jueves 04 de junio de 2020 | Suscribite
ACTUALIDAD / Congreso virtual
viernes 22 mayo, 2020

Las razones de la izquierda para votar contra la educación virtual y recetas digitales

Nicolás del Caño y Romina Del Pla fueron los únicos que se opusieron a esas iniciativas en la Cámara Baja. Consideraron a los proyectos como "alejados de la realidad" y hablaron de "desigualdad, precarización laboral y derecho a la desconexión". Los detalles.

Nicolás del Caño, en la sesión de Diputados de este jueves 21 de mayo. Foto: Diputados TV

Al cabo de un acuerdo entre el Frente de Todos y casi toda la oposición, la Cámara de Diputados aprobó este jueves 21 de mayo los proyectos de ley de educación a distancia, y de recetas medicas digitales y teleasistencia, iniciativas enmarcadas en las excepcionalidades que impone la cuarente que el Gobierno sigue manteniendo por la pandemia por coronavirus, que este lunes se extenderá por sexta vez, llegando a totalizar al 7 de junio 80 días de vigencia.

Se votó la ampliación del artículo 109 de la Ley de Educación, que autorizaba esa opción en los niveles de adultos y educación rural, y ahora también incluirá la posibilidad de que la reciban menores, siempre que las circunstancias sean excepcionales, y el resultado fue impactante: 248 votos a favor y dos en contra. Y cuando llegó la hora de votar el tema las recetas digitales y la teleasistencia en medio de la pandemia, que ha alejado a universo de médicos de los pacientes que no tienen coronavirus, también el resultado fue similar: 246 votos a favor y apenas dos en contra.

Los que navegaron contra la corriente general fueron los diputados de la izquierda, Nicolás del Caño y Romina Del Pla, pero vale la pena resaltar los motivos que los llevaron a oponerse a iniciativas que, según ellos mismos admitieron en sus intervenciones, "todo el mundo apoya". La cuestión de la los votos negativos apuntó, entonces, a las particularidades que rodean tanto a la educación como a los trabajadores de la salud, que según explicó del Caño "quedarán luego de estas sanciones ante un mayor riesgo de precarización y de peores condiciones laborales".

"Acá por supuesto de muchas de las cosas que pasan en la clase trabajadora no se habla", empezó Del Caño al tener que fundamentar su voto en contra del tema de la educación a distancia para menores de 18 años. El excandidato presidencial destacó el "esfuerzo que están haciendo los docentes, les niñes y las familias", pero entre los puntos que llevaron a su oposición destacó "que muchos niñes y jóvenes no tienen las mismas posibilidades".

"¿Cómo se puede lograr esta educación en el marco de la pandemia, cuando muchos no tienen conectividad, no tienen computadoras o tienen computadoras viejas... Muchos no tienen internet... Entonces acá se habla de igualdad, pero no se discute como se van a garantizar los presupuestos para que esa igualdad sea real", enfatizó el legislador, preguntándose "quién piensa en esas familias que tal vez en la casa tienen un solo celular con alguna conectividad y tienen tres o cuatro niños o adolescentes... ¿Cómo van a hacer para estar en contacto con sus docentes y realizar las tareas?".

"Y ni hablar de la situación en los barrios vulnerables o en la Villa 31, donde las familias afectadas por la pandemia no tienen ni agua", agregó del Caño, precisando que entonces su voto negativo se basaba en que "no hay una igualdad real", y la otra razón de peso que fundamentaba su oposición era "la situación de recarga laboral de los docentes".

"Recibimos permanentemente mensajes de los trabajadores y las trabajadoras de la educación que hablan del cansancio y el estrés, y eso abre también la discusión sobre el derecho a la desconexión que tienen los docentes, porque ya existía un involucramiento más allá del horario de trabajo, y ahora eso es infinitamente mayor, por lo que es un reclamo constante ese derecho a la desconexión...".

"Por supuesto que estamos a favor del mayor desarrollo tecnológico, que el avance sea aplicado para que todos tengan la conectividad, pero acá no se está discutiendo eso, se habla de servicio esencial el de la comunicación, pero no que sea esencial garantizarle sus ganancias, en vez de que tengan que darle conectividad gratuita a las familias...", agregó del Caño, "pero eso acá no se está discutiendo y tenemos decenas de miles de docentes reemplazantes que no han sido nombrados y no cobran nada de nada... ¿Entonces de qué estamos hablando, si no se garantiza conectividad ni el salario a los docentes?", remarcó al explicar su voto negativo.

¿El futuro será de izquierda?

Cuando llegó el debate de las recetas digitales, su compañera Romina Del Pla arrancó señalando que "este proyecto que estamos votando, como muchos han dicho, no tiene relación directa con la pandemia y hay un punto que es claro, progresivo y necesario, que tiene que ver con la prescripción y la receta digital ¿Quién no va a estar de acuerdo? Pero muchos de los diputados que hablaron reconocieron las dificultades para establecer esto como un criterio obligatorio y único en un plazo corto, y así un tema que podría trabajarse para que tenga unanimidad, aparece con una carencia, que es la ausencia de mecanimos de contralor de estos mecanismos de prescripción".

La legisladora llevó también su posición a las cuestiones laborales del personal de la salud, puntualizando que "acá se introduce el tema de la telemedicina que tiene aspectos muy complejos, porque puede ser muy útil para la interconsulta o el tratamiento de pacientes crónicos, pero generalizarla puede tener problemas muy serios. Así por ejemplo los trabajadores del Hospital Posadas nos han planteado que los intentos de que varias áreas funcionaran con la atención a distancia, no han funcionado correctamente, en muchos casos por la dificultad de los pacientes de acceder a los métodos que permiten esas consultas remotas".

"Y entonces nos encontramos ante muchos temas que abren a la precarización y flexibilidad laboral que tanto hemos denunciado y ahora algunos han descubierto el 'politrabajo' de los trabajadores de la salud", sostuvo Del Pla, indicando que "aquí han hablado muchos especialistas, incluso hay diputados que son profesionales de la salud, pero hay una ausencia y es la de las organizaciones que agrupan sindicalmente a muchos de los trabajadores. Y en muchos casos el simple control de los colegios de médicos en realidad tiene que ver con la corporación y los negocios de los grandes monopolios de la medicina privada. Por eso, si no se escinden los proyectos y se analizan todas estas cuestiones, no vamos a poder acompañar", concluyó la legisladora porteña.

HB / DS


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5016

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.