lunes 08 de agosto de 2022
UNIVERSIDADES Escuela de Comunicación

Fernando "Chino" Navarro: "Axel Kicillof no era mi candidato ideal"

El dirigente del Movimiento Evita visitó la Escuela de Comunicación. Defiende a Kicillof pero dice: "Había pensado en un candidato genuinamente bonaerense”.

02-08-2019 19:53

Fernando "Chino" Navarro, estuvo en la Escuela de Comunicación de Perfil y respondió a las preguntas de los alumnos de periodismo. El dirigente, que es referente del Movimiento Evita y armador de la campaña de Alberto Fernández, habló sobre la actualidad del Frente de Todos,y le lanzó críticas a Maurio Macri y María Eugenia Vidal, aunque confesó: "Tenía expectativas sobre ella". El ex legislador bonaerense también opinó sobre la candidatura a gobernador de Axel Kicillof. "No era mi candidato ideal, pensé que el peronismo iba a poder construir un candidato genuinamente bonaerense, pero tiene compromiso, honestidad y vocación de servir".

- En las últimas semanas hubo algunos incidentes de miembros de la oposición para con los medios, como Cristina con lo que dijo sobre Novaresio, o los cruces que tuvo Alberto Fernández con varios periodistas. Cuando comenzó la campaña se hizo mucho hincapíe desde el kirchnerismo en que esa relación conflictiva que habían tenido con el periodismo iba a cambiar. ¿Hay una vocación real de transformar ese vínculo?

- Es un desafío que tenemos como sociedad, no sólo el kirchnerismo sino también la política en general, el poder público, el poder privado, ustedes los periodistas, los medios con su línea editorial. Esto también ocurre en el resto del mundo. Basta con recordar a Katharine Meyer Graham, la titular del Washington Post y su relación con el gobierno de Nixon. Siempre hay una tensión, y ahora estamos más sobreexpuestos porque hay muchas más formas de comunicarse.

- ¿Cuáles son en su opinión los aspectos positivas y los negativos del gobierno de Vidal en Buenos Aires?

- Me sorprendió su triunfo. Para nosotros fue muy doloroso perder con Macri, por lo que representaba su padre. Nunca un gobierno que expresaba sus propios intereses había ganado las elecciones democráticamente. Confieso que tenía expectativa con Vidal, por su gran credibilidad y porque la sociedad creía en ella. En esa época yo era diputado, nos reunimos y le planteé que debería convocar a los mejores de todos los partidos políticos y el ámbito empresarial, porque sola no iba a poder hacer frente a los problemas de la Provincia. También me sorprendió que elija a Pablo Bressi como el jefe de la Policía Bonaerense, alguien que había sido parte de la bonaerense en el gobierno de Scioli y que se había manejado muy mal con respecto al combate de la droga, y que no había tenido una política de seguridad eficiente. Y aquí hay una contradicción: Vidal y Ritondo cuestionaban a la política de Scioli, pero lo ponen a Bressi, un hombre que también fue denunciado por Carrió. Hay que establecer una política de Estado que en diez años permita combatir delitos y temas complejos como el narco delito de forma eficiente. Vidal separó efectivos, algunos están presos, y yo valoro ese esfuerzo, pero hoy la inseguridad está peor que antes. Creo que Vidal lo intentó y fracasó. No sólo con referencia a la seguridad, sino también en la educación y en salud. No veo una buena gestión.

- ¿Piensa que puede ganar, a pesar de eso?

- Ella ha tenido un blindaje mediático muy importante, similar al que también tuvo Scioli. Es bien vista por un vasto sector de la sociedad, hace una campaña muy inteligente y no es imposible que gane, aunque creo que va a ganar Axel. No era mi candidato ideal, pero lo he visto y veo las ganas, el compromiso, su honestidad, su vocación de servir.

- ¿Por qué no fue su primera opción Kicillof? ¿Quién había pensado para ese puesto?

- Pensaba que la Provincia y el peronismo harían el esfuerzo de construir un candidato genuinamente bonaerense. Buenos Aires tuvo a Ruckauf, a Felipe Solá en el 2001, del que nadie va a negar su peronismo pero era más bien un outsider. Después vino Scioli, que es de la ciudad, luego Vidal, que tampoco realizó su tarea en Buenos Aires. Y eso no es culpa de ninguno de los mencionados. Axel, sin ser un bonaerense de toda la vida, está recorriendo la provincia hace dos años.

- Si gana Kicillof, ¿sería La Cámpora al poder, como dice Vidal?

- Ese cuestionamiento no es digno de Vidal, ella, si quiere cuestionar a Axel, debería hacerlo desde otro lugar. Si bien hay dirigentes nuestros que también dijeron barbaridades, me parece que lo que hay que tratar de discutir son propuestas, hacer un diagnóstico. Los problemas de la Provincia no empezaron cuando llegó Vidal. Axel demostró que no está supeditado a La Cámpora ni a ningún espacio interno del peronismo o del kirchnerismo. Fue un ministro con autonomía, independencia y criterio.

Fernando

- El Movimiento Evita, ¿recibiría más dinero si gana Alberto Fernández o si continúa Cambiemos?

- El Movimiento Evita no recibe dinero del Estado. Las organizaciones sociales, a partir del triunfo de Macri, desarrollaron una política de cuestionamiento y crítica al plan económico, y plantearon que en los barrios más humildes a la gente le costaba alimentarse. En el Movimiento privilegiamos el trabajo sobre los planes sociales. Por eso se aprobó una ley de Emergencia donde el plan social se llama “Salario Social Complementario”, y reivindicamos este plan en una emergencia solamente excepcional. No puede haber un plan que dure diez años, porque se está fracasando como nación. En nuestro gobierno habían pobres, pero en las casas se comía dos veces por día.

- ¿Por qué cree, a pesar de la crisis económica, Cambiemos sigue siendo competitivo a nivel electoral?

- No tengo ni idea. Se vota por muchas razones, aunque un 70% de la sociedad rechaza la política económica de Macri. Pero hay otros valores que tienen que ver con la república, el autoritarismo, la democracia y las instituciones. Se da en un plano de confrontación, y eso divide. Cambiemos rompe, divide. Con la pistola taser que trajeron ya tenemos el tema planteado como los garantistas por un lado o los represores por el otro. Y así con todos los temas. Aún personas humildes, golpeadas por la crisis de Macri, expulsadas del modelo laboral, lo van a votar. Me parece que Argentina no se merece esto.

 

Por Lilian Mila y Adriana Pelegrini

(Alumnas de primer año de la Escuela de Comuncación de Perfil)