Soleado
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de octubre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / desafiar las tradiciones
domingo 12 agosto, 2018

Cinco parejas de mujeres rompen con los prejuicios en el Mundial de Tango

Compiten juntas y, por primera vez, superan a las duplas de varones. Dicen que no las asusta el rechazo.

S.C. / J.H.

Juntas. Meiling Wei y Diana Cortés (izq.) unen China y Colombia. Cinthya Domino y Florencia Da Luisio (der.) dan clases. Foto: Aballay

Según la tradición, para que una mujer bailara en una milonga tenía que esperar a que el varón la “cabeceara” para invitarla a bailar. Pero, cada vez más, ellas superan en cantidad a los hombres en los salones y se animan a armar dúos femeninos para bailar entre ellas. Esa avanzada se ve, por primera vez, en esta edición del Festival y Mundial de Tango, que empezó el jueves y se extiende hasta el 22 de agosto: entre las 554 parejas en competencia, hay cinco de mujeres y solo una formada por dos varones.

“El festival de tango es innovador y rupturista por naturaleza”, explica el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, sobre esta movida que desafía los estereotipos que los tangueros tradicionales aún ven con algo de recelo (ver aparte).

Desde el mundo. Se sabe que el tango despierta pasiones en todos los rincones. Y que dos de las parejas femeninas del Mundial sean de lugares tan distantes como Filipinas o la integrada por una colombiana y una china llama la atención. Diana Cortés (47) llegó al país en 2001, para perfeccionar su pasión por la danza.

Desde entonces, pasa siete meses al año aquí y luego da clases en Bremen, Alemania, donde vive. Como su marido no quiso competir, este año invitó a Meiling Wei (33), una mujer china que abrió alli su propia academia. Tiene un marido argentino y aprendió aquí a conducir, “un rol típicamente masculino”. Sin embargo, la pareja internacional afirma que “no les pesa el machismo en el tango”.  

Pura química. Camila Ruiz (22) y Ariadna Zaehnsdorf (20) viajan todos los días desde Quilmes hasta la Ciudad para practicar. Aunque Ruiz trabaje en un salón de fiestas y Zaehsdord como secretaria, ambas coinciden en que “el tango es su vida”. Son amigas desde la infancia y ahora estudian juntas la carrera de Folclore con tango en la UNA. Les gusta, dicen, desafiar “desde lo estético, porque el tango es como el amor, pura química”. “Vamos a romper con muchos paradigmas porque nuestra revolución pega en todas las áreas”, cuentan las amigas, que afirman que “el machismo en el tango se rompe cuando dos mujeres bailan juntas”. “Se trata de cuánto te conectás con la otra persona mientras bailás, sin importar su sexo o edad”, explica Ruiz. Las tangueras de Quilmes debutan mañana y están convencidas de que “van a divertirse”, a pesar del resultado que obtengan.

Socias. “Cuando tomaba clases era la más alta, entonces por falta de varones me asignaban el papel de conductora”, cuenta Cinthya Domino sobre sus comienzos en la danza y que bailará junto a su amiga Florencia Da Luisio, ambas de Colón, Buenos Aires, donde dan clases juntas. Ellas ya participaron en el Mundial con varones. “Cada vez que íbamos a una milonga y no bailábamos por falta de hombres, nos daba mucha bronca. Nos dimos cuenta de que disfrutábamos mucho juntas y decidimos anotarnos”, dicen.

Mariana Tolaba (46) e Ingrid Benjaminsen (29) se conocieron en el grupo coreográfico Entre Mujeres Tango con el que hicieron un show solo con mujeres. “Desde que empecé a tomar clases, éramos cincuenta mujeres y un varón. Me quedaba sentada o aprendía el rol de conductora”, detalla Tolaba. Benjaminsen dice que no recibieron comentarios negativos por bailar juntas, aunque recuerda un fuerte rechazo masculino en una milonga tradicional, en abril pasado. “Con la compañía hicimos una coreografía femenina. Los hombres –a modo de protesta– nos dieron la espalda, mientras que otros directamente se fueron”, cuenta Benjaminsen. Sin embargo, la bailarina dice que “fue

una noche superlinda”: “Las mujeres nos miraban apasionadas y nos aplaudieron un montón. Eso nos da fuerzas”, afirman.

 

“Los roles del baile no se intercambian”

Para Eduardo Arquimbau,  reconocido bailarín de tango –junto a su mujer, Gloria–, las épocas van cambiando y el tango se adapta a eso. Sin embargo, a la hora de pensar en una competencia, considera que el baile tiene que ser entre un hombre y una mujer, como se hizo siempre en las milongas.

“Yo aprendí a bailar a los 12 años, y en los clubes, las prácticas eran entre muchachos. Las chicas aprendían en las casas con sus familares. Después íbamos al baile para bailar con una chica. Esa era la idea”, cuenta. “Los códigos de milonga son distintos a la práctica, donde bailan parejas de mujeres o de varones. Pero no tiene la misma gracia, porque lo que uno mira en el baile son las distintas posiciones, la actitud, la forma de caminar, cómo pisa, cómo lleva. Se necesita la parte varonil y la femenina, esos roles no se pueden intercambiar”, dice.

Así y todo, el año pasado fue jurado de un concurso donde todas las parejas eran de mujeres, y entiende que las épocas cambiaron. “Lo importante es hacerlo con alegría”.

En ese contexto, de romper con los roles asignados a un baile tan tradicional, surgen iniciativas como el Movimiento Feminista de Tango, que, según su presentación, “aparece como inquietud de un grupo de mujeres que transitamos el ámbito del tango. En sus pistas y escenarios hemos constatado cómo se reproducen y manifiestan las desigualdades que afectan a las mujeres en todas las sociedades”.

“Tenemos una visión distinta a la del tango tradicional, donde el varón lleva y la mujer sigue, para nosotras el tango hoy es una comunicación entre dos, que se conectan desde un lugar de compartir una danza, más allá de si sos varón o mujer. Cuesta cambiar la mirada, romper con lo binario y los roles atribuidos”, dice Anahí Pérez Pavez.

 

2x4 en bares y para chicos

  • El Festival y Mundial de Tango de la Usina del Arte cuenta este año con el ciclo infantil “La mar en coche”, una propuesta tanguera con espectáculos “Margaritas, títeres y tango”, el proximo sábado.
  • También hay clases de baile para los más chicos; hoy será el taller de pintura “La Boca y el tango”, y el próximo domingo de dibujo, “Historias de tango”. 
  • A la par, en el mes del tango, el Ente de Turismo porteño suma recorridos por bares tangueros a las visitas guiadas tradicionales, como Café La Poesía, el Seddon, Bar Sur y el Federal, Café Tortoni, las peñas de artistas, Los 36 Billares y bar La Embajada, Café Victoria, Bar Imperio, La Academia y Los Galgos, entre otros.

Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4419

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.