miércoles 22 de septiembre de 2021
COLUMNISTAS mutación en el poder
03-01-2021 00:20
03-01-2021 00:20

La metamorfosis del Presidente

El prestigio y la credibilidad de Alberto Fernández se erosionan para satisfacer los deseos de impunidad de CFK.

03-01-2021 00:20

En un artículo sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman publicado en el diario La Nación el 16 de febrero de 2015, escribió Alberto Fernández: “Un fiscal que denunció penalmente a la Presidenta apareció muerto días después de formular su demanda y solo un día antes de fundar su imputación ante el Congreso Nacional. En el centro del poder, allí donde la denuncia tocaba fibras, hablaron de suicidio y de asesinato, acusaron al muerto de ser un padre desatento y un títere de factores que operan en las sombras y hasta afirmaron que una suerte de lucha fratricida entre servicios de inteligencia acabó detonando esa muerte. Todo lo dicho sería poco importante de no ser que ha salido de la boca de la Presidenta imputada por el fiscal muerto”.

Dijo el mismo Alberto Fernández el jueves pasado en un reportaje con Radio 10 que ahora no le cabían dudas de que Nisman se suicidó. ¿Hubo algún dato nuevo en la investigación de este magnicidio institucional que haya conocido el Presidente y permanezca oculto a la opinión pública? De lo que se sabe, nada de eso hubo. Lo que hay es un presidente que día a día no duda en hacer añicos el valor de su palabra en pos de satisfacer los deseos de impunidad de la ex presidenta en funciones, Cristina Fernández de Kirchner.

Nada se escucha, en cambio, hacia los que dictaminan en favor de la vicepresidenta, como el juez federal de la Seguridad Social Ezequiel Pérez Nami, quien la autorizó a cobrar su pensión como ex presidenta más la de su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, con intereses retroactivos y sin pagar el impuesto a las ganancias. Esta sentencia se conoció el mismo día en que se aprobó otra reforma para el cálculo de haberes que representa otro perjuicio para los millones de los ciudadanos y ciudadanas que experimentan a diario la condena de ser jubilados y pensionados en la Argentina.

Dijo siempre el Presidente que en la Argentina no hay presos políticos, sino detenciones arbitrarias. Sin embargo, un número creciente de sus funcionarios viene sosteniendo que sí los hay. ¿Cuánto faltará para que el Dr. Fernández cambie de parecer y se lance decididamente a presionar a jueces y fiscales que no satisfagan las demandas de CFK?

Supo prometer el Presidente que en su gobierno habría respeto hacia los que piensan diferente. Pero el jueves mandó al psiquiatra a los periodistas que expresan críticas hacia la desvaída gestión de su gobierno, a los que acusó de pregonar el odio y los ataques contra la ex presidenta en funciones. Según el Presidente, el “amor” es patrimonio exclusivo del kirchnerismo. ¿Alguien ha escuchado o visto últimamente a CFK prodigar alguna muestra de “amor”? Por el contrario, lo que se ve en ella es un gesto siempre enojado, y lo que se le escucha son malos tratos a los funcionarios del Gobierno “que no funcionan” y a todos los que piensan diferente.

Afirmó también Alberto Fernández que en diciembre pasado se vacunarían millones de personas. Finalmente, fueron poco más de 32 mil. La metamorfosis del Presidente es continua y se acentúa. Es una metamorfosis denigratoria de su dignidad, de la credibilidad de su palabra y de su prestigio.

Interna bonaerense. CFK sabe que la gestión no va de la mejor manera. Nunca mostró demasiado interés por el sello provincial, pero necesita calmar la ansiedad y asegurar el futuro. Y sin la provincia de Buenos Aires no hay futuro. Pragmatismo puro, uno de los requisitos del manual del peronismo. Una voz que recorre el Conurbano lo describe con claridad: “La unidad en tiempos difíciles es la llave para la estabilidad en el poder. Más allá de la simpatía o antipatía que CFK pueda tener con los dos intendentes que se alternan en la presidencia del PJ bonaerense –por un acuerdo celebrado hace un par de años– la unión es lo fundamental”.

La ex presidenta en funciones sabe que ella es artífice y la garante de esa unidad porque el voto en ese territorio y, más precisamente en el Conurbano, es kirchnerista.  Entonces habrá unidad bajo su presencia y conducción o no habrá nada. Por eso su hijo Máximo está negociando con intendentes como Martín Insaurralde para preparar el terreno y hacer viable su proyecto de presidir el PJ bonaerense.

No se han escuchado públicamente voces de los líderes territoriales que, con determinación verdadera, demuestren su oposición. Puntualmente la referencia es a Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverria que aún debe presidir el PJ provincial durante 2021. Esto es así porque los alcaldes están haciendo cálculos. Nadie quiere quedarse parado en la vereda incorrecta. Para un jefe comunal el territorio lo es todo. Y las sospechas aumentan: “Si Insaurralde ya está operando a favor de Máximo es porque el acuerdo está muy avanzado”, consigna la misma fuente.

Con el encumbramiento del hijo de CFK, La Cámpora empieza a jugar su partido para copar el PJ. A esos efectos es absolutamente funcional la ley impulsada por María Eugenia Vidal –apoyada en su momento por Sergio Massa– para limitar las reelecciones indefinidas de los intendentes. Toda esta trama va transformando a Alberto Fernández en un personaje absolutamente secundario.

Mientras tanto, el coronavirus. El aumento de los contagios es el tema del momento en materia sanitaria, y de política económica. El Gobierno se muestra a favor de endurecer las medidas pero nadie se atreve a arriesgar una fecha. “Enero parece intocable. La lógica peronista choca de frente con la idea de cortar el descanso –merecido– luego de 10 meses de encierro”, dicen desde el Patria. Otra incógnita es qué pasaría con la economía y la educación si la segunda ola llega antes que la vacuna haya generado suficiente cantidad de personas con inmunidad. “Si se restringen actividades, el golpe sería brutal y la caída palpable en el corto plazo. Si se opta por relanzar el IFE para paliar las consecuencias se refuerza la espiral inflacionaria vía mayor emisión monetaria. Es un callejón sin salida”, reconoce un consultor especialista en precios y mercados al consumidor.

La educación es el otro interrogante ante un posible rebrote de casos. ¿Alcanzan las burbujas implementadas en el último mes del calendario escolar si la pandemia retoma fuerza en los primeros meses del año? Son preguntas que aún no tienen respuesta y el margen de reacción del Gobierno parece, una vez más, tensar la cuerda para tropezar con los mismos errores.

Producción periodística: Santiago Serra.