Cielo cubierto
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 13 de diciembre de 2018 | Suscribite
DEPORTES / central, a un paso del ascenso
domingo 12 mayo, 2013

Ser miembro de la OCAL, el estilo más original de cantar volver

La Organización Canalla para América Latina, creada por profesionales hinchas de Central, transita el final del duelo. El Gran Lama y los Misioneros Ocalistas, ramas de una locura colectiva.

por Redacción Perfil

Foto:

“Es como si nos juntáramos a comer un asado y contar cuentos verdes mientras al lado estamos velando a la madre.” Del otro lado del teléfono, el análisis es de José “Colorado” Vázquez, en estos días en los que Rosario Central está por firmar su vuelta a Primera. El Colorado es ministro de Prensa de la OCAL, la Organización Canalla para América Latina que, se confirma en la charla, todavía existe. Si sus actividades no fueron difundidas, no fue por la desaparición: hasta aquí, lo que se hacía era respetar el duelo que el destino le puso al club, estancado en la Segunda División desde hace tres años. Los cuentos verdes, por ahora, se susurran. En este tiempo, este grupo siguió con el festejo de su fecha patria, aunque sin hacer aspaviento: cada 19 de diciembre se juntó para celebrar el aniversario de la palomita de Aldo Pedro Poy que sirvó para derrotar 1-0 en el clásico a Newell’s y así clasificarse por primera vez en su historia a una final en Primera (para después ganar el título en el Nacional de 1971).

La OCAL tomó popularidad desde el cuento de Roberto Fontanarrosa que tiene como título la fecha de ese gol. Pero existe desde antes. Se creó el 13 de septiembre de 1966 y la AL representaba esa otra cuestión que los unía, el odio a Newell’s: la AL era de Anti Lepra.

La OCAL es un lugar sostenido por un grupo de personas que canalizan su fanatismo en este espacio, a través del humor, las ocurrencias y las leyendas. Y se proyecta: el 42º aniversario de la palomita de Poy se hará este año en Miami y ya hay ochocientos Misioneros Ocalistas (niños en formación) para continuar con este legado.

Jerarquías. El Gran Lama es la máxima autoridad y su identidad se desconoce. Sus palabras se difunden a través del doctor Eduardo Ferrari del Sel, un médico pediatra que es su representante. El Colorado, contador y fotógrafo, es ministro de Prensa. El ministro de Guerra permanece en el anonimato porque cumple acciones concretas. Una, por ejemplo, fue la expropiación del apéndice de Ricardo De Rienzo, que hoy pertenece al museo de la OCAL: un médico canalla estuvo a cargo de la operación del hombre de Newell’s, el 20 de diciembre del ’71, y se llevó el souvenir. El frasco en el que está tiene etiqueta: “Apéndice de De Rienzo, por donde, a veinte centímetros, pasó la pelota impulsada por Aldo Pedro Poy, de palomita”.

Después, hay otros Lamas con funciones diversas: algunos se encargan de cuestiones de imagen y diseño; otros, de ordenar los archivos de videos.

Los Misioneros Ocalistas son hijos de canallas nacidos a partir de junio de 1999, que tienen el compromiso de honor de asistir el 19 de diciembre de 2071 a festejar el Primer Centenario del Vuelo Histórico. Cada uno de ellos tiene un diploma que garantiza ese deber. A nadie se le ocurre pensar que no lo cumplirán.

Prócer. El título máximo le corresponde, claro, a Poy, el hombre del bigote eterno, hoy concejal de Rosario. Poy se prende en todas: ya se tiró de palomita en Rosario, Montevideo, La Habana, Miami, Santiago de Chile, Barcelona, Ushuaia, Mar del Plata y otros lugares del mapa. Un mechón de pelo suyo (sacado de su parietal izquierdo) es otro de los tesoros del museo que, por cuestiones de seguridad, está repartido en diferentes casas de los integrantes de la OCAL.

“¡Aldo Poy, Aldo Poy, el papá de Ñulsolboys!”, es el cantito que suena cada vez que el ex delantero aparece en escena. Como bien lo describió el periodista y escritor chileno Francisco Mouat, el gol de Poy es el más largo del mundo.

“Seamos Poy porque Poy es nosotros. Poseer su imagen como forma de concretar la fantasía de volar”, es una de las frases que aparece en uno de los cuadernillos elaborados por la OCAL. Allí también hay una frase del prócer, que alguna vez dijo: “Este hecho no me pertenece. Es más, creo que nunca me perteneció. Fui la síntesis de los deseos de miles de hinchas. La excusa y el móvil utilizado por el apetito centralista. Mi imagen, mi cuerpo, mi vuelo. Por eso es hora de multiplicar el efecto. Sean ustedes yo, porque yo soy ustedes”.

¿Y después de Poy? En la OCAL está todo pensado. El Gran Lama está capacitando a su sucesor, que hoy tiene 12 años. “La elección es perfecta”, dice el Colorado y cuenta que el Gran Lama siente algunas contradicciones en la capacitación. ¿Se le debe transmitir el odio por el rival? ¿O es preferible que sienta indiferencia por Newell’s? Mientras, las reacciones del chico ante la derrota rival están siendo observadas.

En paralelo, a Poy se le hacen chequeos médicos permanentes. Hay dos prótesis suizas de rodilla, de primer nivel, para cuando su rodilla izquierda no pueda más. Además, se piensa en la clonación.

El doctor José Cibelli, un veterinario canalla que trabaja en Estados Unidos, es uno de los Miembros de Honor y está a cargo del Departamento de Clonaciones: la idea es que Aldo pueda ser clonado para que la palomita no muera. Nunca.

 

Excelencia académica

La OCAL tiene la Universidad Autónoma Ocalista. “Ingreso restricto. Excelencia académica”, es su eslogan. Allí hay Lamas que son profesionales con vocación de investigación. Uno de sus trabajos fue detectar que el origen de Rosario Central no es inglés sino escocés. En el club se preguntaban por qué la camiseta alternativa del equipo era blanca y azul. Y la Universidad lo resolvió: el blanco y el azul son los colores de la bandera de Escocia. Además, confirmó que Colin Bain Calder, fundador del club, había nacido en Dingwall, un pueblo de aquel país.

La Universidad realizó varios cuadernillos. Uno fue el de la Serie de Historia, en el que figuraban los más de treinta abandonos que Newell’s había protagonizado a lo largo de su historia.

Entre los productos de la OCAL aparece también el calendario, que contiene algunas fechas clave. Una, la fecha patria, el 19 de diciembre de 1971. Otra, la Navidad Ocalista, que se celebra el 14 de septiembre, día del cumpleaños de Poy. Pero además, ese festejo incluye el del aniversario de la fundación de la agrupación, que ocurrió un día antes, el 13 de septiembre de 1966.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4477

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard