lunes 19 de abril del 2021
CULTURA Cancelación y debate
03-04-2021 13:53

Escándalo en el arte argentino: todos contra Rodrigo Cañete

En un duro comunicado, artistas, curadores y críticos repudian las publicaciones del crítico residente en Londres "por su odio hacia las mujeres, trans y adultos mayores, por su racismo y gordofobia". En diálogo con PERFIL, Cañete respondió a las acusaciones.

03-04-2021 13:53

Un nuevo debate aflora en el mundo del arte local. Este fin de semana la Asamblea Permanente de Trabajadoras del Arte Nosotras Proponemos (NP) dio a conocer un comunicado donde se repudian las publicaciones que el crítico de arte argentino residente en Londres Rodrigo Cañete hace en su blog Loveartnotpeople creado en julio de 2012. “NP repudia por su odio hacia las mujeres, trans y adultos mayores, por su racismo y gordofobia, las campañas de bullying, hostigamiento, acoso psicológico y moral que desde su blog y sus podcasts realiza Rodrigo Cañete contra artistas y profesionales del arte argentino. Sus publicaciones, que incentivan el odio y recurren a la mentira para desprestigiar personas, resultan inadmisibles y desde todo punto de vista despreciables”. 

A este repudio se sumó en pocas horas un comunicado de la Asociación Argentina de Críticos de Arte (AACA), donde se expresa una “profunda preocupación por el premio que el ICAA/MFAH (International Center for the Arts of the Americas at the Museum of Fine Arts Houston) otorgó por unanimidad a Rodrigo Cañete, candidato a doctorado por la Universidad de Warwick”. Cañete obtuvo este premio por un ensayo sobre el arte del Centro Cultural Rojas en la década de 1990. “Independientemente de la calidad del ensayo crítico premiado, al que AACA no tuvo acceso, nuestra preocupación apunta a la legitimación que un galardón de esta índole, otorgado por una prestigiosa institución, atribuye a una persona que se pronuncia pública y sistemáticamente ejerciendo violencia simbólica hacia artistas y colegas. Su uso de la falacia para denigrar a artistas y colegas no es representativo del ejercicio ético profesional. Desde la AACA consideramos que, en el ejercicio de la profesión, su escritura crítica no se encuentra desvinculada de su práctica bloguera violenta, misógina y transfóbica. Esperamos que la autoridades de ICAA/MFAH tengan en cuenta este repudio”. La AACA compartió esta petición en la plataforma Change.org, que fue firmada por artistas y críticos como Andrea Giunta, Adriana Lauria, Martín Di Girolamo, Nancy Rojas, Martín Churba, Carlota Beltrame y Karina El Azem, entre otros.

Por si fuera poco, la agrupación Curadorxs en Diálogo se pronunció al respecto sobre las publicaciones de Cañete, a las que considera “inaceptables y corrosivas ética, profesional y afectivamente” en vista de una “construcción colectiva de pensamiento crítico desde el campo del arte”. También solicitan que el ICAA del Museo de Bellas Artes de Houston revea la decisión de premiar a Cañete. Consultadas por este diario, autoridades de esa institución estadounidense dijeron que a partir del lunes considerarán los reclamos que legan desde el extremo sur de América. 

Varios artistas, críticos, galeristas, curadores y funcionarios a los que Cañete se refiere en su blog prefirieron no responder las preguntas de este diario a fin de evitar, según dijeron, un mayor “encarnizamiento” de parte del flamante autor de Historia a contrapelo del arte argentino (Sudamericana). No obstante, otros optaron por pronunciarse en forma pública. 

“Hoy en día el acoso es inadmisible –dijo la artista y curadora Cristina Schiavi-. No es extraño que nos manifestemos y digamos basta a todo el mal que está haciendo con su blog. Muchos le tienen miedo. Como no acuerdo ni acordé nunca con el acoso que hace en su blog, me negué a darle una entrevista sobre la retrospectiva de Omar Schiliro. A partir de ahí comenzó a acosarme, tratándome de imbécil y otros epítetos. Es un acosador cibernético que afecta a muches en lo individual y por lo tanto también afecta a nuestra comunidad”.

Según expresó la investigadora del Conicet y docente Georgina Gluzman, muchas personas han sido atacadas por Cañete en Loveartnotpeople. “El blog es una plataforma de odio –remarcó la autora de Trazos invisibles. Mujeres artistas en Buenos Aires (1890-1923)-. Los ataques que realiza no me parece que sean meros comentarios para descartar. Los discursos de odio son operativos en la sociedad y pueden tener consecuencias palpables. Su ataque a una trans muy visible de nuestro medio puede fácilmente escalar a violencia física, independientemente de que también rechazamos la violencia simbólica”. Cañete se ha referido en las últimas semanas no solo a las propuestas sino también al aspecto físico de la directora del Palais de Glace, Feda Baeza, o a las amistades masculinas del coleccionista y expresidente de Fundación arteBA, Alec Oxenford.

Adriana Rosenberg, directora de Proa, también quiso dar su testimonio. “Hay dos cosas que me parecen oscuras de su personalidad –indicó en referencia a Cañete-. En su blog, dedicado al sistema del arte argentino, él denigra y degrada ese sistema desde el exterior, lo que me hace sospechar que tiene una red de informantes; desde el punto de vista intelectual no es ético hablar de situaciones donde no se está presente. Su blog no es teórico sino de denuncia sobre la vida privada de las personas”. Respecto del premio, Rosenberg señaló que la institución que lo otorga debe dar a conocer su código de ética. “En ese sentido, hay que responsabilizar al Museo de Bellas de Artes de Houston”, dijo.  

