sábado 04 de diciembre de 2021
POLITICA Congreso
25-11-2021 10:20
25-11-2021 10:20

Cristina Kirchner convocará la sesión del Senado para el 9 diciembre, antes de perder el quórum

Si bien la convocatoria no fue oficializada, fuentes le confirmaron a PERFIL que el último encuentro en el recinto será un día antes del recambio de bancas.

25-11-2021 10:20

La Cámara de Senadores que preside Cristina Fernández de Kirchner sesionará por última vez el 9 de diciembre, un día antes de que se produzca el cambio de congresistas por la nueva composición que dictaron las elecciones de medio término. Desde la oposición ya habían cuestionado este comportamiento aludiendo que busca avalar los 116 Decretos de Necesidad y Urgencia del ejecutivo, que necesita la anuencia de una de las cámaras. En Diputados, la sesión preparatoria será el 6 de diciembre. 

Si bien la convocatoria todavía no fue oficializada, fuentes le confirmaron a PERFIL que la última cita parlamentaria de la Cámara alta se celebrará un día antes del recambio de bancas que dejaron como resultado las elecciones legislativas del 14 de noviembre. 

“La idea del oficialismo es avanzar con la conformación del actual Senado porque es menos opositora que la que viene”, había dicho la senadora de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado. La preocupación central del bloque opositor es que desde el oficialismo avancen con los 116 Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que necesitan el aval de una sola de las cámaras. Hasta que se produzca la reconfiguración del recinto y las comisiones, el Frente de Todos tiene mayoría, algo que cambiara luego del 10 de diciembre. 

“La aprobación de los decretos es una maniobra del oficialismo para tratarlos antes del recambio de la Cámara”, subrayo Machado. Los DNU fueron avalados en la comisión bicameral de Trámite Legislativo donde el Frente de Todos tiene mayoría y podrían pasar por el Senado sin necesidad de mediar diálogo con ningún otro actor político en el poder legislativo.

Senado

A partir de diciembre el oficialismo perderá el quórum propio porque tendrá 35 de los 37 congresales necesarios. Antes de las elecciones contaban con 41 representantes de su banca, lo que avalaba que las disposiciones del oficialismo pasaran sin problemas.

Tener quórum implica contar con la cantidad de votos requeridos para dar validez a un acuerdo, en este caso a un proyecto de ley presentado en el Senado. Cuando una fuerza tiene quórum propio o mayoría automática no necesita hacer acuerdos con legisladores de otros partidos. Al perder la mayoría automática, un partido político tiene que consensuar con otros actores a la hora de tomar decisiones. Eso es lo que le espera al oficialismo a partir de diciembre.

Qué pasa en Diputados

En la cámara que preside Sergio Massa le sesión preparatoria donde se recibirá a los nuevos legisladores electos será el próximo 6 de diciembre, donde jurarán los 129 nuevos legisladores que entrarán en funciones el 10 de diciembre, en simultáneo a la salida de quienes cumplieron sus mandatos.

De acuerdo a las diferentes normas de organización y procedimiento de ambas cámaras, Diputados lleva adelante las sesiones preparatorias para realizar la elección de sus autoridades, la integración de las comisiones permanentes, el recibimiento de los congresistas electos y la fijación de días y horarios para sesionar en el periodo ordinario. 

 20211002_massa_diputados_cedoc_g

Con las cifras confirmadas, la primera minoría continúa en manos del Frente de Todos, lo que significa un alivio para el propio Sergio Massa, quien tiene garantizada su continuidad en la presidencia de la Cámara, más allá de la bravuconada que lanzó Vidal después de las PASO sobre disputarle ese lugar.

Reconfiguración de comisiones en el Senado

Los movimientos que va a producir la renovación de 24 bancas se van a expresar también en la nueva composición de las comisiones que forman parte del Senado. Allí mantener la primera minoría es una buena noticia para el Frente de Todos porque le permite negociar con más tonificación. El rol de estos órganos es tratar los proyectos de ley de su área especializada y emitir dictámenes que después pueden llevar las propuestas al recinto.

Aquí también se juega parte del poder oficialista y opositor para ubicar legisladores en lugares estratégicos. Y toman aún más dimensión los roles del rionegrino Alberto Wereltilneck y la representante de Misiones, Magdalena Solari Quintana, quienes a lo largo de los dos años de gobierno se mostraron congruentes con los proyectos de ley oficialistas y apoyaron la mayor parte de sus disposiciones.

Finalmente, se presenta como una señal de atención la llegada de la senadora cordobesa Alejandra Vigo, representante del peronismo que está casada con el gobernador Juan Schiaretti, reconocido por su mala relación con el kirchnerismo. A este contexto se suma la carrera hacia las elecciones 2023 y la posibilidad, siempre latente y analizada, de que el cordobesismo finalmente se exponga a la disputa nacional por la presidencia. Por eso la llegada de Vigo será interesante para ver si será opositora u oficialista.

GI/FL