1st de March de 2021
PROTAGONISTAS cuarentena accidentada
30-05-2020 03:04

Susana Giménez se cayó en su mansión de Punta del Este y busca evitar más polémicas

Se luxó un codo y, si bien dicen que está fuera de peligro, hay preocupación por el accidente doméstico. Ironiza que fue por “la mala onda” de esta semana y no quiere más escándalos.

30-05-2020 03:04

La Mary, la mansión en Punta del Este que Susana Giménez considera “su lugar en el mundo”, tiene muchas habitaciones. La que utiliza la conductora para dormir se encuentra en la planta alta y para llegar hasta allí hay que subir unas largas escaleras. El viernes a la madrugada se encontraba parada en uno de esos escalones cuando cayó al piso y sufrió un golpe fuerte. La diva llevaba en brazos a su perra, Rita, pero además tenía una cartera, un bolso y estaba en pantuflas, lo que generó que resbalara. 

El resultado fue una luxación del codo aunque también hubo golpes en algunas costillas y la cadera. En un principio su hermano Patricio, quien viajó con ella a Uruguay en un vuelo privado, intentó que un médico fuera hasta la chacra. Sin embargo, eso no fue posible y tuvieron que asistir personalmente al Sanatorio Cantegril, donde fue atendida por el director del establecimiento, el doctor Elbio Paolillo. Luego de realizar todos los chequeos, el médico informó que Susana llegó a las 4.20 AM y que se encontraba fuera de peligro. “Se golpeó el codo izquierdo y llegó con un importante edema. Como no podía movilizar el brazo, pensamos que podía tener una luxofractura de codo, y por eso se le hizo la anestesia correspondiente. No había fractura, pero se puso el codo en su lugar”, indicó Paolillo. 

La conductora se instaló en una habitación donde le realizaron los estudios y le colocaron una férula que utilizará durante los próximos dos días. Además, le dieron calmantes y deberá realizar un tratamiento fisioterapéutico. A las pocas horas le dieron el alta y pudo retornar a su casa. De todas formas, no se descarta que necesite una cirugía y en ese caso podría optar por la posibilidad de regresar a Buenos Aires. El inconveniente es que al viajar firmó una declaración jurada en la que se comprometía a pasar 14 días aislada en Punta del Este luego del vuelo que realizó en medio de la pandemia. Además, Susana dejó el país envuelta en polémicas por no respetar la cuarentena, lo que provocaría que retornar fuera difícil. 

“Cree que las malas energías que recibió por el vuelo fueron las que causaron el accidente”, indicó una persona del círculo íntimo a PERFIL. Y agregó al respecto: “Hay una bajada para evitar hablar de dolores y decir que está tranquila porque quiere evitar que se siga hablando del tema”.  De hecho uno de los comentarios en su contra lo hizo Alberto Fernández. “Creo que dijo que tiene miedo de convertirnos en Venezuela para que no hablemos de por qué se fue en medio de la cuarentena”, señaló el mandatario.   

Buenos vecinos. A pesar de la caída y los escándalos, los primeros días de la conductora en el país vecino fueron buenos. Susana llegó a Montevideo a bordo de un LearJet de la empresa Baires Fly. A sus 76 años, está dentro del grupo de riesgo y por lo tanto es aconsejable que no se traslade pero, de todas formas, decidió continuar con el aislamiento allí. “Tengo casa acá, personal que pagar, tengo perros, estaba muy preocupada. Después de 65 días encerrada en mi casa sola, tenía derecho a venir”, aseguró en una entrevista con el medio Todo Noticias. 

Al instalarse, fue incluida en un grupo de WhatsApp que conforman unas 45 personas que pasan la cuarentena en la zona. Allí está, por ejemplo, Paula Marzotto, consuegra de Carolina de Mónaco. Todos ellos viven cerca de la chacra de ocho hectáreas, que cuenta con un lago artificial con peces, patos y gansos. Nombrada La Mary en homenaje a la película que protagonizó junto a Carlos Monzón, se ubica cerca de la Parada 25 y su valuación se estima en varios millones de dólares.

Además del lago artificial también hay una piscina (de más de 100 m2), un quincho y una zona con una gran cantidad de árboles. Mientras que dentro de la mansión se puede encontrar una gran variedad de habitaciones, una cocina de grandes dimensiones y un living que la diva suele usar para leer. De quedarse allí, la conductora no podrá invitar amigos y familiares a la chacra, como tanto le gusta hacer durante el verano. De todas formas, sí podrá estar acompañada de sus perros, a los que extrañaba bastante. “Soy muy solitaria. Nunca me aburro pero que mis perros no me reconozcan me duele. Cuando llegué, dos no me dieron pelota y casi me muero del corazón. Ahora estoy en cuarentena en mi casa con mis perros y feliz”, aseguró antes de la caída.

En esta Nota