorge Macri de la presidencia de ese partido, en cuyo puesto fue designado el ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, junto a los diputados Christian Gribaudo y Ramiro Tagliaferro.

"Hemos construido un partido que sea una alternativa nueva, que sirva para renovar la política en la Argentina, no construimos un disfraz para que se lo pongan aquellos que no pueden ir a las elecciones con su propia camiseta", enfatizó Fiorentino.

Entre los rebeldes también figuran la senadora Viviana Arcidiácono y el presidente del PRO de Vicente López, Cristian Raff. Para Fiorentino, "no sólo se pone en riesgo el perfil del PRO y se asusta a los votantes naturales, sino también el proyecto nacional, porque no nos imaginamos un gobierno que tenga gobernabilidad con esa gente reorganizada en todo el cordón de la provincia de Buenos Aires y del gran Buenos Aires".

De esa forma, los cuestionamientos apuntaron en forma directa hacia el peronismo bonaerense que, bajo la sombra de Duhalde, rompió con el oficialismo y en su mayor parte se acercó a las fuerzas lideradas por Macri y De Narváez.

Por su parte, Jorge Macri se distanció de los díscolos y se comunicó con Grindetti para aclararle que no respalda al sector disidente. Sin embargo, los manifestantes cubrieron la entrada de la jefatura de Gobierno porteña de panfletos en apoyo a él.

La protesta, que incluyó globos y remeras con los colores amarillo y negro que identifican tradicionalmente al PRO, transcurrió sin inconvenientes y, una vez planteado su reclamo, los manifestantes se retiraron.

Fuente: DyN.

En esta Nota