jueves 06 de octubre de 2022
PROTAGONISTAS Camila romano hizo de la moda una profesión

“Me parece sustentable que la gente repita vestidos”

Es una de las diseñadoras jóvenes cuyos vestidos comienzan a insertarse en los armarios de personajes famosos. Camila Romano estuvo en contacto con la moda porque su familia tiene un espacio ubicado en una esquina neurálgica de Recoleta. Después estudió diseño de indumentaria en la universidad y allí completó lo que considera la formación global para poder aventurarse con marca propia. En unos días será una de las que abrirán la Argentina Fashion Week. Pero quizás el “examen” más visible lo tendrá en noviembre –sobre todo en redes sociales–, cuando vista a Florencia Peña para su boda.

20-08-2022 01:54

Creció en una famlia donde la moda era parte del universo cotidiano. Incluso Camila Romano trabajó en el espacio familiar que está ubicado hace décadas en una esquina muy transitada en Recoleta, y las seis vidrieras de ese local son un sello de ese barrio. Después estudió Diseño en la universidad y se lanzó por cuenta propia a la marca que lleva su nombre. Es una de las que abrirán la Argentina Fashion Week 2022, que comienza el próximo lunes. 

—¿Cómo define su estilo? 

—Contemporáneo, elegante y muy femenino. Es para una mujer independiente, que sabe lo que quiere . Lo mío es una búsqueda permanente de la belleza que cada una tiene.

—¿Qué buscan las mujeres que se acercan a usted? 

—Asesoramiento y acompañamiento en un momento único de su vida. Buscan diseños frescos, modernos pero, sobre todo, únicos y cómodos para cada ocasión. La comodidad no es enemiga de la elegancia. Es importante escuchar, ser sincera y darles confianza. 

—¿La atemporalidad de las prendas es positiva para la moda?

—Sí, es positiva. Me encanta tener clásicos que se adaptan a todas las épocas. Considero que lo atemporal y lo elegante van de la mano, sobre todo en un vestido de noche o de novia.

—¿A qué diseñadores tiene de referentes o sigue? 

—Valentino, Chanel y Balenciaga, que es uno de mis favoritos. Y me gusta mucho Celine, Isabel Marant y Chloé; para novias, me encantan Vera Wang y Viktor & Rolf.

—¿Qué define que una mujer sea elegante?

—La frescura, la simpleza y cómo fluye su actitud, su postura. No es solo la indumentaria, sino algo que viene de adentro hacia afuera.

—¿Qué observa una diseñadora cuando una persona se acerca para vestirla? 

—Antes que observar, se escucha lo que está buscando. Luego asesoro según la ocasión de uso, silueta y estilo que tiene. 

—¿Qué estrategia tiene para convencer a quien algo no le queda bien? 

—No hay estrategias, lo mío es escuchar y pensar juntas. Prueban mis diseños y géneros, colores, formas y que ellas mismas puedan observar cómo les queda y con qué se sienten más cómodas y bellas. 

—¿Durante su paso por la universidad, qué mirada cambió y qué conceptos de la moda se potenciaron?

—La universidad me mostró otro mundo, me aportó mucho conocimiento técnico y me dio herramientas para poder desenvolverme en lo que hago como diseñadora. Cuando trabajé en el negocio familiar, siendo muy joven, aprendí muchas cosas, la universidad completó ese aprendizaje. 

—¿Qué riesgo implica vestir a una famosa cuya imagen pasará por el escrutinio de medios y redes sociales?

—Siempre hay riesgo pero, como hago vestidos para ocasiones especiales, para mí no hay diferencia entre vestir a una celebridad o una novia que no es famosa. Ambas serán muy observadas, y para mí es el mismo riesgo y desafío. Tengo mucha experiencia en vestir mujeres y tengo seguridad en lo que propongo.

—¿Por dónde pasa hoy el desafío de un diseñador? 

—Por llevar el mundo de fantasía a la realidad; me refiero a las redes, las influencers, los filtros… El mundo busca gente real. 

—¿Que personajes como Máxima Zorreguieta hayan propuesto repetir un mismo vestido varias veces es positivo para la moda? 

—¡Me encanta! Todas las mujeres repetimos, es habitual. Además, me parece sustentable. Creo que por ahí llama un poco más la atención porque tanto Máxima como Letizia son reinas; me gusta el mensaje que dan. Fijate que tanto una como la otra lucen prendas que son de marcas o diseñadores de sus respectivos países, es decir, apoyan a una industria que da mucho trabajo.

—¿Quiénes son hoy los que marcan tendencia? ¿Los músicos de trap, reggaeton y rap, que se visten con prendas con monogramas visibles de marcas como Chanel, Balenciaga, Gucci...? 

—Me cuesta opinar al respecto porque no me gusta esa propuesta, pero entiendo que la movida comercial va por ahí para las marcas de lujo. Finalmente, hay mercado para todos. 

—¿Cómo se traduce hoy el concepto elegancia en la moda? 

—Definitivamente no está asociada al dinero. La elegancia es atemporal, tiene que ver con una actitud frente a la vida, ser segura de sí misma, una manera de caminar, es un todo. Me gusta la frase de Coco Chanel: “Hay que saber renunciar a lo innecesario”.

—¿Cómo llegó Florencia Peña para que la vista para su próximo casamiento ? 

—Me eligió luego del éxito de su look en los Martín Fierro de este año.

En esta Nota