sábado 22 de febrero de 2020 | Suscribite
CIENCIA / aumento de consultas
sábado 21 diciembre, 2019

Especialistas advierten sobre el "síndrome cardíaco" asociado a las fiestas de fin de año

Las emociones positivas y negativas, el estrés, la falta de sueño y el consumo en exceso de alimentos y bebidas alcohólicas pueden provocar arritmias y elevar el riesgo de infartos. Consejos para cuidar el corazón en Navidad.

por Enrique Garabetyan

Malestar. Situaciones de estrés o de felicidad extrema se asocian con eventos cardíacos. Se conoce como síndrome cardíaco festivo. Foto: Shutertsock
sábado 21 diciembre, 2019

Desde hace muchas décadas la medicina sabe que un pico súbito de estrés emocional, por ejemplo el causado por una gran pena o shock emocional –como la pérdida de un ser querido–, puede desatar cardiopatías y hasta terminar en un infarto mortal. Lo que no es muy conocido es que la situación inversa, un contexto de alegría, celebraciones y reencuentros –como ocurre a fin de cada año– también puede generar un estrés similar, con consecuencias fatales.

Así lo prueba un trabajo publicado recientemente por la revista científica British Medical Journal, en el cual un grupo de médicos suecos observó que, durante la fiestas de Navidad y año nuevo, el riesgo de sufrir un infarto se elevaba en forma significativa. A esa situación la cardiología la denomina, informalmente, Holiday Heart Syndrome o “Síndrome del corazón festivo”.

“Hace tiempo tenemos un buen registro sobre como aumenta la incidencia de infartos en circunstancias especialmente adversas, desde un terremoto o un ataque terrorista a una crisis económica. Y también está demostrado la aparición de mayor problemática cardíacas en momentos de emocionalidad muy intensa, como –por ejemplo– la final de una copa de fútbol. Sin embargo, aunque no se conoce tanto sobre el tema, si hay trabajos que asocian situaciones de felicidad extrema con eventos cardiovasculares”, le dijo a PERFIL Oscar Méndiz, director del Instituto de Cardiología en la Fundación Favaloro.

Y detalló que un estudio sueco observacional, hecho sobre más de 280 mil pacientes con infarto, comprobó que hay un aumento del riesgo durante festividades como Navidad o Año nuevo. “Y lo más llamativo es que también se vio ese aumento en los días previos a las fiestas y especialmente en horarios nocturnos. El aumento del riesgo no fue menor: ronda el 37%, bastante más que durante un día común. Y también notaron un incremento significativo en los días cercanos al festejo de año nuevo, con una elevación del riesgo cercana al 20%. Esto no se vio en otras fiestas como –por ejemplo– Pascuas”, aclaró el experto.

8 claves para disfrutar las fiestas de fin de año sin perder la salud

Obviamente, las fiestas se asocian con emociones y recuerdos. “Pero no solo estamos más exitados sino también más cansados. Y a esto se le suma, en países como Argentina, las recurrentes crisis económicas y la incertidumbre que generan. Todo eso tiene consecuencias: que provocan estrés crónico y eso impacta en el corazón, algo que es transversal a todas las personas”, le comentó PERFIL Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina.

Por su parte, el doctor Sergio Cappiello, emergentólogo, Jefe Medico de la compañía de emergencias médicas Vittal, le aseguró a este diario que “si bien nosotros tenemos registrado que a fin de año hay un aumento de consultas relacionadas a temas cardiovasculares, las tasas de esas llamadas empiezan a elevarse ya a fines de noviembre, a veces –incluso– más que en durante las fiestas de diciembre. Y aunque en Argentina no vemos que sean índices llamativamente elevados, sí son más altos que, por ejemplo, durante la primavera”.

Cuáles son las enfermedades del corazón más comunes y cómo prevenirlas

Desajustes. Para Cappiello, aunque no se hayan hechos estudios sobre causalidad, “es lógico hipotetizar que durante el fin de año aumenta el estrés y la emocionalidad: tanto negativa como positiva. Y las emociones fuertes, incluso el exceso de “felicidad” le pasa factura al cuerpo. No solo en temas cardiovasculares sino también en el aparato digestivo, debido a las usuales transgresiones alimentarias”.

Justamente, Méndiz coincidió con que es un momento del año donde aumentan tanto las transgresiones alimentarias “como el consumo de alcohol, algo que puede predisponer a la aparición de una arritmia. Y también podemos especular con la colaboración de otro factor que no debemos descartar: la posibilidad de que mucha gente que ya tiene alguna enfermedad cardíaca preexistente y está medicada, al viajar para las fiestas se olvide de llevar, o de tomar, su medicación. Por ejemplo, es algo bastante común de ver que el paciente olvide llevar consigo sus pastillas anticoagulantes. Y esa falta podría provocar la aparición de un problema cardíaco específico”. En otras palabras, para brindar en las fiestas sin sobresaltos cardíacos, el mejor mensaje al corazón –para los expertos– pasa por “no sobrecargar nuestro sistema emocional”.

 

Evitar complicaciones

Para prevenir complicaciones cardíovasculares durante las fiestas, Méndiz, Tartaglione y Capiello armaron su lista de recomendaciones para “el arbolito” y éstas incluyen los siguientes ítems: no comer en exceso y tomar alcohol en forma moderada. Por supuesto, evitar fumar y –si la persona no practica deportes en forma usual– tampoco debe excederse con alguna invitación familiar a jugar un partido de fútbol. Algo clave, especialmente si se viajará a pasar las fiestas en familia, es calcular cuantas dosis o pastillas de los remedios prescriptos hay que llevar.

Además, procurar dormir lo suficiente ya que es usual que, durante esas fechas de festejos, se duerma menos y se generen “deudas” de sueño. “La falta de descanso adecuado también estresa al organismo”, afirman. Y los especialistas suman un consejo final, a tener en cuenta por ambos géneros, pero –muy especialmente– las mujeres: “ante cualquier síntoma o malestar que pueda ligarse al corazón, no debe dudarse en hacer una consulta en una guardia. No hay que evitar esa situación por el hecho de no querer preocupar a la familia”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4913

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.