24th de February de 2021
BLOOMBERG
30-04-2020 06:34

Proveedor de partes para móviles prevé caída de demanda del 10%

Murata Manufacturing Co., un importante proveedor de componentes en el mercado mundial de teléfonos inteligentes, dijo que espera recibir menos pedidos de fabricantes de teléfonos este año debido a la caída de la demanda de consumidores como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Takashi Mochizuki
30-04-2020 06:34

Murata Manufacturing Co., un importante proveedor de componentes en el mercado mundial de teléfonos inteligentes, dijo que espera recibir menos pedidos de fabricantes de teléfonos este año debido a la caída de la demanda de consumidores como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

La compañía dijo que espera una disminución de la demanda de los fabricantes de teléfonos del 10% y una caída cercana al 7% en sus ventas totales en el año fiscal actual debido al virus. Murata informó el jueves de un aumento en los beneficios operativos a 52.400 millones de yenes (US$492 millones) en el trimestre que finalizó el 31 de marzo, una mejora frente a los resultados del año anterior de 41.700 millones de yenes.

La empresa, con sede en Kioto, suministra varios componentes clave, como condensadores de chip, baterías y placas de circuitos a los principales fabricantes de teléfonos, entre ellos Apple Inc. y Huawei Technologies Co. Su rendimiento sirve de referente para los pronósticos de fabricación de la industria de móviles.

“El pronóstico publicado fue claramente una sorpresa negativa. El mercado esperaba que Murata aumentara la producción de teléfonos inteligentes o al menos se mantuviera estable. Una disminución del 10% muestra la gravedad del impacto de Covid-19 en la economía mundial”, dijo Hideki Yasuda, analista del Ace Research Institute.

Las ventas de teléfonos inteligentes se han reducido drásticamente durante el período de medidas de aislamiento impuestas por el virus, y China, el mayor mercado de teléfonos del mundo, registró una caída récord. Este mismo mes, los fabricantes no parecían inmutarse por la situación y mantenían sus hojas de ruta y pedidos con Murata.

Norio Nakajima, veterano de Murata que asumirá el cargo de presidente en junio, dijo a Bloomberg News a principios de este mes que anticipaba una demanda sólida continua de fabricantes de teléfonos a pesar del golpe económico de la pandemia. Ahora la compañía parece menos segura.

“La perspectiva es extremadamente difícil de prever ahora”, dijo el presidente Tsuneo Murata en la llamada sobre resultados de la compañía.

Murata planea gastar 200.000 millones de yenes en el año fiscal actual para aumentar la capacidad de producción y construir plantas e instalaciones de investigación, dijo la compañía en su informe de resultados. Las instalaciones de producción en China y Japón han vuelo a abrir después de tener que cerrar para evitar la propagación del coronavirus. Se prevé que sus fábricas en Filipinas y Malasia reanuden las operaciones a mediados de mayo.