El galerista y coleccionista Mauro Herlitzka dio su opinión respecto del premio otorgado a Cañete. “Las instituciones tienen códigos de ética; el presunto ganador es a través de su blog un odiador serial y que hace de la calumnia su modus operandi, ejerciendo abuso y bullying sobre la gente, elementos suficientes para no ser premiado ni trabajar en instituciones que promueve valores en la comunidad”, dijo. En su página de Facebook, la curadora Jimena Ferreiro (actual coordinadora de Planificación Museológica de la Dirección Nacional de Museos, Ministerio de Cultura de Nación), además de compartir el comunicado de NP, expresó que le parecía “inadmisible un aval académico de ese tipo para quien transformó la crítica del arte en un territorio de enconos personales, descalificaciones, ofensas y canalladas”.

Cañete respondió algunas consultas de este medio, vía mail. “Todo intento de cancelación busca suprimir determinados discursos considerados inconvenientes para algunos –dijo-. Yo soy un crítico de arte con un padre boxeador de origen guaraní y me hice de abajo. De piel marrón, y no blanca, emigré a un país central como Inglaterra y experimenté tanto aquí como en la Argentina el racismo y la homofobia, en primera persona. Con nueve años de existencia, el blog ha pasado por muchas etapas y he construido una red de interlocutores que desacredita los calificativos que ahora me endilgan. Si fuera racista, no creo que Ticio Escobar se siente a hablar conmigo. Si fuera misógino, dudo que alguien como Diana Dowek se hubiera prestado a lo mismo. Si fuera transfóbico, sería difícil que una leyenda latinoamericana de la militancia por los derechos de los homosexuales como Víctor Hugo Robles manifieste el apoyo y afecto mutuo que nos tenemos de manera pública”

Para el creador de Loveartnotpeople, el lugar desde donde lo califican, y no sus publicaciones, es lo preocupante. “Las que la que llevan adelante e iniciaron en Facebook el intento de cancelación tienen en común que hablan desde una tarima estatal sustentada por gobiernos federales y municipales. No se trata de ellas contra mí sino de posiciones institucionales frente a alguien que, como yo, autofinancia sus juicios estéticos. A diferencia de ellos, no tengo ni subsidios ni nada que se le parezca. Esto significa que el envalentonamiento de esa mal entendida corrección política se esgrime desde posiciones legitimadas por instituciones. Una cosa que he venido criticando en mi blog y en mi libro desde una perspectiva queer es cómo esa versión obsoleta del feminismo (por esencialista y biologicista) usado como brazo armado para cancelar arbitrariamente se hace desde el Estado. Eso debería preocuparnos por lo fascista porque, desde un punto de vista cultural, cancela todo riesgo y toda experimentación real en la cultura para monopolizar el bien, la verdad y el modo de referirse a él. Las cosas se presentan como indudables e indebatibles en el nombre del ‘arte’ y de la ‘ética profesional’. Yo diría que esta forma ha sido históricamente uno de los pilares de la política cultural del kirchnerismo en el que se estatizó lo ‘alternativo’. El resultado está a la vista”. 

Para Cañete, su blog tuvo que crear su propia legitimidad y fue atacado no solo como lo es ahora sino técnica y materialmente. “Sin ir más lejos, el macrismo lo hackeó y por ello, tuve que mudarme de servidor. Lo que quiero decir con esto es que una vez que el espacio público fue cooptado por el Estado, para hacer disidencia uno se tiene que mover a los espacios disponibles: en este caso, internet”. 

Negó además la validez de las acusaciones. “Es un problema de la intolerancia de los discursos. Lo que estos grupos específicos parecen no tolerar es la forma en la que yo me refiero en mi blog a ciertos juicios estéticos –dijo-. Sin embargo, gente que estudia el arte debería saber que, muchas veces, en sociedades negadoras, incomodar y ‘violentar la forma’ es la única manera de generar algo nuevo”. 

Consultado sobre si no había pensado en que sus publicaciones podían herir a las personas o incitar al odio, dijo: “Si tenemos en cuenta el pasado de violencia e invisibilización que constituye el eje argumental de mi libro, la Argentina llega al presente muy desacostumbrada al disenso. Diría que la ‘alegría’ macrista nos ha acostumbrado a que cualquier sátira agresiva o énfasis en el uso soez del lenguaje, todos modos válidos de intervención cultural sea inmediatamente tomado como personal y obsceno. Lo performativo de mi blog plantea una intervención estética basada en la sátira y el humor que no es ajena a una tradición argentina de crítica en momentos altamente opresivos. Seguramente, mi discurso desde el blog hiere egos pero el objetivo no son las personas sino las instituciones tras las que las personas se refugian para perpetuar su privilegio blanco. A eso yo lo llamo ‘la mafia del amor’, un círculo endogámico dinamizado por la dedocracia, el nepotismo y las prebendas”. Por último, indicó que si en estos diez años de Loveartnotpeople había dicho algo inconveniente sobre algunas personas pediría las disculpas del caso.