lunes 27 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
09-09-2021 16:12
09-09-2021 16:12

Venezuela reinicia la producción en refinerías para cumplir objetivos de gasolina

El gobierno de Nicolás Maduro ha presionado a PDVSA para que reinicie la refinería a medida que la economía del país se reabre de los confinamientos pandémicos. Al mismo tiempo intenta duplicar la producción de combustible para cubrir sus escasez.

09-09-2021 16:12

Venezuela está presionando para reiniciar la producción en una refinería de gasolina clave a pesar de los cuestionamientos sobre los problemas de mantenimiento en curso, al tiempo que intenta duplicar la producción de combustible para cubrir una escasez que ha causado largas filas en surtidores de todo el país.

La petrolera estatal PDVSA inicia operaciones parciales en tres unidades; esta semana comenzó en la refinería El Palito, en el centro de Venezuela, y continuará con otras dos a fin de mes, dijo José Joaquín Vargas, miembro del comité de refinación de la empresa. La planta aún no ha comenzado a producir combustible, según una persona con conocimiento directo del plan.

Las unidades, que están cerradas desde fines del año pasado, aún se encuentran en reparaciones en sus sistemas de agua y ventilación, lo que genera dudas sobre su eficiencia y estabilidad, según tres personas con conocimiento directo de la obra que hablaron bajo condición de anonimato. El Palito, que tiene capacidad para refinar 140.000 barriles por día, ha operado de forma intermitentemente después de que las reparaciones del año pasado no fueran exitosas.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha presionado a PDVSA para que reinicie la refinería a medida que la economía del país se reabre de los confinamientos pandémicos por lo que los residentes y las empresas usan más combustible. Las refinerías del país, obstaculizadas por el impacto de las sanciones estadounidenses y la falta de mantenimiento e inversión básicos, solo producen unos 60.000 barriles diarios de gasolina, diésel y otros combustibles, aproximadamente 5% de la capacidad de refinación del país.

Por otro lado, la demanda interna es de unos 120.000 barriles por día. A pesar de contar con una de las mayores reservas de crudo del mundo, Venezuela se había visto obligada a importar productos refinados. Con las sanciones que prohíben a Citgo de PDVSA enviar productos desde Estados Unidos, la escasez ha golpeado duramente.

“El consumo aumentó el doble en el transcurso de este año, es uno de los indicadores importantes de la reactivación económica”, dijo Maduro en una entrevista el 5 de septiembre en la televisión estatal. “En las próximas semanas estamos por entrar en una fase de producir el doble de combustible para aliviar este problema”.

En todo el país, los venezolanos empujan sus autos en filas de un día e incluso más para llenar los tanques vacíos en las estaciones donde la gasolina subsidiada por el Gobierno cuesta US$0,01 por galón. Aquellos con acceso a la moneda estadounidense no tienen que esperar en las filas, pero pagan un promedio de US$2,27 por galón.