Lluvias con tormenta fuertes o moderadas en la región
Temperatura:
23º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 12 de noviembre de 2018 | Suscribite
BLOOMBERG /
viernes 19 octubre, 2018

Niederhoffer aceptará bitcoins por mansión de US$15,9 millones

En 2013, Roy Niederhoffer, el presidente de R.G. Niederhoffer Capital Management Inc., con sede en Nueva York, necesitaba un lugar para vivir. Había iniciado un proyecto de construcción a largo plazo para renovar una casa en Manhattan, pero mientras tanto, él y su joven familia habitaban una vivienda alquilada en las cercanías, situación que, según él, era a corto plazo en el mejor de los casos.

Galería de imágenes

James Tarmy


Fotogalería
Roy Niederhoffer aceptó Btcoins para vender su mansión. Foto: CEDOC

En 2013, Roy Niederhoffer, el presidente de R.G. Niederhoffer Capital Management Inc., con sede en Nueva York, necesitaba un lugar para vivir. Había iniciado un proyecto de construcción a largo plazo para renovar una casa en Manhattan, pero mientras tanto, él y su joven familia habitaban una vivienda alquilada en las cercanías, situación que, según él, era a corto plazo en el mejor de los casos.

"Yo estaba como, necesito un lugar para vivir ahora", dice. Y así, cuando vio que las tres unidades de una mansión en Riverside Drive se vendían simultáneamente, saltó. "Es una casa que había admirado durante décadas como una de las mejores casas de Nueva York. Ver que estaba a la venta fue muy emocionante, y su precio había bajado enormemente". Juntas, las tres unidades en Riverside Drive 40 le costaron a Niederhoffer unos US$12,9 millones, según StreetEasy.

Cinco años más tarde, su proyecto de renovación original finalmente se completó, por lo que Niederhoffer puso a la venta, a regañadientes, la mansión de 3.350 metros cuadrados con Cathy Taub de Sotheby’s International Realty; y Dexter Guerrieri y Nicole Kats de Vandenberg, propiedad de Douglas Elliman Real Estate. La casa se puso a la venta en US$15,9 millones. Niederhoffer aceptará efectivo o el equivalente en Bitcoin.

"Soy un gran creyente en las bitcoin", dice. "Realmente soy muy optimista al respecto y quiero tener más de ellas".

Si alguien pagara en la criptomoneda, dice Niederhoffer, simplemente cubriría su parte de los costos de cierre en divisas reales. "Cualesquiera que sean las obligaciones y los honorarios de los corredores, los pagaría en efectivo y mantendría los bitcoins", dice.

Es un desarrollo contemporáneo único en una casa que está llena de historia.

La mansión ubicada en Riverside Drive 40  –que fue parte de la empresa del arquitecto Clarence True– se completó alrededor de 1897, con cinco pisos, un ascensor y cinco baños originales según un artículo del historiador de Nueva York Tom Miller. La propiedad se encuentra en la esquina noreste de Riverside Drive y tiene vista al Riverside Park, el río Hudson y Nueva Jersey. Fue comprada originalmente, Miller escribe, por US$125.000 por Henry C. Miner, un congresista y emprendedor en serie que era dueño de una cadena de teatros, una farmacia y participaciones en compañías de locomotoras.

Después de pasar por una serie de propietarios igualmente coloridos y ricos, el edificio se convirtió en un preescolar a fines de la década de 1930 y luego se dividió en viviendas múltiples. En el momento en que Niederhoffer obtuvo las escrituras para convertirla en una vivienda unifamiliar, algunas partes habían sido despojadas de detalles mientras que algunos de los espacios principales del edificio permanecían totalmente intactos.

"Los pisos inferiores eran totalmente tradicionales", dice. "Y luego llegabas a los pisos superiores, y te sentías como en un loft de TribeCa".

Ahora hay seis pisos en total. La planta baja de la casa tiene dos entradas. La principal, en Riverside Drive, conduce a un excelente vestíbulo con paredes de mármol, mientras que la entrada en 76th Street conduce a un apartamento de una habitación que tiene su propia cocina y un jardín trasero.

También había un sótano que Niederhoffer convirtió en un cine en casa. El segundo piso tiene un salón de baile con techos de 12,5 pies de altura y una chimenea. Esa planta también tiene una cocina de catering y una suite con su propio baño de mármol y bañera de hidromasaje. De manera un tanto inusual, dice Niederhoffer, decidieron convertir el tercer piso en una suite principal, junto con un segundo dormitorio (también hay una cocina completa en este piso), y luego convertir el cuarto piso en un área de entretenimiento de triple altura con una cocina, comedor formal, sala de estar, balcón y biblioteca insonorizada. (Así que son cuatro cocinas, si lleva la cuenta). Es la terraza exterior superior, dice Niederhoffer, lo que sella el trato. "Puedes mirar hacia la calle 76 y ver el Central Park, y tiene un fogón”.

Se accede al quinto piso por una escalera de vidrio curvada que tiene otra suite principal y un estudio, mientras que en el sexto piso hay otro dormitorio, iluminado por claraboyas. También hay una cubierta de dos niveles.

En total, el edificio cuenta con cinco áreas al aire libre separadas, aunque carece de espacio de jardín. Esto, dice Niederhoffer, no es un problema ya que Riverside Park es como su patio trasero.

El ancho y la exposición por tres lados es extremadamente raro en casas similares de Nueva York; aun así, dada la debilidad del mercado actual de las casas adosadas, Niederhoffer dice que “la puso a un precio para que se venda".


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4446

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard