sábado 11 de julio de 2020 | Suscribite
CORONAVIRUS / Vaticano
viernes 27 marzo, 2020

El papa Francisco bendijo al mundo en una plaza vacía y dijo que "nadie se salva sólo" de la pandemia

El Sumo Pontífice dio un histórico rezo que para pedir el fin de la crisis del coronavirus y afirmó que "nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados".

El Santo Padre da su bendición plenaria a todo el mundo en medio de la pandemia del coronavirus. Foto: AFP
viernes 27 marzo, 2020

El papa Francisco aseguró hoy que "nadie se salva solo" de la crisis mundial generada por la difusión del coronavirus, durante un histórico rezo que encabezó en soledad en la Plaza San Pedro del Vaticano para pedir el fin de una pandemia con la que, afirmó, "nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados". 

El Sumo Pontífice rezó este viernes sin la presencia de fieles e invitó a "remar juntos" para superar la situación. "Nos dimos cuenta que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados pero al mismo tiempo importantes y necesarios. Estamos todos llamados a remar juntos. En esta barca estamos todos como esos discípulos que hablan con una única voz y con angustia dicen estamos perdidos", dijo el Papa en un rito único durante el cual dio la bendición a los fieles y que fue transmitido por medios de comunicación.

Y siguió: "También nosotros nos damos cuenta que no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta sino todos juntos".

papa-francisco-bendicion-plenaria-27032020-1

Es la primera vez en la historia de la Iglesia católica que el papa reza en solitario ante la inmensa plaza vacía de San Pedro. Se trató de un rito inédito en el cual dio la bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad y al mundo) a todos los fieles que fue transmitido por televisión, internet y radio.

Antes había dicho que "desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido, densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles, y ciudades. Se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso. Se palpita en el aire y lo dicen las miradas nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que los discípulos del evangelio nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa". "Un vacío desolador que paraliza todo a su paso. Se palpita en el aire, lo dicen las miradas", dijo el Papa.

Coronavirus: Alberto Fernández recibió a curas villeros y escuchó los pedidos para enfrentar la pandemia

"Con la tempestad se cayó el maquillaje de los estereotipos que disfrazábamos. La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad. Solos nos hundimos, necesitamos al señor. El señor nos interpela desde su cruz. Es momento de expresar nuestro agradecimiento a todos los trabajadores silenciosos. Abrazar la cruz es abrazar las contrariedades de hoy. Hay que practicar nuevas formas de fraternidad y solidaridad. Con dios la vida nunca muere. El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación. Hay que dar espacio a la creatividad que sólo el espíritu es capaz de suscitar. Esta es la fuerza de dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede", agregó Francisco. 

"Ahora, mientras navegamos en mares complicados, te pedimos: Despierta, Señor". "En medio del aislamiento donde experimentamos la falta de los afectos, escuchamos una vez más el anuncio que nos salva: ¡Ha resucitado y vive a nuestro lado!”, expresó. "Dejemos que reavive la esperanza".

El coronavirus llegó al Vaticano: Papa Francisco prepara una Semana Santa inédita

Al terminar el rezo, Francisco caminó hacia el ícono de la salud del pueblo romano y rezó frente a un crucifijo al que se le atribuye la sanación de la gran peste de 1522.

"Esta tarde me gustaría confiarlo a todos al Señor, a través de la Virgen, descienda sobre vosotros la bendición de Dios: Señor, bendice al mundo, da salud al cuerpo y consuela los corazones. Nos pides que no sentamos temor, pero nuestra fe es débil, Señor y tenemos miedo. Pero tú Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repite de nuevo: No tengáis miedo y nosotros junto a San Pedro volcamos en ti todo nuestro agobio porque sabemos que tú nos cuidas”, concluyó.

J.D. /CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5053

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.