domingo 09 de mayo de 2021
PROTAGONISTAS Último adiós condicionado por el Covid
18-04-2021 02:06

El funeral de Felipe de Edimburgo congregó solo a sus familiares

El esperado Harry y su cuñada Kate Middleton fueron el foco de atención durante el cortejo y la ceremonia. Protocolo monárquico y sanitario muy estricto.

18-04-2021 02:06

La quinta temporada de The Crown no se estrenará hasta 2022 y los fans de la serie ni siquiera tienen una fecha aproximada de los nuevos capítulos. Sin embargo, ayer tuvieron la posibilidad de presenciar un episodio “en vivo”. El funeral de Felipe, esposo de la reina Isabel II, fue una muestra de lo que todavía genera la familia real británica en el público. 

La transmisión se realizó a través de canales de televisión, programas de radio, plataformas de streaming y redes sociales. El casamiento de Guillermo con Kate Middleton y el de Harry con Meghan Markle fueron vistos por más de 15 millones de espectadores en el Reino Unido y se espera que el evento de ayer alcance cifras similares o superiores. 

Para evitar contagios de coronavirus, en Gran Bretaña se estipuló un máximo de 30 personas para los funerales, y la familia real no estuvo exenta de cumplir con ese protocolo. 

En un contexto sin pandemia, hubiesen asistido casi 800 personas según lo deseaba el propio Felipe pero por las restricciones estuvieron la reina, sus hijos, Guillermo con Kate Midleton, Harry y los familiares más cercanos.

Drama. Fue Harry quien se llevó la mayor cantidad de miradas durante el funeral. Si bien llegó a Inglaterra el pasado lunes, debió permanecer en aislamiento y recién ayer en el funeral pudo ver a su familia. Hacía más de un año que no se encontraba con ellos y a eso se sumó la entrevista que realizó hace un mes con Oprah en la cual tanto él como Meghan contaron los maltratos y comentarios racistas que soportaron cuando todavía formaban parte de la Corona.

Tanto Guillermo como Harry y Carlos, padre de ambos, formaron parte de la reducida comitiva que acompañó el féretro hasta la capilla San Jorge. Una vez dentro, todos tomaron su lugar respetando el distanciamiento y si bien se vieron interacciones entre los hermanos, fueron escasas. 

“Este es un funeral en el que no podemos dejarnos llevar por esas percepciones del drama. Todo lo acordado refleja los deseos de su Majestad”, aseguró un portavoz del Palacio de Buckingham al ser consultado sobre la relación entre los hermanos. Todo apunta a que ambos consensuaron enfocarse en la despedida y no transmitir ninguna cuestión privada al público. Aunque una vez dentro de la capilla, Guillermo se sentó con su esposa Kate en un sector, y Harry, que fue solo porque Meghan está embarazada y le recomendaron no viajar, en otro distinto. 

Último adiós. Una vez finalizado el funeral en la capilla San Jorge, Felipe fue enterrado en la Bóveda Real. Ese espacio está destinado a los miembros de la familia con mayores honores, como es el caso del rey Jorge VI, padre de Isabel II. Si bien sus restos fueron llevados a otro lugar posteriormente, allí residió durante 17 años. 

El cambio de ubicación de féretros es bastante común dentro de la monarquía británica. De hecho, se espera que el propio Felipe sea trasladado al Cementerio Real que se encuentra cerca del Castillo de Windsor cuando la reina fallezca. Fue deseo de ambos ser enterrados uno al lado del otro en ese lugar y se cumplirá con esa petición cuando llegue el momento.

En esta Nota