jueves 05 de agosto de 2021
BLOOMBERG Post covid-19
23-06-2020 14:57

Epidemia de desechos contaminados

El coronavirus dejará en el mundo un diluvio de plásticos y material médico descartable. Los contaminados se queman, haciendo retroceder la lucha por el aire limpio.

23-06-2020 14:57

El mundo está luchando para lidiar con la propagación de otro problema médico creado por el coronavirus: un diluvio de desechos contaminados.

Durante el pico de la crisis, Wuhan, la ciudad donde comenzó el brote, generó 240 toneladas diarias de desechos médicos, seis veces el nivel normal, según el Ministerio de Medio Ambiente del país. Manila, en Filipinas, produjo 280 toneladas adicionales de basura médica al día, mientras que Yakarta generó 212 toneladas, estima el Banco Asiático de Desarrollo.

Solo unos pocos países tienen la capacidad de manejar los volúmenes adicionales, dijo el banco.

“Probablemente esté ocurriendo un aumento significativo en la generación de desechos médicos en diferentes partes del mundo a medida que nos encontramos con el pico de la crisis, como hemos visto en los datos emergentes de Wuhan y otras ciudades de Asia”, afirma Shardul Agrawala, jefe de la división de integración ambiental y económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La pandemia reavivó la demanda de envases de plástico, así como una mayor producción de artículos de un solo uso, como máscaras, guantes y kits de prueba en los que el plástico es un componente clave.

Eso ha arruinado años de trabajo de gobiernos y ambientalistas para tratar de eliminar los plásticos de un solo uso y reducir las emisiones venenosas de los incineradores urbanos.

En abril, se acumulaban 50 toneladas de desechos infecciosos cada día en los centros médicos de Tailandia, que solo tenían la capacidad de incinerar efectivamente 43 toneladas, según el Instituto de Medio Ambiente de Tailandia. En Wuhan, el desequilibrio fue aún peor, con solo 49 toneladas de capacidad por día para lidiar con casi cinco veces el nivel de desechos contaminados durante el pico de infección. Ahora que los confinamientos en muchas ciudades obstaculizan los esfuerzos de reciclaje de los residuos municipales normales, las autoridades a menudo tuvieron que depender de hornos ya al máximo de su capacidad para evitar que la basura se acumulara.

“La incineración podría ser una solución de emergencia para hacer frente al rápido aumento de los desechos médicos, pero no es necesariamente la mejor solución”, dijo Agrawala en una entrevista. “La calidad del aire y las consecuencias para la salud pública son ciertamente aspectos que debemos analizar cuidadosamente”.

El resultado es que en muchos países, los desechos médicos, como las máscaras usadas, terminan en vertederos como desechos mezclados, o simplemente se descartan para terminar en el mar o en las playas.

OceansAsia dijo que ha descubierto un número creciente de máscaras en las Islas Soko, un pequeño grupo frente a la costa de Hong Kong

La preocupación pública provocada por la pandemia ha llevado a muchos grandes minoristas a revertir también otros esfuerzos de sostenibilidad. Target Corp. y Trader Joe’s Co., se encuentran entre los que no permiten a sus compradores traer bolsas reutilizables, mientras que Starbucks Corp. ha suspendido aceptar vasos reutilizables de los clientes por miedo a la transmisión.

En respuesta a los crecientes temores de usar productos reutilizables debido al riesgo de contaminación, Greenpeace USA Inc. dijo que el plástico de un solo uso no es inherentemente más seguro que los elementos reutilizables, ya que el virus puede permanecer infeccioso en ambas superficies durante tiempos variables. Siempre que se limpien con desinfectantes domésticos ampliamente utilizados, los reutilizables se pueden usar de forma segura incluso durante la pandemia, dijo.

El resurgimiento del plástico desechable es un problema urgente que los gobiernos deben incluir en la planeación de una recuperación del efecto económico del virus para evitar desperdiciar décadas de progreso en el mundo en la batalla contra la contaminación plástica, dijo Agrawala.

“El impacto ambiental real estaría determinado por cómo salimos de la crisis”, dijo. “Si el virus va a ser parte de nuestras vidas, tenemos que encontrar soluciones a largo plazo y más sostenibles”.

También te puede interesar