martes 13 de abril del 2021
REPERFILAR Tensión

Edi Zunino: "La policía está desfinanciada, cobra poco, convive mucho con todos los males"

En diálogo con RePerfilAr, el periodista Edi Zunino, habló sobre el reclamo de la Policía Bonaerense y recordó el caso Cabezas.

08-09-2020 20:36

En comunicación con RePerfilAr, el periodista Edi Zunino opinó sobre los reclamos de la Policía Bonaerense y dijo que hay una politización del reclamo en algunos sectores de la policía.

El periodista Edi Zunino dijo con respecto al autogobierno y las presiones políticas que “la Policía Bonaerense es una de las grandes deudas de la democracia junto con otros poderes de los llamados más permanentes del Estado, como la justicia o los servicios de inteligencia. Todos aquellos que sobrepasan los tiempos de los funcionarios electorales terminan funcionando como corporaciones. ¿Qué tiene la Policía como poder? Primero armas, 100 mil personas armadas. Segundo, cajas. La maldita policía eran comisarías que regulan el delito incluso promoviendolo, haciéndolo caja para sus propios intereses. El asesinato de José Luis Cabezas fue una conjunción de Policías en una comisaria que contratan ladrones para robar y que eventualmente pueden seguir a una persona, en ese caso a un periodista, secuestrarlo, golpearlo, matarlo. Y después, recaudar y tener buenas relaciones con otros factores de la sociedad civil, como por ejemplo empresarios, en aquel momento Yabrán.

Zunino también dijo que “parece que a la Policía no se la conduce políticamente, se pacta con la Policía. ¿Es la policía bonaerense de hoy la misma policía bonaerense de la maldita policía en los años 90? Bueno, seguramente no. Han pasado muchos años y ha habido muchas purgas, muchas de ellas consensuadas por la fuerza policial. Ha habido también reestructuraciones, regionalizaciones, tratar de sacarle poder corporativo vertical, poder militar a la policía porque no es una fuerza militar.

Los policías son conceptualmente civiles armados, son iguales que nosotros a los que les damos armas para que ejerzan el control de la seguridad en la ciudadanía. Las imágenes de los policías sublevados sindicalmente pidiéndole al jefe de policías que lo llame a Berni, desconociendo la autoridad del Jefe de la policía y llamando a la autoridad política. Anoche en la residencia del Gobernador no le decían patrón a Kicillof para pedirle salario, le decían petiso comunista algunos de los que le gritaban.

Hay una politización del reclamo en algún sector de la policía. Obviamente, el problema social existe. La policía está desfinanciada, se cobra poco, se convive mucho con todos los males de la sociedad, sobretodo en el Gran Buenos Aires que es el gran polvorín de la crisis económica y social. Hay mal entrenamiento, son la primera línea de combate contra el delito y también en esta última época por el orden de la cuarentena y que se cumplan todas estas medidas exponiéndose a contagios, enfermedad e incluso hasta la muerte. Ese problema social existe pero se convierte en un problema político cuando el reclamo de los policías desemboca en un reclamo de los médicos y enfermeros”.

“Dentro de las distintas maneras que intentaron tomar para controlar a la policía bonaerense en cuanto a fuerza propia, con dinámica propia fue la intervención de las fuerzas federales a las que muchas veces los bonaerenses vieron como aquellos que les iban no solo a competir sino a espiar, a ver en qué andaban. Tomaría un dato político, algo que dijo la Ministra Frederik a la mañana, que hay un sector del Gobierno, sobretodo el kirchnerismo, que le adjudica todo el problema a la gestión viral. Frederik decía que el problema viene de antes y ya desde la segunda mitad del último mandato de Scioli veníamos atrasados en el tema de recomposición salarial, equipamiento, capacitación, déficit habitacional también.”, remarcó el periodista.

I. R. A