todas sus acusaciones

Cuadernos y Vialidad, dos de las causas por resolver

La vicepresidenta sigue procesada en ambos asuntos pero ya logró el sobreseimiento en Dólar futuro y el Memorándum con Irán.

Sin banquillo. Con el sobreseimiento, Cristina Kirchner evitó la instancia del juicio oral. (cedoc)

El nombre de Cristina Kirchner ha figurado en muchos expedientes de tribunales a lo largo de los años. Más allá de la causa Hotesur-Los Sauces, en la que fue sobreseída por el Tribunal Federal Oral 5, está actualmente procesada por dos causas conectadas a esta, las denominadas Vialidad y Cuadernos. Su trayectoria judicial también incluye más de diez procesamientos.

Vialidad. Es actualmente el único juicio oral en curso contra Cristina Kirchner. De hecho, lleva ya dos años de vigencia. Fue indagada en esta causa a partir de diciembre de 2019, días antes de asumir la vicepresidencia para el presente período de gobierno. Se la acusa de redireccionar la obra pública en la provincia de Santa Cruz a beneficio de las empresas de Lázaro Báez, quien actualmente cumple condena por lavado de activos.  Los jueces que sustancian el juicio son Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso.

Mario Negri: "El único plan del Gobierno que funciona es la agenda de impunidad de Cristina"
 

Cuadernos. En esta causa, la vicepresidenta fue denunciada de liderar presuntamente una asociación ilícita y cobrar sobornos vinculados con el reparto de obra pública. El expediente lleva tres años en curso, pero su gran volumen le impide avanzar. También fueron imputados en calidad de organizadores el entonces ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y el exsecretario del Ministerio de Planificación Rafael Enrique Llorens.

Actualmente, Cristina Kirchner se encuentra procesada. Cuando era senadora nacional, el fallecido juez a cargo de la causa, Claudio Bonadio, dictó prisión preventiva y solicitó su desafuero.

Dólar futuro. Se investigó en esta causa una presunta defraudación con contratos de compra de divisas a futuro en desmedro del Banco Central, que habría perdido unos 4.000 millones de dólares en la maniobra. La actual vicepresidenta fue procesada por el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública.

La investigación había comenzado a partir de una denuncia realizada por Cambiemos contra directivos del BCRA. En su etapa de alegatos, Fernández de Kirchner señaló que la causa “se manipuló y armó al calor del proceso electoral”.

Sin embargo, un peritaje contable demostró la ausencia de irregularidades y de perjuicios para la entidad bancaria. El dictamen de la Cámara de Casación sobreseyó tanto a Cristina Kirchner como al resto de los acusados del expediente. Entre estos se encontraban quien fuera su ministro de Economía, el actual gobernador bonaerense Áxel Kicillof y el titular del Banco Central, Miguel Pesce.

Memorándum con Irán. La entonces presidenta fue acusada por el fiscal Alberto Nisman de intentar encubrir a terroristas iraníes a partir de un memorando de entendimiento con la República Islámica de Irán.

Se encontraron también imputados por esta causa el canciller Héctor Timerman, el senador Oscar Parrilli, el dirigente social Luis D’Elía y el procurador del Tesoro Carlos Zannini.

El caso despertó gran conmoción pública tras aparecer el fiscal Nisman muerto en su departamento cuatro días después de la denuncia. En el fallo, los jueces Gabriela López Íñíguez, José Michilini y Daniel Obligado del Tribunal Federal 8 establecieron que el memorándum, “más allá de que se lo considere un acierto o desacierto político, no constituyó delito”.