viernes 14 de agosto de 2020 | Suscribite
UNIVERSIDADES / Escuela de Comunicación
miércoles 15 julio, 2020

Tato Young: "Los únicos que saben construir poder son Cristina y La Cámpora"

El periodista participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil y aseguró que la vicepresidenta es "quien toma las decisiones importantes". También señaló que "la gente ya no está convencida de la cuarentena".

Entrevista a Tato Young Foto: Capturas de pantalla

La gente ya no está convencida con la cuarentena y es natural que haya cuestionamientos", aseguró Gerardo "Tato" Young en una conferencia de prensa virtual frente a estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación del Grupo Perfil. El conductor de LN+ también resaltó la figura de la vicepresidenta: "Hoy Cristina es quien tomas las decisiones importantes". Y aseguró que el tiempo de Mauricio Macri "ya pasó".

Por otra parte, el autor de Los Horribles se refirió a la investigación por espionaje ilegal durante el macrismo. "Este caso demuestra que la SIDE está terminada. Dejaron las huellas por todos lados, eran un desastre espiando". Y se refirió a la relación del presidente con la prensa: "A Alberto Fernández no le gustan los periodistas críticos", remarcó Young en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret.

—¿Cómo analiza los enfrentamientos en torno a la cuarentena?

—Se armó una grieta ridícula entre los que están a favor y en contra de la cuarentena. No tiene sentido. Es una norma que hay que cumplir, pero se puede cuestionarla y criticarla. Al Gobierno no le gusta eso y generó la idea de que todos los que critican la cuarentena son anticuarentena. Lo que está pasando ahora es que la gente ya no está convencida de la cuarentena y es natural que haya cuestionamientos. También hay muchos periodistas que hacen de esto una cuestión de Estado. Lo convierten en una guerra épica que no existe y es un delirio. Muchas veces los argentinos discutimos problemas que no existen y este es uno de esos casos. Bueno hay una cuarentena, pero la puedo discutir.

¿Mauricio Macri sigue siendo presidenciable?

—Entiendo que no. El tiempo de Macri ya pasó. De hecho, muchos dentro de la mesa de Cambiemos entienden lo mismo. Ahora, tienen otros liderazgos que están queriendo ocupar su lugar como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, o Alfredo Cornejo. El gobierno de Macri ya está, es historia pasada. Fracasó. Por supuesto que no quiere decir que ese espacio haya fracasado. El espacio tiene una gran representación que se dio en el 40% de los votos de la elección y eso representa algo vigente. La figura de Mauricio es un pedazo de la historia.

En cuanto a Cristina ¿cree lo mismo?

Pensé que Cristina había pasado, pero tiene una capacidad de construcción de poder que no tiene nadie en la Argentina y se pudo reconstruir de una manera que no hay manual que lo hubiera explicado. La verdad que es sorprendente lo que hizo. Estoy convencido que hoy la que toma las decisiones importantes es ella. Volvió al poder realmente cuando parecía que estaba terminada. Nunca me la imaginé presa, pero si pensé que el peronismo iba a ser capaz de reconstruirse sin Cristina y, evidentemente, no lo pudo hacer. Esto habla de la capacidad de construcción de poder que tiene y es realmente impresionante. Está todo el día pensando en construir poder. Los de la Cámpora entiendo que han mamado eso y van en el mismo camino y eso es un gran problema para todos los demás. Hoy los únicos que saben construir poder son Cristina y La Cámpora. La verdad que es sorprendente. Era inimaginable. No quiero ver mis archivos, pero cuántas veces habré dicho que era imposible que Cristina volviera. Y volvió.

—Usted ha escrito uno de los primeros libros sobre la SIDE. ¿Alguna vez se sintió espiado?

—Yo soy bastante distraído y un poco inconsciente, entonces nunca me hice demasiado drama. Siempre hay un poco de presiones, pero después te vas acostumbrando. Mi primer libro sobre la SIDE es de 2006, hace ya quince años, y en ese tiempo me tocaban el timbre de casa, salía y había un chico con una moto que me sacaba una foto y se iba. También te pasaba que levantabas el teléfono y sentías que te escuchaban y esas cosas. Nunca la pasé realmente mal, conviví con relativa calma todo eso. Tampoco es que tengo cuentas secretas que ocultar, ni diamantes raros en los placares. Por ahí es por eso, pero nunca me sentí especialmente acosado. Si, obviamente, con presiones.

—¿Cuál es su mirada con respecto al espionaje durante el gobierno de Macri? ¿Cree que puede ir preso algún periodista?

