sábado 31 de julio de 2021
CULTURA Texto urgente
29-03-2021 12:25

Artistas, escritores e intelectuales en defensa de Estela de Carlotto

La carta titulada "Por la democracia" surgió como reacción ante una serie de declaraciones de miembros de Juntos por el Cambio.

29-03-2021 12:25

Este fin de semana comenzó a circular por redes sociales una carta titulada “Por la democracia”, que lleva la firma de escritores, intelectuales y artistas como Claudia Piñeiro, Guillermo Martínez, Gabriela Cabezón Cámara, Mariana Enriquez, Eugenia Almeida, María Esperanza Casullo, Leandro Cahn, Lita Stantic, Marcelo Piñeyro, Albertina Carri, Leonardo Sbaraglia, Gloria Carrá, Nancy Duplaá y Pablo Echarri, entre muchos otros. “Desde la recuperación de la democracia la sociedad argentina logró, en una reacción vital y distintiva frente a los años de horror de la última dictadura cívico militar, consensos básicos –se lee en el primer párrafo de la carta-. Estos acuerdos sostuvieron la expresión de una cultura democrática en la que las tensiones políticas y las disputas quedaron enmarcadas en el reconocimiento y el respeto por los organismos de derechos humanos y las figuras que lideraron la búsqueda de los niños y niñas apropiados y la investigación de los crímenes de Estado”.

Aunque en el texto no aparecen menciones explícitas, se descarta que la reacción de los firmantes se ocasionó ante una serie de declaraciones de políticos de Juntos por el Cambio, como la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que declaró que no le reconocía “autoridad moral” a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo; el diputado nacional Fernando Iglesias e incluso el expresidente Mauricio Macri que, en el vivo de Instagram del viernes pasado (cuyo objeto era la presentación de su libro de memorias), dijo que hacía rato que había dejado de entender cuál era el aporte de Carlotto a la sociedad. Otros representantes del partido que aspira a volver al poder en 2023 se manifestaron de manera similar en redes sociales. No es casual que los políticos decidieron compartir sus puntos de vista durante la semana en que se conmemoró el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. 

“Hace un tiempo estamos preocupados unos cuantos escritores, actores, comunicadores, politólogos, con respecto a algunas declaraciones dentro del ámbito político que parecieran dar cuenta del resquebrajamientos de los pocos consensos que tenemos los argentinos –dijo la escritora Claudia Piñeiro al ser consultada por PERFIL-. Uno de ellos es lo que a partir del juicio a las juntas militares fue nuestra tradición en la defensa de los derechos humanos y el repudio a la dictadura”. La autora de Catedrales destacó que los firmantes de la carta habían decidido intervenir en la arena pública al advertir la “gravedad” de las declaraciones de exfuncionarios y representantes políticos. “El silencio puede dejar la sensación de que la sociedad está de acuerdo –agregó-. Para dejar claro que no, en este caso por los distintos ataques que recibió Estela de Carlotto, es que decidimos participar en el debate público”. 

A esta carta pública, cuya redacción estuvo a cargo del escritor Julián López, se puede adherir enviando un mail al correo [email protected]. “Ante la creciente preocupación de un grupo de escritoras y escritores por ver cómo la lógica discursiva de las redes copó la dinámica política, con algunas manifestaciones particularmente violentas y en contra de lo ganado en estas décadas de democracia, quisimos manifestarnos –reafirma el autor La ilusión de los mamíferos-. El lenguaje es donde vivimos todos, es ahí donde estamos cada uno y donde nos encontramos con el prójimo, y como trabajadores de palabras nos parecía importante marcar que es ahí donde empieza la constitución de lo político, y que lo político, atento a una historia tan trágica como la nuestra, merece un trato respetuoso y fuera de pujas personalistas o negacionistas”. En menos de 24 horas, la carta recibió centenares de adhesiones.

El texto completo


Por La Democracia
Desde la recuperación de la democracia la sociedad argentina logró, en una reacción vital y distintiva frente a los años de horror de la última dictadura cívico-militar, consensos básicos. Estos acuerdos sostuvieron la expresión de una cultura democrática en la que las tensiones políticas y las disputas quedaron enmarcadas en el reconocimiento y el respeto por los organismos de derechos humanos y las figuras que lideraron la búsqueda de los niños y niñas apropiados y la investigación de los crímenes de Estado.

Ante las recientes declaraciones de líderes del arco político, declaraciones que preocupan a quienes más allá de las banderías partidarias acordamos defender lo logrado hasta aquí, instamos a confirmar y defender los límites que demanda una cultura democrática a la altura de nuestra historia, de los logros compartidos y de la estatura universal de personalidades de reconocimiento internacional como la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

La construcción de un discurso democrático capaz de promover y poner en circulación todas las opciones de manera responsable, respetuosa y constructiva es un deber irrenunciable de todas y de todos.