viernes 27 de enero de 2023
PROTAGONISTAS Spreen es un referente de la generación 2.0

A los 22 años es el streamer argentino más famoso

Se llama Iván Buhajeruk pero en el universo de streamers usa un “nombre artístico”: Spreen. Comenzó por azar a los 12 años y por sus contenidos, este santafesino tiene una comunidad de más de seis millones de seguidores. Hace poco lo “banearon” por quince días, es decir, lo inhabilitaron de subir contenido. Pero su video de regreso superó el rating del stream hispanoparlante y estuvo en primer puesto, seguido por dos estrellas: Ibai y Auronplay. Spreen se considera un afortunado porque puede vivir de streamear. Con bajo perfil, hizo colaboraciones para ONGs como Techo.

24-12-2022 03:57

Ya no hay que explicar demasiado qué significa ser streamer. Puede resumirse en que es un productor de contenidos. Iván Buhajeruk es uno de ellos pero en ese universo de redes usa un “nombre artístico”: Spreen. Y con 22 años se convirtió en el streamer argentino más importante de América Latina con una comunidad propia que integran seis millones de miembros. Su inicio fue fortuito, como sucede con otros streamers. 

En el caso de Spreen, a los 12 años subió su primer video a YouTube y fue sumando contenido que lo consolidó como un creador digital. El punto de inflexión fue el 24 de enero de 2022, cuando Rubius –el famoso streamer español–realizó el evento masivo y ese día, Spreen logró un récord personal de 130 mil viewers promedio, superando la media de espectadores de Rubius e Ibai, considerados los streamers con mayor influencia en el mundo. En octubre último, Spreen estuvo “baneado” (anulado o impedido de subir contenido a redes) durante quince días, pero lo que para un streamer instalado puede ser un problema mayúsculo, para él terminó fortaleciendo su nombre y el día de su regreso a las redes Spreen volvió a batir récords: ese stream fue el más visto del día entre los streamers de habla hispana, logrando el puesto número uno con una audiencia que superó a Auronplay y a Ibai, que quedaron en respectivo segundo y tercer puesto en el “rating” de streamers. En diálogo con PERFIL, Spreen explica ese antes y después del “baneo”.  

—¿El baneo es censura? 

—Más que una censura o una advertencia es la manera que tienen las plataformas digitales de sancionar a la gente que no cumple con las normas de la misma.

—¿Por qué te banearon? 

—Por un incumplimiento de una de las normas que decía que no se podía utilizar la chance para canjear cosas por puntos del canal, esto es, recompensas que reciben los espectadores por ver las transmisiones en vivo.

—¿Quién define el baneo y la duración del mismo?  

—Lo deciden los propios moderadores de Twitch y actúan igual que cualquier juez, no tenemos contacto con ninguno de ellos y nadie sabe quiénes son.

—¿Quién analizó “tu caso” y cómo te comunicaron el levantamiento de la sanción? 

—El caso es analizado por la moderación de Twitch y después me lo comunica la gente que me asignaron de personal account, suelen ser trabajadores de la plataforma que se enfocan más en algunas cuentas.

—¿En qué te perjudicó? 

—Por un lado, el peligro de la baja de seguidores. En lo económico no me perjudicó en casi nada, ya que esos días de baneo estuve enfocado en mis proyectos y en preparar cosas para los canales de YouTube. También para descansar un poco porque hace tres años no pasaba más de una semana sin streamear.

—En tu video de regreso decís que todo eso te estresó. 

—Así es. Pero fue porque no estaba muy clara la razón de la sanción. También me provocó un poco de desenfoque en las transmisiones y un poco más de enfoque en lo que serían los videos de YouTube.

—¿Cuántas horas al día streameás? 

—Transmito de cuatro a cinco horas diarias. Suelo organizar casi siempre lo que stremeo apenas terminó el mismo. Y durante la noche preparo todo para el día siguiente.

—¿Qué creés que te diferencia de otros streamers para ser el más grande de Argentina y el número uno de América Latina? 

—No lo sé. Para mí es algo muy loco pero intento hacer siempre mucha variedad en mi canal para mantener a la gente expectante.

—¿Tu éxito presente es por Rubius? 

—No creo que sea correcto porque el éxito de una persona en el mundo del streaming casi nunca depende de alguien. Puede ser que algún streamer más grande te dé a conocer pero después tenés que saber mantener a tu comunidad y entretenerlos. Igualmente aprecio mucho a Rubius porque fue uno de los primeros en darme oportunidad de participar en eventos con streamers más grandes.

—¿Quiénes son tus referentes en el universo streamers?

—Rubius como creador de contenido, pero luego en el mundo del streaming Coscu fue una referencia.

—¿Cuando te banearon qué streamers famosos se solidarizaron con tu caso? 

—Más que famosos, muchos streamers que considero amigos me hablaron por privado para intentar ayudarme o aconsejarme sobre el tema.

—¿Podés vivir siendo streamer? 

—Hoy en día puedo vivir solo del streaming. Igual no es algo fácil, lo mío es un caso entre un millón. Yo puedo generar ingresos solo con streamear y vivir tranquilo con eso, pero la mayoría de streamers argentinos dependen de las marcas para poder hacer sus proyectos. Por eso también se agradece tanto que haya sponsors como el que yo tengo.

—¿Aceptás todo tipo de sponsoreo? 

—No. Gracias a la posición que mantengo hoy en día puedo elegir bien qué hacer y qué no. Entonces casi siempre que acepto un sponsor es por algo que a mí me gusta o porque veo que a la gente realmente le puede llegar a servir.

—¿Antes de dedicarte de lleno a esto, qué tenías en mente estudiar? 

—Antes, estudiaba Diseño Industrial en la FADU (UBA).

—¿Por qué decidiste concentrar en Twitch tu contenido y no diversificarlo en las otras redes?

—En Twitch suele salir el contenido para todas las demás redes, entonces me gusta concentrarme más ahí aunque últimamente le estoy agarrando ganas a subir videos.

—¿Consejos para quienes quieren seguir tus pasos? 

—Constancia, disciplina, y hacer lo que te gusta.

—¿Qué hacés cuando no streameás? 

—Suelo despejarme juntándome con amigos en mi casa, o jugando a juegos con la compu.

—¿Pensaste hacer shows en vivo como otros streamers?

—Soy creador de contenido, no actor. En un futuro, podría  dedicarme a algo que tenga que ver con lo teatral. Por el momento no tengo nada pensado.

En esta Nota