Yo no veo la posibilidad de que detengan a periodistas, básicamente, porque no hay periodistas acusados de espiar, hay periodistas espiados. Con respecto a la causa, conozco alguna de las cosas que se han documentado, algunos testimonios, evidentemente, estamos frente a casos de espionaje ilegal. Me sigue pareciendo un poco extraño por qué está en Lomas de Zamora esa causa cuando los delitos investigados son en la justicia porteña. Puede que se haya elegido esa jurisdicción para manipular la causa. Hubo espionaje ilegal, eso está bastante claro.

Tato Young participó del Ciclo de Entrevista

—¿Cómo evalúa el rol de la AFI luego de estos acontecimientos?

—Veo que la SIDE, o ahora la AFI, como organismo entró en una crisis absoluta y que todos estos seguimientos ridículos, grotescos y burdos, muestran que el Servicio de Inteligencia del Presidente está determinado en Argentina. La SIDE, como la conocimos, que era un aparato súper oscuro, que espiaba de manera temible, que apretaba gente con carpeta y que extorsionaba empezó a terminarse cuando Cristina echa a Jaime Stiuso y se van todos los agentes de experiencia. Durante el gobierno de Macri lo que pasó es que la SIDE había quedado muy desmantelada y llamaron a gente muy poco profesional y ahora pasa lo mismo, es burocracia pura. Yo creo que este caso demuestra eso, que la SIDE está terminada. El espionaje sobre periodistas, políticos, empresarios o sindicalistas, la AFI lo hizo siempre, pero antes no dejaba huellas porque habían agentes que eran profesionales operativos y no hablo acá de valores, en términos de valores, obviamente, eso fue nefasto, pero no dejaban la huella. Estos dejaron las huellas por todos lados, eran un desastre espiando.

—¿Le gustaría tener una exclusiva con Antonio "Jaime" Stiuso?

—Lo vi una sola vez cuando era muy joven y él todavía no era el súper agente que después fue. Después hablé varias veces por teléfono con él porque yo cubría el atentado a la AMIA para Clarín y él era uno de los investigadores. Después, mil veces quise verlo, pero nunca aceptó una entrevista. De hecho las notas que ha dado, lo hizo con periodistas que se lo cruzaron ocasionalmente, o la del documental de Netflix que, tengo entendido, le pagaron pero no lo tengo confirmado, es una versión y una suposición que hay. Pero sí, me hubiera encantado entrevistarlo.

—¿Cuál es su opinión con respecto al comunicado de Juntos por el Cambio sobre la muerte de Fabián Gutiérrez?

—Creo que se apresuraron. De hecho generó revuelo dentro de Cambiemos. Evidentemente, el sábado a la mañana ya se sabía que la principal hipótesis sobre el asesinato de este señor secretario, era un hecho policial puro. Hubo un intento rápido de darle un tinte político cuando daba la sensación de que no lo tenía. Se apresuraron y tuvieron que retroceder. El PRO, de alguna manera, le quitó poder a Patricia Bullrich con ese comunicado y esto se hizo notar. Puede haber un comunicado bueno o malo, pero me parece que la respuesta de Bullrich al decir "lo hicimos porque ustedes hicieron lo mismo con Maldonado", no está bueno. Igual, lo de Santiago Maldonado fue peor todavía porque se inventaron desaparecidos e hicieron creer que Macri era un secuestrador como Videla. Pero que el otro haga canalladas, no te autoriza a vos a hacerlas.

—¿Cómo evalúa la relación de Alberto Fernández con el periodismo?

Alberto siempre tuvo, desde la época de Néstor Kirchner, una relación conflictiva con la prensa. A él no le gustan los periodistas críticos. Cuando era Jefe de Gabinete se lo sufría bastante en ese sentido porque a él le gustaba hablar solo con los periodistas con los que estaba en sintonía. Ahora le pasa lo mismo. Por ser docente, seguramente, tiene una muy buena capacidad expresiva, es un buen comunicador pero se le escapa la tortuga rápidamente. Se le enciende la mecha muy rápido y eso es lo que hemos estado viendo en todo este tiempo, rápidamente pierde el foco, se enoja y reacciona mal.

—¿Le gustaría cerrar la entrevista con algún comentario final?

—Para mí es un gusto dialogar con futuros periodistas. El medio está cambiando de una manera tremenda. Cuando tenía la edad de ustedes trabajaba en una redacción en donde todavía había gente que trabajaba con máquinas de escribir. Estén preparados para eso. Sobre todo para el cambio de las formas de comunicación. Después, hablando del presente, ojalá que la grieta no nos termine de hundir a todos en el fondo del mar. Porque no permite pensar. Y los periodistas, entre muchas funciones, además de acompañar, de informar y de investigar, tenemos que ser un espacio de discusión, donde se pueda acompañar a la gente a pensar y a los dirigentes a mostrar que son, si es que tienen algo.

 

Fernando Jaime y Pamela Vargas Estudiantes de Periodismo
Escuela de Comunicación del Grupo Perfil


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5087

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.