jueves 05 de agosto de 2021
BLOOMBERG Salud
19-04-2021 13:50

¿Las vacunas son a prueba de variantes?

Nuevos datos prometedores sugieren que la vacuna ahora en uso de Pfizer es efectiva en la protección contra variantes

19-04-2021 13:50

La ciencia ha tenido algunos logros increíbles en la lucha contra el covid-19, entre los cuales figura el rápido desarrollo de varias vacunas altamente efectivas. La pregunta es, ¿las vacunas continuarán ofreciendo una fuerte protección incluso ante la mutación y evolución del virus Sars-CoV-2?

Ya hemos visto brotar variantes del virus, desde la B.1.1.7 en el Reino Unido hasta la B.1.351 en Sudáfrica y la P.1 en Brasil. Ahora tenemos la B.1.617 en India y dos variantes, B.1.429 y B.1.232, en California. Se ha evidenciado que algunas de estas variantes son más contagiosas y potencialmente más mortales que la cepa original, y seguramente surgirán más variantes en cualquier país o región donde el virus se multiplique e infecte a las personas a un ritmo alto. Incluso en lugares donde el virus parece estar bajo control, las variantes son una preocupación. En Israel, ha habido informes sobre el avance de infecciones entre personas vacunadas, en su mayoría de la variante B.1.351. Estas son grandes preocupaciones. Pero hay señales esperanzadoras de que la ciencia de las vacunas se está adelantando a las variantes en los aspectos más representativos.

Pfizer ya prueba una tercera dosis de su vacuna para "completar la protección"

Primero, algunas buenas noticias sobre las posibles vacunas “de refuerzo”. Un estudio reciente halló que una nueva vacuna dirigida a la “proteína espiga” —la estructura en forma de varilla en la superficie del virus— de la variante sudafricana indujo una fuerte respuesta inmune en primates no humanos que habían sido vacunados previamente contra la cepa viral más antigua. Moderna Inc. también ha señalado, aunque no ha publicado datos, que su nueva vacuna mRNA-1273.351 logró aumentar la respuesta inmune de animales vacunados previamente para proporcionar una mayor actividad contra la variante B.1.351.

Estos dos estudios abordan una preocupación clave que tenía sobre el riesgo de “pecado original antigénico”, es decir, que una nueva vacuna contra una variante de virus ligeramente diferente podría inducir una reacción inmune contra la versión original del virus en lugar de la variante a la que apuntaba. Si bien necesitamos ver datos de un estudio en humanos, que Moderna podría tener en algún momento del segundo trimestre, estos resultados sugieren que estamos un paso más cerca de tener una vacuna contra variantes, si llegáramos a necesitarla.

En cuanto a las vacunas existentes, nuevos datos prometedores sugieren que la vacuna ahora en uso de Pfizer Inc. y BioNTech SE es efectiva en la protección contra variantes. Resultados de un pequeño ensayo sudafricano de la vacuna Pfizer-BioNTech mostraron una eficacia del 100% contra la variante B.1.351. Aunque se basó en solo unos pocos casos, mostró que ninguno de los que fueron vacunados como parte del ensayo dio positivo, en comparación con nueve que contrajeron el virus mientras tomaban un placebo (seis de los cuales contrajeron la variante sudafricana). Es posible que el grupo vacunado no haya cruzado camino con el virus y se necesitan muchos más casos para llegar a una conclusión firme, pero estos primeros datos sugieren que la eficacia contra esta variante es sólida. Esto podría explicar por qué Pfizer y BioNTech han decidido usar su vacuna original como tercer refuerzo, de ser necesario, y no desarrollar una vacuna utilizando la proteína espiga de la variante B.1.351.

Estados Unidos sale a la cancha de la "diplomacia" de las vacunas

Pero, ¿qué pasa con las noticias de Israel sobre el avance de los contagios? En pocas palabras, no estoy tan preocupado por eso. Ya sabíamos que las vacunas no pueden detener todas las infecciones. También sabíamos por varios estudios de diferentes grupos que la variante B.1.351 no es tan susceptible a los anticuerpos generados por las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna como las versiones ancestrales del virus. Por lo tanto, lo más probable es que las infecciones en personas vacunadas en áreas donde la variante está circulando sean por la variante B.1.351 que por cualquier otra. Pero aunque las personas pueden contagiarse por variantes a pesar de estar vacunadas, el punto crítico es si desarrollan algo más que síntomas leves. Lo que realmente nos importa son enfermedades graves por covid-19 y hospitalizaciones. Si todas las personas infectadas tuvieran solo síntomas leves, o ninguno en absoluto, entonces eso realmente probaría que la vacuna está surtiendo efecto en la prevención de enfermedades graves y hospitalizaciones. Este parece ser el caso.

No estoy sugiriendo que dejemos de preocuparnos por las variantes. Como he escrito antes, debe haber mucha más secuenciación genómica en todo el mundo para garantizar que estamos al tanto de cualquier cambio en el virus. Pero no necesitamos entrar en pánico. Las variantes se producen cuando el virus se multiplica a niveles altos. Tener una población totalmente vacunada reduce significativamente esta posibilidad. Lo que sí debemos hacer es conseguir vacunas más rápido para los países que no tienen los medios para pagarlas.