sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
PROTAGONISTAS / pequeños cracks
domingo 8 marzo, 2020

Los hijos de Messi, Piqué y Suárez brillan en las inferiores de Barcelona

Thiago, Benjamín y Milán ya entrenan en La Masía, la escuelita de fúbtol del club catalán. Los tres juegan con el mismo número que sus padres y generan comentarios alentadores.

Los hijos de Messi, Piqué y Suárez ya entrenan en La Masía, la escuelita de fúbtol del club catalán. Foto: cedoc
domingo 8 marzo, 2020

“Messi recibe la pelota sobre la derecha, el defensor sale a marcarlo pero el argentino lo esquiva con un amague de cadera y queda solo frente al arquero... sigue Messi, enfrenta al portero, define por un costado... Gooooool de Thiago Messi”. El relato es de fantasía pero hubiese existido si el partido no hubiera sido un amistoso entre niños que juegan en La Masía, la ciudad deportiva donde el FC Barcelona entrena a sus futuras estrellas y que en algún momento supo ser el hogar de Lionel Messi apenas llegado de Rosario.

Sin embargo, los años pasan y ahora es el hijo mayor del rosarino quien, con tan solo 7 años, demuestra sus habilidades para el fútbol. Las imágenes se viralizaron en pocas horas y lo muestran a Thiago haciendo dos goles en un partido que se llevó a cabo entre los Pre-benjamines del Barça. La categoría está pensada para menores de 8 años, por lo que aún juegan para aprender y divertirse pero el tener al hijo de Leo genera más atención de lo normal.

“La Barça Escola es una escuela de fútbol formativo destinada a niños y niñas de entre 6 y 12 años”, indican desde la institución. Por ese motivo el objetivo principal es que puedan estar en un ambiente saludable donde la pasen bien y practiquen deporte sin importar cuál sea su apellido. “Dotamos a los jugadores de los conceptos básicos del fútbol para poder afrontar con garantías de éxito los retos deportivos que se les planteen en el futuro y también transmitimos los valores que representa el FC Barcelona: humildad, esfuerzo, ambición, respeto y trabajo en equipo”, continúa la explicación.

Un aspecto que se destaca en ese ámbito formativo es que si bien no hay presión para que los chicos compitan, sí los forman atléticamente con las mismas tácticas que utilizan los planteles profesionales. “Se siguen los métodos de entrenamiento de los equipos de las categorías inferiores del Club, que consisten en una serie de ejercicios progresivos e interrelacionados, adecuados a cada etapa o nivel de formación”, explican y agregan que de esa manera los niños empiezan a entender el “ADN del FC Barcelona”. Además, los entrenadores destinados a trabajar con los niños son profesionales con títulos que los habilitan a dirigir cualquier plantel de Europa o el mundo pero que decidieron incorporar aspectos pedagógicos a su formación para enseñar a niños y adolescentes. “Es de vital importancia que ellos puedan tener incidencia en la evolución de los jugadores por lo que cada uno trabaja con grupos con no más de 12 niños”.

Los herederos. Aunque la institución prefiera no generar expectativas en torno a los pequeños, hay algo que resulta muy difícil de ocultar. Y es que en el mismo equipo en el que juega Thiago Messi también lo hacen Benjamín Suárez, hijo del uruguayo Luis Suárez, y Milan Piqué, hijo de Gerard Piqué y Shakira. Según la información que brinda la escuela formativa, todos entrenan dos veces por semana (cada entrenamiento dura una hora) y juegan partidos los domingos en torneos que, por el momento, son amistosos.

El último que disputaron se realizó el fin de semana pasado y lo ganaron 9 a 2 (tanto Thiago Messi como Benjamín Suárez hicieron dos goles cada uno) y quizás la curiosidad más evidente es que los tres niños llevan en la espalda el mismo número que utilizan sus padres en el equipo profesional del Barcelona. Mientras Thiago tiene la 10, Benjamín viste la 9 y Milan la 3. Además juegan en las mismas posiciones y, aunque cueste creerlo, imitan algunos de los movimientos y posicionamientos que hacen sus padres cuando juegan.

Primer entrenamiento. La historia entre los tres niños comenzó en 2016 cuando apenas tenían 3 años. Fue en el mes de septiembre cuando sus padres decidieron llevarlos a la escuela formativa del Barcelona, donde dieron sus primeros pases y comenzaron a practicar los fundamentos básicos del fútbol. “Se trata de un curso de preiniciación al fútbol, con clases dos días a la semana –lunes y miércoles– a cargo de monitores de la FCB Escola de Barcelona y con un máximo de 25 alumnos. El objetivo principal es que los chavales empiecen a tocar balón y adquieran los primeros fundamentos del ADN Barça”, contó en ese momento el periodista Ferran Martínez. Además agregó que el club aseguró que no habría exposición de los niños ni en las redes sociales ni en los medios de prensa. Esto dejó más tranquilos a los futbolistas.

Pero lo cierto es que desde entonces no se filtraron imágenes de los pequeños hasta la semana pasada, cuando apareció el video donde los muestra jugando el partido. Y no solo a ellos, ya que en un momento también se lo puede ver a Luis Suárez y a su esposa observando con atención el encuentro mientras toman mate y hablan con el resto de los padres.

No es poco frecuente que esto suceda ya que tanto Messi como Suárez y Piqué suelen presentarse esos días(siempre y cuando no tengan partido o concentración con el primer equipo) para ver cómo juegan sus hijos. Según pudo saber PERFIL cuando eso sucede nadie se sobresalta o les pide fotos. Por lo general los tratan como a cualquier otro padre y ellos se comportan de la misma manera. No gritan ni dan indicaciones sino que disfrutan de ver a sus hijos jugando al deporte que los apasiona.

Aún falta mucho para saber si los tres niños serán profesionales y por el momento todo lo que quieren  Messi, Suárez, Piqué y los directivos del club es que se diviertan. Sin embargo, es difícil no imaginar que dentro de algunos años quizás haya un segundo Piqué jugando para España, otro Suárez con la casaca de Uruguay  o un nuevo Messi vistiendo las camisetas del Barcelona y la Selección Argentina.

 

Datos

◆ Thiago Messi nació en 2012 y tiene 7 años. Es diestro, a diferencia de su padre, que es zurdo.

◆ Milan Piqué, hijo del futbolista y de la cantante colombiana Shakira nació en 2013 y también tiene 7 años.

◆ Benjamín Suárez es el más chico de todos ya que aún tiene 6 años. Al igual que su padre, le gusta jugar de centrodelantero.

◆ Los tres comenzaron a jugar en 2016, cuando apenas tenían 3 años, y hasta el momento siempre jugaron juntos en la escuela del FC Barcelona.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.