lunes 08 de agosto de 2022
POLITICA Entrevista

Soledad Acuña: “Va a haber un entendimiento entre Macri y Larreta”

Si bien hace 25 años trabaja al lado del jefe de Gobierno, la pandemia puso a la ministra de Educación porteña en primera plana como nunca en su carrera, tras su pelea por reabrir las escuelas ante la negativa del Gobierno nacional. Ante PERFIL dice que no es tiempo de campaña sino de “propuestas concretas” y rechaza la división entre halcones y palomas del PRO. Aunque halaga a Patricia Bullrich, también expresa que “a veces juega sola” y destaca la figura del ex presidente como articulador. Durísima con el Presidente asegura que haber cerrado las escuelas “le cagó la vida a una generacióin entera que mantuvo encerrada”.

03-07-2022 01:35

—¿Sos la dirigente más “halcón” que tiene el larretismo?

—Soy cóndor patagónico. Ni halcón ni paloma. Soy una mujer de convicciones fuertes. Si halcón se refiere a lo discursivo es una cosa, pero si se refiere a las transformaciones que se han hecho es otra cosa y creo que en el gabinete se toman decisiones todo el tiempo, que implican conflicto para romper intereses. Quizá desde lo comunicacional este gabinete no va al choque, pero sí se toman decisiones profundas.

—O sea que estás en contra de la diferenciación entre halcones y palomas.

—Es la típica Argentina de la bipolaridad: de un lado o del otro de la grieta. Lo que hay que mirar, más que el relato, es lo que hacemos y qué decisiones de fondo tomamos.

—¿Cómo está el armado nacional de Larreta?

—Es momento de tener propuestas concretas. Somos una coalición política y tenemos este tiempo para tener propuestas acordadas. Hay que conocer a qué abismo nos están llevando.

—¿Larreta es el mejor candidato de Juntos por el Cambio?

—Sí. Primero porque estudia, conoce la gestión pública, viene de la política y cree en las transformaciones y en los consensos. Da peleas de fondo por un camino de consensos. Va a llegar un momento donde hay que pensar en un proyecto político y dejar de lado las ambiciones personales. Aunque hay más diálogo entre Mauricio, Horacio y Patricia de lo que se piensa o se dice. Parece que las diferencias fueran irreconciliables y no lo son. Quizá hay una diferencia de gradualidad, pero no de fondo.

—¿Qué rol debería tener Macri?

—Lo veo embalado con un segundo tiempo que no necesariamente represente una candidatura suya. Él está ayudando a todos y nos convoca a pensar por qué y para qué de nuestro espacio político.

—¿Creés que a Macri le gustaría que Larreta se “halconice”?

—No, Mauricio tiene otro estilo. Horacio tomó decisiones disruptivas y de fondo en estos años de gestión. Tiene otra forma de expresarlo. Sé que en el fondo habrá un entendimiento entre ambos. A Mauricio me lo imagino en un futuro como ahora: convocando a la reflexión. Es un ex presidente al que tenemos que darle el lugar el que nos ayude a pensar, a crecer.  

—¿Qué opinás del crecimiento de Patricia Bullrich desde el PRO?

—Siempre me genera satisfacción que una mujer tenga vocación y ocupe lugares de poder. No es habitual. Además supo leer bien lo que la sociedad estaba demandando y supo pararse sobre eso. Me parece que juega demasiado sola a veces, pensando en nuestra lógica de trabajo. Incluso con Mauricio, desde que nació el espacio, es jugar en equipo. Patricia viene de otra lógica partidaria.

—¿Quién es tu candidato en la Provincia de Buenos Aires?

—Néstor Grindetti porque es un intendente que demostró gestión en un municipio difícil: Lanús no era lo que es hoy. Era un espacio del peronismo y dio vuelta la estructura política. Si lo pudo hacer en un municipio así tiene las herramientas para la Provincia.

—¿Cómo ves el fenómeno libertario y Milei en particular?

—He salido a responderle a Milei sobre temas que conozco, como cuando dijo que había que eliminar el Ministerio de Educación. El problema es que no se sabe quién está con Milei, no sabemos sus ideas educativas, sus ideas en materia social, más allá de entregarle los planes a los intendentes. Sus ideas económicas no fueron probadas en ninguna parte del mundo, y además tiene algo que no está bueno como ejemplo, que es el extremo violento de lo discursivo y sus posiciones. Los jóvenes necesitan un accionar de la política mucho más cercano a la paz.

—¿Cómo evalúas al Gobierno?

—Es un gobierno egocéntrico que no representa ni los principios del peronismo ni tampoco los del progresismo. Y se miran a sí mismos: le hablan a su interna, a su público más ortodoxo y no le hablan a la sociedad. Ninguno de los tema de la agenda del Presidente y su vice son temas de la sociedad.

—¿Y en materia educativa?

—En este tema es el peor gobierno desde la vuelta de la democracia porque no priorizaron la educación. Cuando vino la pandemia decidieron que todos los temas eran más importantes que la educación. Hasta se burló: pedía que le manden dibujitos por Twitter, cuando decía que no le cambiaba la vida a un chico recibirse un año después. No se dio cuenta que le cagó la vida a una generación entera que la tuvo encerrada, más que a las mascotas. No le importó tomar medidas para compensar el error que había tomado.

La educación no está en su agenda. No visitó escuelas y no corrigió sus errores. Permitió que Chubut esté tres años sin clases. Hay que repensar la estructura del Ministerio nacional, que no puede garantizar las clases en todo el país.

En esta Nota